Este parche de Windows 10 está haciendo que tu PC vaya más lento

Este parche de Windows 10 está haciendo que tu PC vaya más lento

Rubén Velasco

A principios de junio, Microsoft lanzó el parche KB4559309 para todos los usuarios de Windows 10. Este parche trajo consigo bastante polémica ya que, además de corregir fallos, era el que empezaba a instalar de forma masiva el nuevo Edge en todos los ordenadores. Sin embargo, como va siendo costumbre cuando hablamos de Microsoft, no todo iba a salir bien. Y es que, dos meses más tarde, la compañía ha empezado a investigar una serie de problemas relacionados con esta actualización que están afectando a los usuarios del sistema operativo.

Dejando de lado la polémica de que Microsoft cambie, sin permiso, el navegador por defecto de los usuarios, desde que esta actualización empezó a llegar a los usuarios, son muchos quienes aseguran que sus ordenadores han empezado a ir más lentos. Sin embargo, para Microsoft este problema no existía, ya que en ningún momento lo ha admitido, hasta ahora.

Problemas tras la actualización

Hace unos días, después de cientos de quejas en los foros oficiales de la compañía, finalmente Microsoft ha admitido que han empezado a investigar los problemas relacionados con esta actualización.

Concretamente, los problemas a los que se estén enfrentando los usuarios que instalan este nuevo parche son:

  • El ordenador tarda demasiado tiempo en arrancar.
  • Errores y todo tipo de problemas al instalar la actualización.
  • El ordenador se vuelve muy lento en determinados momentos aleatorios.
  • El Wi-Fi no funciona o la red inalámbrica queda deshabilitada.
  • La conexión a Internet funciona muy lenta.
  • El PC se queda congelado al reproducir video y audio.
  • Uso disparatado de memoria.

Teniendo en cuenta que esta actualización ha llegado a todos los usuarios de Windows 10, desde la versión 1809 hasta la última 2004, el número de usuarios potencialmente afectados por estos problemas es muy elevado. Y, además, eliminar el parche, para solucionar los problemas, no es tan sencillo como debería ser.

Cómo desinstalar KB4559309

Lo primero que nos viene a la cabeza a la hora de intentar solucionar estos problemas es desinstalar la actualización. Vamos al panel de actualizaciones de Windows Update, la localizamos y la intentamos desinstalar. Pero, de repente, nos damos cuenta de que no podemos, que el propio Windows nos da un error.

Para borrar esta actualización, y acabar con los problemas que hemos mencionado en el punto anterior, lo que debemos hacer es restaurar un punto de restauración anterior. Esta es la única forma de revertir los cambios introducidos por este parche y poder hacer que nuestro Windows 10 vuelva a funcionar con normalidad.

Y para evitar que esta polémica actualización se instale en nuestro PC, lo que podemos hacer es instalar el nuevo Edge a mano en nuestro Windows 10. Este sencillo truco bloqueará la descarga e instalación de la actualización que nos está dando problemas.

Ahora que Microsoft ya es consciente de los problemas relacionados con esta actualización, probablemente los investigue y ofrezca una solución a los usuarios que les permita volver a usar el PC con normalidad. Ahora bien, es imposible saber cuándo llegará esta corrección y si lo hará como un nuevo parche acumulativo más, o una versión mejorada del parche que ya existe.