Descarga de la nube o reinstalación local de Windows, ¿qué es mejor?

En la mayoría de las ocasiones lo ideal es que el sistema operativo Windows que tenemos en el PC funcione sin problema alguno. Desafortunadamente esto no siempre sucede, por lo que en ocasiones nos vemos en la obligación de realizar una reinstalación o restablecimiento completo de este software de Microsoft.

En el caso de que hagamos uso de la propia función que nos ayuda a restablecer el PC con Windows 10 o Windows 11, esta nos pregunta si deseamos hacer una descarga de la nube o hacer una reinstalación local. Lo primero que debemos saber llegados a este punto es que ambas opciones funcionan de un modo diferente. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes que veremos a continuación. Esto nos permitirá elegir la más adecuada en cada momento. Decir que esta función de restablecer Windows en principio reinstala el sistema en tu ordenador, ya sea borrando todos tus archivos personales, o manteniéndolos.

Sea como sea Windows sustituye los archivos del sistema por otros nuevos para que básicamente quede como recién salido de fábrica. Esto es algo que logramos a través de la aplicación de Configuración. En concreto desde Actualización y seguridad / Recuperación. Eso sí, tanto la modalidad de descarga de la nube como la reinstalación local son formas diferentes de lograr un mismo objetivo.

Cuándo usar la descarga de la nube al reinstalar Windows

En el caso de que nos decantemos por utilizar una descarga desde la nube, Windows descarga automáticamente los archivos del sistema de los servidores de Microsoft. Luego los utiliza para reinstalar el sistema en el ordenador. Hay que saber que todo ello puede tener un tamaño superior a 4 gigas. Así, si tenemos alguna limitación de datos o una mala conexión, esto se puede convertir en un serio problema.

restablecer PC windows

Y es que llegado a ese punto el proceso de restauración de Windows puede tardar varias horas e incluso no poder completarse nunca. Por el contrario, en el caso de que los archivos correspondientes al sistema operativo hayan resultado seriamente dañados por la razón que sea, este modo de funcionamiento es el ideal. Es más, si tenemos una buena conexión, aunque no lo parezca la descarga de la nube puede ser incluso más rápida que la local.

Ventajas de la reinstalación local del sistema

En el supuesto de que nos decantemos por la otra modalidad, la reinstalación local, Windows utiliza los archivos que ya están en el PC. Pero esto es un poco más costoso para el software de lo que parece. La razón de ello es que tiene que revisar sus archivos, encontrar los originales y volver a instalarlos. De ahí que este modo pueda ser más lento que una restauración desde la nube.

Pero claro, como os podréis imaginar este método es especialmente útil en el caso de que trabajemos con un ordenador que en ese momento no tiene conexión. Además, nos encontramos con la ventaja de que aquí se conservan las actualizaciones de que hayamos instalado en el PC con anterioridad.

Todo esto quiere decir que, dependiendo de nuestra conexión a internet, o de la razón por la que vamos a restaurar el sistema, nos podemos decantar por un método u otro. Y es que si por ejemplo la restauración local falla por muchas veces que lo intentemos, siempre tenemos la posibilidad de la descarga desde la nube. Al fin y al cabo, el objetivo que vamos a lograr, más tarde o más temprano, será el mismo.

¡Sé el primero en comentar!