¿Quieres probar macOS? Así puedes instalarlo en Windows 10

¿Quieres probar macOS? Así puedes instalarlo en Windows 10

Rubén Velasco

macOS es el sistema operativo de Apple, un sistema conocido sobre todo por su seguridad, estabilidad y rendimiento. Sin embargo, a diferencia de Windows o Linux, este sistema no se puede instalar en cualquier ordenador. Para usarlo, es necesario comprar y usar un Mac, los propios ordenadores que vende Apple. Esto hace que muchos usuarios se queden con las ganas de probar este sistema operativo. Por suerte, gracias a las máquinas virtuales, cualquiera podrá usar este sistema operativo y disfrutar de sus ventajas sin tener que gastarse un dinero en comprar un Mac.

Una máquina virtual es un ordenador generado por un programa informático sobre el cual podemos instalar cualquier sistema operativo como si se tratase de un ordenador real. Hay muchos programas para virtualizar sistemas operativos, aunque los más conocidos son VMware, como opción profesional, y VirtualBox, como alternativa OpenSource.

Aunque podemos instalar Windows, Linux y muchos otros sistemas operativos en estas máquinas virtuales, a la hora de intentar instalar macOS en Windows o Linux nos encontramos con una gran cantidad de inconvenientes. Apple pone muchos impedimentos a macOS (sobre todo en el kernel y en los drivers) para evitar que se instale su sistema operativo en ordenadores que no sean suyos. Por ello, o bien recurrimos a técnicas como el hackintosh, o debemos encontrar otras formas de hacerlo.

VMware y VirtualBox no dan soporte oficial para instalar macOS por temas legales. Pero con unos parches y algunas configuraciones especiales sí es posible hacerlo. Y aunque es un proceso bastante largo, siguiendo estos pasos podremos tener macOS funcionando sobre Windows 10 en unos cuantos minutos.

Máquina virtual con macOS vs Hackintosh

Hay usuarios que se preguntan si es mejor montar una máquina virtual u optar por montar un hackintosh para instalar el sistema operativo de Apple en un PC real. Cada sistema tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

La verdad es que el concepto de Hackintosh es muy llamativo. Instalar macOS en un PC real tiene sus ventajas, empezando principalmente por el rendimiento. Este sistema funcionará igual, o mejor, que en un Mac real. Sin embargo, hacerlo implica configurar un montón de cosas, algo que puede ser complicado para algunos usuarios. Además, necesitamos un disco duro dedicado para la instalación, y el sistema operativo puede ser inestable debido a los drivers de terceros que debemos instalar.

Por otro lado, la máquina virtual no nos va a dar todo el rendimiento que nos ofrecería el sistema instalado real en un PC, pero el proceso es mucho más sencillo y, sobre todo, seguro. No vamos a tener ningún problema en Windows mientras todo lo que hagamos en Mac lo hagamos dentro de la máquina virtual.

Requisitos y preparación

Este proceso se puede realizar en prácticamente cualquier sistema operativo, con cualquier hardware y con cualquier hipervisor de máquinas virtuales. Pero nosotros vamos a hacerlo sobre Windows 10 (concretamente la última versión del sistema operativo), y usando VMware Workstation Pro, ya que hemos podido comprobar que es la que mejor (y más fácil) hace funcionar macOS.

Lo primero que necesitamos es tener instalado en nuestro ordenador VMware Workstation 15.5 (o 15.5.1). Las versiones antiguas pueden dar problemas al instalar macOS. Y en las más nuevas puede que no podamos aplicar el parche que vamos a ver a continuación.

Además, por supuesto, es necesario tener al menos 8 GB de memoria RAM (recomendable 16 GB), un procesador de gama alta con varios cores e hilos (con AMD Ryzen no hemos conseguido hacer funcionar esta máquina virtual, solo con Intel). Y es recomendable tener un SSD para que el rendimiento sea excelente.

Parchear VMware para instalar macOS en Windows

Para poder instalar y ejecutar el sistema operativo de Apple en una máquina virtual debemos parchear, tanto VMware como VirtualBox. Y el proceso no es precisamente sencillo. Sobre todo en VirtualBox. Por eso, nosotros vamos a usar en todo el proceso VMware.

Para ello, lo primero que haremos será descargar un «unlocker». Este pequeño parche se encargará de hacer lo siguiente en la máquina virtual:

  • Parchea los binarios y procesos vmware-vmx para poder arrancar macOS.
  • Parchea los archivos vmwarebase (.dll o .so) para poder elegir «Apple» cuando creamos una nueva máquina virtual.
  • Descarga las últimas versiones de las VMware Tools para macOS.

