Ya no tendrás que sincronizar Chrome para acceder a tus contraseñas

Ya no tendrás que sincronizar Chrome para acceder a tus contraseñas

Rubén Velasco

Cada vez es más importante usar contraseñas largas y seguras para proteger nuestros datos. Y, para ayudarnos a recordarlas, es necesario contar con un gestor de contraseñas. Hay muchas formas de guardar nuestras contraseñas de forma segura: usando programas OpenSource, servicios como LastPass o, la más sencilla y utilizada, aprovecharse de los gestores de contraseñas de los navegadores web, como Chrome, que nos permiten guardarlas y sincronizarlas con la nube. Aunque esto suele levantar bastantes polémicas.

Lejos de entrar en el debate sobre si es bueno, o no, que una compañía como Google se encargue de guardar nuestras contraseñas, lo que no se puede discutir es que, a través de Chrome, la compañía quiere hacernos la vida más fácil. Actualmente, Chrome nos permite sincronizar las contraseñas que guardamos con nuestra cuenta de Google. De esta manera, cuando iniciamos sesión en una web, el usuario y la clave se guardan en el navegador, se envía a Google y podemos tener acceso a este login desde cualquier ordenador o dispositivo donde iniciemos sesión. Eso sí, siempre y cuando tengamos activada la sincronización de las contraseñas.

Si usamos Chrome en nuestro ordenador, seguro que tenemos habilitada la sincronización. Sin embargo, cuando usamos el navegador en un ordenador que no es nuestro, activarlo no es recomendable, ya que nuestros datos podrían quedar accesibles a otras personas. Además, tener las contraseñas guardadas localmente en el PC tampoco es lo más seguro que podemos hacer.

Google lleva tiempo buscando la manera de permitirnos tener nuestras contraseñas disponibles en el navegador sin necesidad de tener activada la sincronización del navegador. Y esta función, por fin, va a llegar muy pronto.

Chrome podrá usar las contraseñas sin sincronizarlas

A partir de Chrome 89, el navegador nos va a permitir tener a mano todas las contraseñas que tengamos guardadas en nuestra cuenta de Google sin necesidad de tenerlas sincronizadas. En cierto modo, lo que hará el navegador es consultar nuestras contraseñas «en streaming» y permitirnos iniciar sesión con ellas cuando sea necesario.

De esta manera, Chrome tendrá dos gestores de contraseñas. En primer lugar el gestor local, que se guardará en nuestro PC (fuera del alcance de Google), y por otro lado las contraseñas que tengamos en la nube. Si entramos en el apartado «chrome://settings/passwords» podremos ver las contraseñas guardadas localmente, y activar la opción de acceder a las contraseñas guardadas en Google sin sincronizarlas.

Chrome - Contraseñas bajo demanda 1

Una vez activada la opción por primera vez ya podremos empezar a usar esta nueva función. Cuando vayamos a iniciar sesión en una web podremos ver que nos aparecen los logins, igual que siempre. Los que tengamos guardados localmente en el navegador (sincronizados) aparecerán sin ningún símbolo, mientras que los que estén guardados en Google, mediante esta nueva función, sin sincronizar tendrán el logotipo de Google junto a ellos.

Chrome - Contraseñas bajo demanda 2

Igual que siempre, elegiremos el que queramos para auto-completar el usuario y la contraseña y listo.

Activar la función experimental

Para poder usar esta nueva función es necesario activarla desde las flags de Chrome. Y, además, debemos estar usando la versión 89 de Chrome Canary. Para ello, escribiremos en la barra de búsqueda del navegador «chrome://flags«, buscaremos estas dos entradas y las marcaremos como «Enabled»:

  • Enable the account data storage for passwords
  • Enable IPH for the account data storage for passwords

Reiniciamos Chrome y listo. A partir de ahora podremos acceder a nuestras contraseñas de Google sin necesidad de tenerlas sincronizadas en el navegador. Eso sí, esto solo funcionará si tenemos conexión a Internet, ya que, al contrario de como ocurre mediante la función de sincronización, ahora nada se guarda localmente en el navegador.

Seguramente esta función llegue a todos los usuarios del navegador cuando Chrome 89 alcance su versión estable. Sin embargo, por el momento Google no ha hecho muchas más declaraciones al respecto, por lo que tendremos que esperar un poco más para saber al detalle cómo funciona y cuándo llegará.