Consigue una clave de Windows 10 y 11 gratis y legal

Consigue una clave de Windows 10 y 11 gratis y legal

Rubén Velasco

Windows, desde siempre, ha sido un sistema operativo de pago. Para usarlo es necesario pagar la licencia a Microsoft. Esta podemos comprarla directamente en una tienda, en la Microsoft Store o a través del fabricante de nuestro ordenador. Por ello, si alguna vez hemos comprado un ordenador (ya sea portátil o de sobremesa) con Windows instalado, habremos pagado, aunque sea indirectamente, por este sistema. Sin embargo, los tiempos cambian, y hoy en día es posible conseguir una clave de Windows 10 y 11 legal sin pasar por caja, es decir, gratis. Os vamos a explicar cómo.

Como seguramente ya sabremos, Windows es el sistema operativo más popular del mundo, al igual que también es el más pirateado. Principalmente, esto ocurre porque los usuarios piensan que el sistema operativo de Microsoft es muy caro. Como esto es algo que no tiene porque ser así, podremos ve cómo podemos usar Windows gratis sin comprar una clave o bien obteniendo un clave por un precio mucho más económico que el que seguramente podamos imaginar.

Ventajas de usar un Windows legal

La gente, por lo general, es reacia a pagar. Aunque sea por un producto que utiliza varias horas a diario. Esta es la razón por la que la piratería sigue siendo un problema para la música, las películas, los juegos e incluso el software. Si puedo conseguirlo gratis, ¿por qué voy a pagar?

Es cierto que podemos encontrar muchas claves ilegales en la red, además de activadores, que nos permiten usar este sistema operativo sin pagar. Sin embargo, recurrir a este tipo de programas implica poner en peligro nuestro ordenador.

En el caso de las claves que podemos encontrar por ahí, estas en cualquier momento pueden ser marcadas como «pirata» y bloqueadas, dejando nuestro ordenador sin activar, y limitando funciones del mismo. Esto, en un principio, no supone ningún problema para la seguridad, pero nuestra Cuenta Microsoft podría quedar ya marcada por la compañía, y dar lugar a posibles baneos o sanciones legales. Nunca ha pasado, pero es una posibilidad real si nos paramos a leer los términos que aceptamos al instalar el sistema.

Si por el contrario optamos por el uso de programas, entonces sí estamos poniendo en peligro el ordenador. Estos programas son de código cerrado, y están creados por piratas informáticos. Aunque cumplen con su cometido, no sabemos qué más cambios hacen en el ordenador. Incluso hay muchos «falsos activadores» que directamente son malware camuflado. Una prueba de ello es que todos estos programas nos obligan a desactivar el antivirus. ¿En serio merece la pena poner en peligro toda la seguridad del PC?

Malware activador Windows ilegal

Problemas usar Windows sin activar

Ya se encarga Microsoft de intentar convencernos de diferentes maneras de que adquiramos una licencia de su sistema y lo activemos. De hecho, en la última versión del sistema operativo que tenemos a nuestra disposición desde hace unos meses, nos encontramos con una serie de inconvenientes y molestias dentro del propio software. Estas son precisamente las que os vamos a describir a continuación.

  • Marca de agua presente en el escritorio: uno de los elementos presentes en un Windows sin activar y que nos puede resultar molesto, es una marca de agua que se sitúa en el escritorio. La misma deja patente que estamos trabajando en un sistema operativo en el que aún no hemos introducido la correspondiente licencia.
  • Mensajes de recordatorio: pero eso no es todo, sino que además y mientras trabajamos con nuestro equipo, aparecerán mensajes que nos recordarán este hecho. Estos se encargan de avisarnos que debemos activar Windows 11 o Windows 10 para disfrutar de todas sus funcionalidades.
  • No podemos cambiar la personalización: uno de los grandes problemas ante los que se encuentran aquellos que usen Windows sin activar, se relaciona con la personalización del software. Este sistema nos propone multitud de funciones relacionadas con esta temática, pero no podremos beneficiarnos de las mismas sin una licencia activa. Las limitaciones que encontramos en este apartado son:
    • Cambiar el fondo o aplicar temas.
    • Cambiar los colores del sistema.
    • Modificar la fuente por defecto de Windows.
    • Configurar el menú inicio y la barra de tareas.
  • Aviso en la aplicación de Configuración: hay varios apartados que se consideran como fundamentales en este sistema operativo. La aplicación de Configuración es uno de ellos. Es por ello por lo que Microsoft ya se encarga de avisarnos acerca de la activación de Windows en este apartado tan habitual. Evidentemente esto se puede convertir en una molestia con el paso del tiempo.