Podemos encontrar varios parches que nos permiten hacer esto. Todos ellos seguros, fiables y publicados en GitHub. Aunque nuestro preferido es Auto-Unlocker. Este parche nos permite hacerlo simplemente ejecutando el «Unlocker.exe» que obtenemos al descomprimir el Auto-Unlocker. Así no tenemos más que confiar en el programa y esperar a que termine de modificar los archivos y descargar los elementos necesarios.

Auto-Unlocker macOS en VMware

Si queremos otras alternativas, podemos optar por paolo-projects/unlocker o BDisp/unlocker.

Conseguir macOS

Aquí es donde comienza uno de los problemas para poder instalar macOS desde Windows, un círculo vicioso que se repite una y otra vez. Y es que para poder instalar macOS en VMware necesitamos una imagen ISO. Y para generar esta imagen ISO necesitamos usar macOS. Aunque en la red circulan muchas imágenes ISO de macOS, muchas están desactualizadas, y otras no funcionan. La única forma de hacerlo funcionar es crearla nosotros mismos. Y esto es un problema si no tenemos un Mac.

Para ahorrar tiempo y simplificar mucho el proceso, nosotros os recomendamos descargar la última versión de macOS 10.14 «Mojave» desde el siguiente enlace. Desde esta página podremos bajar un disco duro virtual VMDK con macOS ya instalado y listo para que, cuando arranque, comience la configuración inicial del sistema. No recomendamos instalar macOS 10.15 «Catalina» en Windows 10 debido a los problemas que tiene esta versión. Pero el proceso es el mismo, y podemos bajar el VMDK desde el siguiente enlace.

Esta es la forma más rápida y sencilla. Pero, si queremos, podemos hacerlo igual generando nuestra propia ISO. Incluso probando a bajarla de Internet, aunque esto dará más problemas que soluciones.

ISO de macOS

Si tenemos acceso a un ordenador macOS, podemos generar nuestra propia imagen ISO, tanto de Mojave como de Catalina, o la versión que queramos instalar. Para ello, lo primero que debemos hacer es descargar los instaladores de la versión que queramos:

Cuando acabe la descarga, esta se iniciará, pero como a nosotros no nos interesa instalarla ahora mismo, podemos cerrar el asistente. Lo que nos interesa es el instalador, que podemos encontrarlo en la carpeta de programas.

Una vez que tengamos la app de instalación, la transferimos a la carpeta de aplicaciones. De esta manera extraeremos los archivos necesarios y crearemos la imagen ISO que estamos buscando. Esto debemos hacerlo ejecutando los siguientes comandos en un termina de macOS (debemos cambiar «mojave» y los directorios por lo que corresponda con nuestro equipo):

  • hdiutil create -o /tmp/mojave -size 7900m -volname mojave -layout SPUD -fs HFS+J
  • hdiutil attach /tmp/mojave.dmg -noverify -mountpoint /Volumes/mojave
  • sudo /Applications/Install macOS Mojave.app/Contents/Resources/createinstallmedia –volume /Volumes/mojave –nointeraction
  • hdiutil detach /volumes/Install macOS mojave
  • hdiutil convert /tmp/mojave.dmg -format UDTO -o ~/Desktop/mojave.cdr
  • mv ~/Desktop/mojave.cdr ~/Desktop/mojave.iso

Cuando finalice todo el proceso (que será bastante lento), ya tendremos una imagen ISO de macOS. Ya podremos instalarla en VMware, si queremos, desde ella.

Preparando la máquina virtual con VMware

Lo primero que haremos será abrir VMware, después de haber aplicado el parche y haber descargado todo lo anterior. Y una vez tengamos la ventana principal a la vista, crearemos una nueva máquina virtual.

Máquina virtual de macOS en Windows 10 con VMware - 1

Nos aparecerá el típico asistente de creación de una nueva máquina virtual. Debemos elegir que queremos crear una máquina del tipo «Custom», para poder personalizar el proceso. En el siguiente paso elegiremos compatibilidad con el hardware de VMware 15.x.

Seguimos con el asistente y llegará el momento de elegir si queremos, o no, montar una imagen para instalar el sistema operativo. Debemos elegir en este paso la opción de instalar el sistema operativo más tarde.

Máquina virtual de macOS en Windows 10 con VMware - 4

Continuamos con el asistente y llegamos al punto en el que tendremos que elegir el tipo de sistema operativo. Gracias al parche que hemos instalado, nos aparecerá la opción de Apple Mac OS X. Elegiremos la versión de macOS que vayamos a usar. Nosotros, por ejemplo, elegimos macOS 10.14, «Mojave».

Máquina virtual de macOS en Windows 10 con VMware - 5

En el siguiente paso debemos dar el nombre que queramos a nuestra máquina virtual y elegir dónde queremos que se guarde. Debemos memorizar la ruta donde se guardará la máquina virtual, ya que más adelante tendremos que ir a ella.

