¿Puedo usar mi clave de Windows para activar una máquina virtual?

La mayoría de los ordenadores de sobremesa en estos momentos y desde hace años, se basan en el sistema operativo Windows de Microsoft. Todo ello a pesar de las múltiples opciones disponibles y gratuitas que podemos instalar. Este es un software de pago que requiere de una licencia o clave personal, ahora veremos si la podemos utilizar en una máquina virtual.

Cuando compramos un nuevo PC con Windows, lo que no podemos pensar es que el sistema operativo nos ha salido gratis. El proveedor del equipo tiene que pagar la licencia de Windows, por lo que de un modo u otro nos lo cobra a nosotros. Por el contrario, la mayoría de las distribuciones Linux son gratuitas, por lo que se convierte en una excelente alternativa. Pero en estas líneas nos queremos centrar en el sistema de los de Redmond y en la clave necesaria para activarlo.

Aunque utilicemos Windows en nuestro dispositivo, siempre tenemos la posibilidad de utilizar una máquina virtual para probar otros sistemas. Esto no puede ser de mucha utilidad para echar un vistazo de primera mano a un Linux que nos gustaría ver, o instalar de nuevo Windows para realizar pruebas y no correr riesgos. Hay que tener en cuenta que todo aquello que llevemos a cabo en la máquina virtual no afecta al sistema original.

Precisamente por todo ello nos podemos llegar a preguntar acerca de la posibilidad de usar la clave de Windows para activar el sistema en una máquina virtual. Pues bien, en un principio os diremos que efectivamente sí que tenemos la posibilidad de llevar este movimiento a cabo, pero con restricciones. Además, también os vamos a decir que esto no siempre es lo más recomendable, como veremos a continuación.

clave windows

Limitaciones al usar la clave de Windows en una máquina virtual

Una vez hemos cargado la imagen ISO de Windows en nuestra máquina virtual, para ponerla en funcionamiento nos va a pedir la clave de manera convencional. Aquí lo primero que debemos saber es que en un principio tenemos la posibilidad de usar la misma si es de tipo Retail. Asimismo, la tenemos que haber activado con anterioridad en algún otro Windows para poder usarla en la máquina virtual.

Pero claro, si tenemos en consideración que cada una de estas licencias tan solo la podemos activar en un PC, si lo usamos en la máquina virtual, la perdemos en el sistema original. Esto quiere decir que estas claves Retail serían de utilidad en la VM si tenemos más de una sin usar y queremos aprovecharla aquí. Igualmente se puede dar el caso de que dispongamos de una licencia de tipo OEM, veamos lo que podemos hacer.

En muchas ocasiones nos encontramos por internet con licencias baratas tipo OEM, que serían la opción más adecuada para usar en una máquina virtual. La razón de todo ello es que por un precio reducido dispondríamos una clave oficial en este sistema virtualizado. Pero no siempre es la opción recomendable, más si tenemos en consideración que perderíamos esa licencia al cambiar de VM, y además no podríamos volver a utilizarla en ningún otro equipo.

Tras saber todo esto, queda patente que sí que tenemos la posibilidad de utilizar una licencia de Windows en una máquina virtual, pero debemos tener en cuenta los inconvenientes.

¡Sé el primero en comentar!