Métodos para tener Windows gratis

Pero no todos los métodos para conseguir Windows 10 y Windows 11 gratis son ilegales ya que la mayoría de ellos son permitidos por Microsoft. Si realmente no quisiera que se pudieran utilizar estos trucos, existen muchas formas de limitar su uso, ya que estos equipos, más tarde o más temprano acaban conectándose a internet y ahí es donde Microsoft puede saber cómo se ha instalado la licencia, tipo de licencia es, de donde proviene y mucho más. A continuación, vamos a ver algunas formas de conseguir la licencia del sistema operativo totalmente gratis, de forma legal, y sin correr riesgos innecesarios.

Y es que hay que tener en consideración que no todo el mundo está en predisposición de gastar en torno a 150 euros por una licencia válida del sistema de Microsoft. En su lugar multitud de usuarios, que igualmente quieren encontrarse dentro de la ley, intentan utilizar algunos trucos para sí disponer de un sistema plenamente verificado y con su correspondiente licencia. Esto es algo de lo que os vamos a hablar ahora y que seguramente os será de mucha ayuda.

Actualiza una clave de Windows 7 u 8.1

Una de las formas de poder conseguir la última versión de Windows gratis es actualizar una licencia antigua para que funcione con el último SO. Hace años, en la era de Windows XP y Windows Vista, Microsoft nos obligaba a pasar por caja de nuevo, aunque si teníamos una licencia antigua podíamos «actualizarla» más barata. Ahora, este proceso es totalmente gratuito.

Si tenemos una clave original de Windows 7, por ejemplo, podemos actualizar directamente nuestro PC a Windows usando el asistente de Microsoft. En el proceso, la clave se validará en los servidores de Microsoft y, si realmente es original, se actualizará para convertirse en una clave totalmente válida de Windows 10 o Windows 11. Cuando acabe el proceso de actualización, nuestro Windows estará correctamente activado con la clave legal. Dependiendo de la edición del sistema antiguo (Home, Pro, Ultimate, etc) se nos asignará una clave de Windows Home o Pro acorde a la edición utilizada.

En ningún momento veremos nosotros la nueva clave, pero hay programas (como ProduKey) que nos permitirán rescatarla del sistema para usarla, si queremos, en otro PC. Eso sí, si la clave es OEM, esta estará ligada al hardware del PC, por lo que no podremos usarla en otros ordenadores, o tendremos que hacerlo a través del servicio técnico de Microsoft.

Tal y como os podréis imaginar esto es algo que podemos probar si disponemos de un equipo realmente antiguo que no utilicemos pero que disponía de una licencia legal de alguna versión antigua de Windows. No tendremos más que extraer la correspondiente numeración de serie introducirla en el nuevo PC con Windows que aún no tenemos en registrado.

Interfaz produkey

Usar las claves genéricas de Microsoft

Cada clave de Windows debería ser privada. Si la compartimos en Internet, la gente empezará a usarla de forma masiva para activar sus ordenadores, Microsoft la detectará como «pirata» y la bloqueará. Y entonces habremos perdido el dinero. Sin embargo, no todas las claves de Windows que podemos encontrar por la red son piratas, sino que también hay algunas claves originales útiles para instalar el sistema operativo. Estas son las que conocemos como «claves genéricas».