Máquina virtual de macOS en Windows 10 con VMware - 6

A continuación debemos elegir el número de procesadores y cores que queremos que tenga nuestra máquina virtual. Siempre y cuando nuestro hardware lo permita, debemos configurar 2 procesadores y 2 cores. Continuamos y en el siguiente paso configuraremos la memoria RAM que tendrá la máquina virtual. Aunque con 4 GB debería funcionar, no recomendamos darle menos de 8 GB.

El siguiente paso será configurar la red. La configuramos como NAT y continuamos. Los controladores I/O los dejamos tal cual, en LSI Logic. Y el tipo de disco duro, en SATA.

En el siguiente paso, el asistente nos preguntará si queremos crear un disco duro virtual nuevo, o usar uno ya existente. Si vamos a instalar macOS en Windows 10 desde una imagen ISO, debemos crear un nuevo disco duro virtual, con un tamaño de, como mínimo, 25 GB. Sin embargo, nosotros estamos utilizando el VMDK que hemos descargado, por lo que elegiremos la opción de «use an existing virtual disk», y elegiremos el directorio donde lo hemos descargado (y descomprimido). Al cargar el disco duro debemos elegir la opción de «Keep existing format», para no convertirlo ni modificarlo.

Por fin tendremos nuestra máquina virtual creada. Podemos ver un resumen de sus opciones en la última ventana del asistente. Aunque aún no hemos acabado.

Máquina virtual de macOS en Windows 10 con VMware - 15

Edita la configuración de VMware para introducir el código de macOS

Antes de ejecutar la máquina virtual, debemos realizar un cambio manual en el fichero de configuración. Sin este cambio, al intentar arrancar macOS nos devolverá un kernel panic y no seremos capaces de usar el sistema operativo de Apple.

Para ello, debemos ir a la carpeta donde hemos guardado la máquina virtual (la que le hayamos indicado en los primeros pasos del asistente), y localizar el archivo acabado en «.vmx». Abrimos este archivo con el bloc de notas para editarlo (ya que es un archivo de texto normal) y añadiremos la siguiente línea al final (tal cual aparece en la captura, con comillas simples (shift + 2), no copiar y pegar):

smc.version = «0»

Máquina virtual de macOS en Windows 10 con VMware - 16

Guardamos los cambios y listo. Ahora sí que tenemos ya nuestra máquina virtual de macOS lista para empezar a funcionar.

Puesta en marcha de macOS en Windows 10

Ya tenemos todo listo. Ahora solo tenemos que ir a la máquina virtual dentro de la interfaz de VMware, y elegir la opción de arrancar la máquina virtual.

Arrancar macOS en VMware

El primer arranque puede tardar un poco, ya que se preparará el sistema para su instalación.

Configurar macOS en VMware - 1

Cuando cargue, lo que veremos será el típico asistente de instalación de macOS, el cual debemos seguir hasta el final para poner nuestra máquina virtual en marcha. Entre otros, los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta son: elegir Spain como región, teclado Spanish con distribución ISO e iniciar sesión, si queremos, con una cuenta de iCloud para poder usar la App Store y demás servicios de Apple. También debemos crear nuestra cuenta de usuario.

Elegiremos el tema que queremos usar en nuestro macOS, y continuaremos con el asistente hasta el final. Cuando acabe, podremos ver el escritorio de macOS, y podremos empezar a usarlo. Aunque, antes de nada, vamos a ver algunas configuraciones adicionales y recomendadas.

Poner macOS en español

Por defecto, el sistema operativo de Apple estará en inglés. Pero si queremos, podemos ponerlo en español muy fácilmente. Para ello, no tenemos más que abrir las preferencias del sistema, entrar en el apartado «Language and region«, y cambiarlo desde aquí.

Cambiar idioma macOS - 1

Debemos añadir un nuevo idioma haciendo clic sobre el botón «+» que aparece en la nueva ventana de configuración que nos ha aparecido. macOS nos preguntará si queremos usar este idioma como predeterminado para el sistema. Le decimos que sí, y listo. Automáticamente nuestro sistema pasará a estar en español. Aunque tendremos que reiniciar el sistema para que los cambios se apliquen correctamente.

Cuando vuelva a arrancar macOS, ya lo tendremos en perfecto español.

Cambiar idioma macOS - 6

Instala las VMware tools

Una vez que ya tenemos macOS funcionando en la máquina virtual, y lo hemos puesto en español, el siguiente paso será instalar las VMware Tools para que el programa empiece a funcionar. Por defecto, VMware no tiene su sección de Tools para macOS, aunque las podremos usar gracias a que, al usar el Unlocker al principio, este bajaba la última versión de estas tools para poder instalarlas y sacarle todo el partido a la imagen de macOS.

