¿Qué le falta a Windows para que sea más fácil de utilizar?

El sistema operativo que nos propone Microsoft desde hace muchos años es el más usado en los equipos de sobremesa, y con mucha diferencia. Nos referimos a las diferentes versiones de Windows que el gigante del software ha ido lanzando y que la mayoría de los usuarios han adoptado.

Muchos de vosotros ya sabéis de primera mano que el gigante del software ha lanzado varias versiones del sistema operativo a lo largo de las últimas décadas. Como no podía ser de otro modo este software que ha ido avanzando y mejorando con el tiempo. A pesar de que Windows 7 o XP sean las versiones más queridas y añoradas, los actuales Windows 10 y 11 son los más completos y potentes.

A pesar de toda la funcionalidad y tecnologías actuales que se introducen en las más recientes versiones del sistema operativo, la firma intenta facilitar su uso. Con todo ello lo que se pretende es que Windows sea asequible para todo el mundo, incluso para los no iniciados. A pesar de todo hay mucho que mejorar en este sentido, y Microsoft es consciente de ello. Precisamente por todo esto a continuación os vamos a hablar de algunos cambios que se podrían llevar a cabo en el software para que sea más fácil de utilizar.

Cierto es que la interfaz gráfica de Windows es bastante asequible para casi todos, pero hay ciertos elementos y funciones que deberían mejorar. Hay que tener en consideración que incluso los más pequeños de la casa ya se sientan frente al PC para llevar a cabo algunos modos de uso, aunque estén relacionados con el ocio.

Cambios que debería incluir Windows para simplificar su uso

A lo largo de estos últimos meses se ha ido enviando paulatinamente el nuevo Windows 11 a los equipos compatibles. Esta nueva versión se caracteriza por una renovada interfaz de usuario. Pero a pesar de todo todavía hay cambios que se podrían integrar para simplificar el uso del sistema operativo de Microsoft.

Herramientas Panel de Control Windows 10

  • Panel de control y Configuración unidos: estos dos elementos son de los más importantes a la hora de configurar y personalizar este software. Poco a poco Microsoft está dando prioridad a la aplicación de Configuración dejando de lado el mítico Panel de control. Sin embargo, nos encontramos en un punto intermedio en el que ciertas funciones aparecen en ambos lugares, otras se entremezclan, y no acaba de estar claro dónde está cada cosa. Por tanto, el gigante del software debería trasladar todo lo necesario para personalizar y configurar el sistema a un solo lugar, en este caso la mencionada aplicación de Configuración.
  • Permitir un mayor control de Windows: a pesar de todo lo que nos permite personalizar el sistema, Windows debería dejarnos un mayor control. Con estos queremos decir a que por ejemplo nos debería permitir elegir el software integrado por defecto. También deberíamos poder desactivar la telemetría por completo, o personalizar ciertos aspectos de la interfaz en el proceso de instalación.
  • Función de búsqueda más eficiente: cada vez almacenamos una mayor cantidad de ficheros y carpetas en nuestros equipos. Pero con todo y con ello la función de búsqueda que integra Windows de forma predeterminada sigue siendo bastante decepcionante. Todo ello a pesar de los esfuerzos de la firma en mejorarla. Con esto queremos decir que la localización de determinados ficheros entre nuestras unidades de disco debería ser mucho más rápida y funcional en el sistema.
  • Personalizar atajos de teclado: las combinaciones de teclas nos permiten usar los programas de un modo más rápido y eficiente. En ocasiones podemos echar en falta que Windows nos permita definir atajos propios para determinadas funciones
1 Comentario