Las claves genéricas son un tipo de clave de Windows, facilitadas por la propia Microsoft, para que los usuarios puedan descargar, instalar y probar el sistema operativo. Estas claves genéricas para instalar y activar Windows 10 son:

  • Windows 10 Home: TX9XD-98N7V-6WMQ6-BX7FG-H8Q99
  • Windows 10 Pro: VK7JG-NPHTM-C97JM-9MPGT-3V66T
  • Windows 10 Home Single Language: 7HNRX-D7KGG-3K4RQ-4WPJ4-YTDFH
  • Windows 10 Enterprise: NPPR9-FWDCX-D2C8J-H872K-2YT43

En el caso de que lo que estemos haciendo es instalar y activar Windows 11, también vamos a poder usar una serie de claves genéricas para este sistema operativo. Estas son:

  • Windows 11 Home: YTMG3-N6DKC-DKB77-7M9GH-8HVX7
  • Windows 11 Pro: VK7JG-NPHTM-C97JM-9MPGT-3V66T
  • Windows 11 Home Single Language: BT79Q-G7N6G-PGBYW-4YWX6-6F4BT
  • Windows 11 Education: YNMGQ-8RYV3-4PGQ3-C8XTP-7CFBY
  • Windows 11 Enterprise: XGVPP-NMH47-7TTHJ-W3FW7-8HV2C

Eso sí, debemos tener en cuenta que, aunque las claves son legales, no nos van a activar Windows permanentemente. Lo que van a hacer estas claves es activar una especie de «periodo de prueba» durante el cual podremos hacer uso del sistema operativo sin limitaciones. Cuando se acabe el periodo de prueba tendremos que cambiar la licencia por la que hayamos comprado nosotros. Eso sí, podremos hacerlo desde la Configuración, dentro de «Actualización y seguridad > Activación», no tendremos que pagar de nuevo.

De hecho, en muchas ocasiones vamos a encontrarnos con la situación de que estas claves genéricas no funcionan desde el primer momento. En realidad, se podría considerar como una solución temporal para aquellas situaciones en las que instalemos Windows en un nuevo equipo, pero aún no hayamos obtenido una licencia definitiva. Sea como sea con el tiempo o sin recomendamos que intentéis haceros con una para siempre y así beneficiarnos de las ventajas de este sistema operativo.

Activación clave Windows 10

En el caso de Windows 11, la información relacionada con la clave de licencia del sistema operativo podemos encontrarla dentro del panel de Configuración igualmente, dentro de Sistema > Activación. Ahí podremos comprobar que la clave está correctamente activada, y, si lo necesitamos, cambiar la clave de licencia del sistema operativo por una nueva.

Estado cambiar clave Windows 11

¿Es seguro usar las claves genéricas?

Muchos usuarios, cuando echan mano de estas claves genéricas que se encuentran fácilmente en internet, consideran que ya tienen resuelto el tema de la licencia para su sistema Windows, cuando en realidad no es así. Como os hemos contado antes, estos números de licencia se pueden utilizar como solución temporal a la hora de instalar el sistema operativo en nuestro ordenador. Más tarde o más temprano nos veremos en la obligación de adquirir una clave legítima y propia para activar para siempre Windows.

Sin embargo, los más previsores y cuidadosos de su privacidad en ocasiones se pueden preguntar hasta qué punto son seguras estas claves genéricas que os comentamos. Y es que esta es una solución que puede parecer demasiado sencilla e incluso peligrosa. Sin embargo, algo que debemos tener en consideración a la hora de utilizar estas cadenas de números en nuestro equipo, es que son claves que en un principio proporcionó la propia Microsoft. El fin de todo ello es que podamos instalar el sistema operativo en nuestro ordenador sin problema alguno, sin tener que activarlo de forma definitiva en ese preciso instante.

Por tanto, podemos considerar que la peligrosidad de estas claves genéricas es nula, lo que se traduce en que podremos utilizarlas con total seguridad. Eso sí, si buscamos estas claves por internet, siempre deberíamos extraerlas desde páginas web totalmente fiables, de lo contrario sí que podríamos correr riesgos.

Activar Windows gratis con la clave de Windows 7 o 8.1

Si aún tienes el ordenador con Windows 7 o con Windows 8/8.1, pero no lo quieres actualizar a Windows 10 o Windows 11 usando el asistente, hay un truco que nos permite activar el sistema operativo usando la clave de nuestro sistema operativo antiguo. Siempre y cuando, por supuesto, sea legal.