Para instalarlas, el proceso es igual que en cualquier otro sistema. Lo primero que haremos será montarlas desde el menú VM de la máquina virtual, eligiendo la opción «Install VMware Tools«.

Instalar VMware Tools en macOS - 1

En macOS nos aparecerá una unidad similar a si hubiéramos introducido un CD en la lectora. Hacemos doble clic sobre «Instalar VMware Tools«, y seguiremos el asistente que nos aparecerá hasta el final.

Puede que llegado a un punto nos salte un aviso de seguridad de macOS que nos indica que se ha bloqueado la extensión del sistema. Si no nos aparece este mensaje de error, entonces no debemos preocuparnos, ya que la instalación finalizará ella sola.

Instalar VMware Tools en macOS - 6

En caso de toparnos con este error, lo que debemos hacer es permitir su ejecución manualmente. Para ello, desde el propio mensaje de error, abriremos el panel de seguridad y privacidad de macOS, y permitiremos la ejecución de este componente.

Instalar VMware Tools en macOS - 7

Una vez hecho esto, debemos volver a ejecutar el asistente de instalación de las VMware Tools, y esta vez llegará sin problemas hasta el final.

Instalar VMware Tools en macOS - 8

Reiniciamos macOS para completar la instalación y listo. Cuando vuelva a arrancar el sistema podremos ver cómo muchas características ya funcionan correctamente, y podemos, entre otras cosas, cambiar la resolución (el tamaño de la pantalla) de la máquina virtual.

Crear un snapshot por si algo sale mal

Ya tenemos nuestro macOS instalado y configurado. A partir de este momento podemos empezar a usarlo. Sin embargo, puede que nos interese crear un snapshot. Estos son como puntos de restauración a nivel de la máquina virtual. De esta manera, en caso de que algo salga mal, o rompamos macOS, podremos restaurar su funcionamiento simplemente restaurando el snapshot. Así nos ahorraremos tener que repetir todo este proceso desde cero.

Para ello, apagaremos la máquina virtual y, una vez apagada, haremos clic con el botón derecho del ratón sobre ella. En el menú que aparece elegiremos Snapshot > Take Snapshot.

Snapshot de macOS - 1

Le daremos el nombre que queramos y listo. Ya tenemos nuestra snapshot de macOS creada en Windows 10.

Snapshot de macOS - 2

Si alguna vez queremos restaurar la máquina virtual al estado actual (cuando creamos el snapshot), lo que debemos hacer es usar la opción «Revert to Snapshot» y restaurarla. Se borrarán todos los cambios que hayamos hecho desde entonces y, por arte de magia, nuestro macOS estará justo tal como estaba en el momento de crear el Snapshot.

Snapshot de macOS - 3

Actualizar a macOS «Catalina» desde Windows 10, o instalar las últimas versiones de macOS

Llegados a este punto ya podemos usar macOS desde Windows 10 en la máquina virtual como si tuviéramos un Mac. Pero seguro que lo que más miedo nos da es instalar cualquier actualización, tanto a nivel de parches de seguridad como de nuevas versiones. Y con razón.

En un principio, no tendría por qué pasar nada por instalar las nuevas versiones de macOS en la máquina virtual. Tan solo tendríamos que reinstalar las VMware Tools cuando se instale la nueva versión y listo. Igual que si actualizáramos una VM con Windows 10 o Linux. Sin embargo, si algo sale mal, tenemos el Snapshot anterior. Basta con restaurarlo y todo volverá a la normalidad.

Para actualizar macOS a la última versión, lo que debemos hacer es acceder a la App Store y buscar en la tienda «macOS Catalina«. Nos aparecerán los resultados relacionados sobre esta versión de macOS. Entramos a la ficha de macOS Catalina, pulsamos sobre «Get» u «Obtener», y dejamos al sistema que busque él solo nuevas versiones y programas.

Nos aparecerá la última versión de macOS disponible en la tienda. Lo que debemos hacer es pulsar sobre «Actualizar ahora» y armarnos de paciencia.

Descargar actualización macOS Catalina

El proceso de actualización puede tardar bastante tiempo. Lo que debemos hacer es esperar a que acabe de descargarse la nueva versión, se instale en la máquina virtual y listo. Cuando se reinicie, completaremos el asistente de configuración inicial de Catalina y, en unos minutos más, tendremos el sistema listo para usarlo. Se recomienda reinstalar las VMware Tools para que todo funcione a la perfección.

Ya hemos instalado macOS en Windows y tenemos la última versión del sistema operativo de Apple. Y todo gracias a las máquinas virtuales. A disfrutar de este sistema operativo y descubrir todo lo que nos ofrece.