Para ello, simplemente debemos seguir los siguientes pasos:

  • Descargamos una ISO de Windows. La montamos en Windows 7 (o en 8.1), y dentro de la carpeta «sources» encontraremos un programa llamado «gatherosstate.exe».
  • Copiamos «gatherosstate.exe» al escritorio de Windows 7 (u 8.1), y lo ejecutamos.
  • En unos segundos veremos un archivo llamado «GenuineTicket.xml».
  • Copiamos este «GenuineTicket.xml» a una memoria USB.
  • Formateamos el ordenador, e instalamos Windows omitiendo la licencia o usando una clave genérica.
  • Copiamos el archivo «GenuineTicket.xml» al directorio C:/ProgramData/Microsoft/Windows/ClipSVC/GenuineTicket.
  • Reiniciamos el ordenador un par de veces usando la opción «Reiniciar» (no apagar y encender).

Listo. Ahora podremos ver cómo nuestro Windows se ha activado correctamente usando la clave del Windows 7 o del Windows 8.1 original gratis, sin pagar. Aunque en un principio pueda parecer un proceso un tanto complejo, en realidad es bastante sencillo. Lo único que tenemos que hacer es seguir los pasos que os hemos expuesto en estas líneas para así poder activar Windows con la clave de una versión antigua sin problema alguno.

Hazte Insider

Windows Insider es el programa de betas que Microsoft pone a disposición de todos los usuarios que quieren disfrutar de primera mano, todas las funciones que Microsoft está probando y que llegarán en las próximas actualizaciones de Windows 11, ya que con el lanzamiento de Windows 10, Microsoft dejó de actualizarlo, aunque seguirá ofreciendo soporte para 2025. Para descargar y utilizar estas betas, no es necesario tener una licencia oficial de Windows 11, por lo que es una de las mejores opciones para disfrutar de Windows 11 de forma totalmente gratuita.

Si has leído bien, el programa Insider se trata de un programa de versiones beta de Windows 11. No se trata de versiones finales, sino de versiones que se encuentran en fase de prueba, por lo que es probable que la estabilidad del sistema no sea la mejor de todas. No es recomendable utilizar este tipo de versiones en ordenadores portátiles, ya que si la última beta disponible, tiene un problema con la gestión del consumo de recursos, nos podemos quedar sin batería a las primeras de cambio, lo que puede ser un problema si no tenemos un cargador y un enchufe a mano.

Windows 11 Insider Preview

A través el programa Windows Insider, también podemos a acceder a versiones preliminares de la beta y a las versiones posteriores al lanzamiento de la versión final, denominada versión preliminar. El único requisito para poder acceder a este programes es disponer de una cuenta de Microsoft. Una vez nos hemos dado de alta en el programa, debemos acceder a las opciones de configuración de Windows y activar la recopilación de Datos de diagnóstico, para que Microsoft recopile datos acerca del funcionamiento de la versión que instalemos, datos que utilizará para mejorar su funcionamiento y conocer los problemas que esté originando. Esta opción se encuentra disponible en Privacidad > Comentarios y diagnósticos – Datos de diagnóstico opciones (sección derecha) dentro de las opciones de configuración.

A continuación, desde las opciones de configuración, accedemos a Actualización y seguridad > Programa Windows Insider. En la sección derecha, pulsamos en Comenzar. El sistema descargará la última versión disponible dependiendo de si queremos instalar una versión previa, beta o preliminar.

Eso sí, nos recomendamos bajo ninguna circunstancia que utilicéis estas versiones insider que nos envía Microsoft como sistema operativo final en nuestro equipo. La razón de ello es que nos podemos encontrar con algunos importantes fallos que podrían poner en peligro los datos que aquí guardemos.

¿No te sirven los métodos anteriores? Compra una clave barata

¿Qué ocurre si los métodos anteriores no nos sirven? Entonces no nos queda otra que pasar por caja y comprar una licencia. Por desgracia, las claves de Windows son demasiado caras (145 euros en el caso de la Home, y 259 en el caso de la Pro), y este es un precio que muchos no pueden, o quieren, pagar.

Existe una alternativa en el limbo entre lo legal y lo ilegal, aunque Microsoft no dice nada al respecto, por lo que en un principio no debería existir ningún problema: comprar claves baratas para Windows. ¿Es legal? En un principio, Microsoft no permite esta técnica, ya que va en contra de los términos de licencia. Sin embargo, en la Unión Europea dicho término es legal, por lo que, por ley, tiene que permitirlo si quiere tener presencia aquí.

Lo que hacen las tiendas de claves OEM baratas es aprovecharse de este vacío legal, conseguir claves OEM de ordenadores ya desechados y desactivarlas por teléfono con Microsoft. Una vez que la clave está desactivada, la venden muy barata a cualquiera interesado. Una clave de Windows 10/11 Pro puede costar unos 5 o 6 euros. No es gratis, pero es lo que conocemos como «casi gratis».

¿La clave es legal, o nos dará problemas? A grandes rasgos, la clave es legal, una clave tipo OEM que se liga a nuestro hardware y nos permitirá usar Windows de forma ilimitada. En teoría, la tienda solo debería vender cada clave a una sola persona, por lo que no deberíamos tener problemas. Pero si la tienda vende una misma clave a varias personas, entonces Microsoft terminará por deshabilitarla, aunque es poco probable que suceda ya que, una vez se ha registrado en la cuenta de usuario, no se puede volver a utilizar en ningún otro equipo si previamente no la desvinculamos del equipo.

Las licencias digitales, se asocian a un equipo concreto, por lo que no podemos utilizarlo en otros dispositivos. Pero ¿qué pasa si cambio algún componente del equipo? Si cambiamos algún componente del equipo, como, por ejemplo, la paca base, al formatear y reinstalar el sistema operativo (si no queremos tener problemas de rendimiento y funcionamiento), al introducir los datos de nuestra cuenta de usuario a la que está asociad la licencia, veremos como este no se activa. La solución no es comprar una nueva licencia, aunque sea de estas económicas.

Microsoft permite a los usuarios asociar esa misma licencia a los equipos que han sustituido algún componente de hardware, aun cambio bastante habitual en ordenadores de sobremesa, pero no en portátil, ya que cambiar una placa cuesta más que el propio equipo, tan solo en mano de obra, por no hablar de la placa. Para volver a asociar el equipo a nuestra cuenta, debemos acceder al apartado Activación que se encuentra dentro de las opciones de configuración de Windows, dentro de Sistema – Acerca de.

En ese apartado, pulsamos en He realizado un cambio de hardware y seguidamente, esperamos a que Microsoft analice que cambio hemos realizado, lo registre en la cuenta y vuelva a asociar la licencia a nuestro equipo. Si, volvemos a cambiar la placa, para utilizar la que teníamos anteriormente, nos vamos a encontrar con el mismo problema, por lo que tendremos que realizar el mismo proceso. Si ampliamos la memoria RAM o cambiamos el disco duro, no vamos a tener ningún problema de este tipo.

¿Qué es KMSpiko?

Seguro que también hemos oído hablar a menudo de una herramienta llamada «KMSpiko«. Se trata de un programa especialmente desarrollado para emular un servidor de Windows Key Management Services (KMS) a través del cual poder activar la licencia de un ordenador con Windows. Se puede encontrar en redes torrent, páginas web, en foros o incluido dentro del mismo paquete con el sistema operativo pirateado y todos los sistemas operativos los clasifican como archivo malicioso una vez es detectado en el equipo, por lo que la única forma de poder utilizarlo, es desactivando el antivirus, lo que supone un problema de seguridad muy grave para el equipo.

Por lo tanto, este software ilegal no es más que una herramienta que nos va a permitir montar un servidor KMS en el ordenador y usar claves para empresas para activar el sistema operativo. Obviamente, todo ello a través de un proceso totalmente ilegal y muy peligroso para los usuarios. ¿Por qué? Porque realmente no sabemos cómo funciona este programa (o cualquier otro programa basado en él).

KMSpico puede llegar a ser un archivo peligroso ya que puede contener un virus, por lo que en este caso infectaría el ordenador y sería necesario borrarlo una vez descargado. No todos los antivirus son capaces de detectarlos, aunque es una de las varias amenazas que existen para activar Windows, Office u otras herramientas ajenas a Microsoft.

Como es habitual dentro de los ámbitos del software ilegal (ya sean programas, juegos, sistemas operativos, etc), los piratas informáticos buscan siempre sacar beneficio de todas las situaciones. Y, a costa de activar Windows gratis a los usuarios, suelen esconder malware, o puertas traseras, en los ordenadores de aquellos que confían en este programa. Y esto, a la larga, implica graves problemas de seguridad. Además, debemos destacar la gran cantidad de páginas web maliciosas que nos engañan para bajar este activador y que, en realidad, están bajando malware para infectar nuestro PC.

KMSpiko VirusTotal

Por lo tanto, nunca está de más conocer todas las opciones que tenemos. Pero, con la gran cantidad de alternativas que tenemos para activar Windows gratis, es mejor no correr riesgos innecesarios, ya que, como decimos, estas herramientas pueden terminar saliéndonos muy caras y dándonos muchos disgustos. Además, en este caso concreto, con el tiempo, Microsoft detecta que se trata de una clave generada de forma ilegal y acaba desactivando la copia, por lo que realmente, no merece la pena perder el tiempo. Cualquier de las soluciones que os mostramos en este artículo son igual de válidas y funcionales.

Conseguir clave para máquina virtual

Las máquinas virtuales son perfectas para probar ciertas funciones de nuestro sistema operativo, o tener siempre a mano una versión más antigua de Windows para poder ejecutar, por ejemplo, ciertos programas. Sin embargo, cuando vamos a poner en marcha una de estas máquinas virtuales nos encontramos con un problema: ¿qué pasa con la licencia de Windows?

Para poder usar el sistema sin problemas ni limitaciones tenemos que activarlo. Y la clave de nuestro PC principal solo sirve para un equipo, por lo que si la usamos para la máquina virtual (en caso de que sea de tipo Retail), se desactivará el PC principal. Entonces, ¿qué puedo hacer?

Antes que recurrir, excepcionalmente, a un activador, hay una forma de tener un Windows virtual activado de forma 100% legal: descargar la máquina virtual para desarrolladores. Estas máquinas han sido configuradas, y activadas, directamente por Microsoft de manera que los usuarios puedan bajar una versión de Windows totalmente legal y usarla sin ninguna limitación. Eso sí, estas caducan cada cierto tiempo, por lo que, cuando expire, tendremos que bajarla de nuevo para seguir utilizándola. Es recomendable, para evitar perder archivos, almacenar los archivos con los que trabajemos en nuestro PC, no a través de la máquina virtual, ya que una vez deje de funcionar, no vamos a poder acceder a esos datos. Para hacerlo, si utilizamos VirtualBox debemos instalar Virtual Tool y en el caso de WMware instalar las VMware Tools. De esta forma, podemos acceder a la máquina anfitriona (donde hemos instalado VirtualBox o VMware) desde la máquina invitada (sistema operativo que hemos instalado) para almacenar todos los archivos con los que trabajemos. Además, también nos permite copiar y pegar archivos y textos entre ambas máquinas.

Estas versiones con plenamente funcionales y vamos a poder sacarle el mismo partido que una versión normal, incluso más, ya que se trata de la versión más completa que Microsoft lanza al mercado, la versión Enterprise, una versión de Windows con la que vamos a poder todo aquellos que tanto las versiones Pro como Home no nos permite hacen. Eso sí, la limitación de tener que utilizarla a través de una máquina virtual, requiere que el equipo no ande escaso de recursos, ya que, de lo contrario, todo el sistema se verá ralentizado y no merecerá la pena utilizarla. Utilizar una máquina virtual es la mejor opción para utilizar Windows 11 en equipos que no son compatible oficialmente con Windows 10. También podemos utilizar estas máquinas para instalar y probar aplicaciones que no tenemos muy claro si finalmente vamos a acabar utilizándola de forma habitual.

Si, por cualquier motivo, la máquina virtual se ve infectada por un virus, no hay que de que preocuparse, ya que este no va a salir de ahí. Para eliminarlo, la solución más sencilla para por eliminar directamente la máquina virtual y volver a instalarla nuevamente, aunque si queremos conservarla, podemos utilizar Windows Defender para analizar y borrar el virus, malware y demás de los que haya podido contagiarse nuestro equipo.

2 Comentarios