El absurdo motivo por el que Word no te deja escribir

Cuando hablamos de procesadores de textos, Word es el más conocido y utilizado, tanto en casa como en los trabajos. Este es uno de los pilares base de la suite Office, y con él vamos a poder tanto crear nuestros propios documentos como abrir cualquier archivo en formato DOC o DOCX, así como editar documentos que nos compartan otras personas. En pocas palabras, Word es un programa para escribir, pero ¿qué pasa cuando, al abrirlo, no podemos hacerlo?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que Word, igual que todos los demás programas de la suite de Office, son programas de pago. Es decir, para poder usarlos debemos, o bien pagar una licencia individual que nos permita acceder al programa, o suscribirnos a Microsoft 365, pudiendo tener siempre la última versión de todos los programas de la suite, así como otros beneficios, como 1 TB de almacenamiento en OneDrive.

Al igual que con cualquier programa, hay muchas formas de instalar Word gratis, sin pagar y sin una licencia. Una de ellas es instalar una versión de prueba de 30 días durante los cuales podremos usar el programa sin limitaciones. Otra, menos moral, es recurrir a claves falsas o programas para saltarnos los métodos de pago. Esto último va contra los términos de uso del programa, y, aunque Microsoft no va a emprender acciones legales contra los usuarios, sí que les impedirá que usen el programa.

Sea por el motivo que sea, la razón por la que no podemos escribir en Word es porque no tenemos una licencia válida asociada al programa. Al detectar este problema, Word automáticamente se configura en modo «solo lectura», permitiéndonos abrir los documentos DOCX que bajemos de Internet, pero, bajo ningún concepto, nos permitirá editar estos archivos.

Word Modo Solo Ver

Llegados a este punto, la solución es muy simple: conseguir una licencia original de Word. Tras activar el programa, automáticamente se eliminarán todas estas restricciones y podremos volver a usar el programa sin restricciones ni problemas. Si compramos una licencia de una versión, podremos usar los programas siempre sin tener que volver a pagar. Por el contrario, si pagamos una suscripción, podremos hacer uso de Word, Excel y demás programas siempre y cuando seamos puntuales con el pago.

Cómo escribir en Word sin pagar

Puede darse el caso de que no queramos pagar. En ese caso, está claro que el programa de la suite de Office queda fuera de nuestro alcance. Pero no todo está perdido. Microsoft cuenta con una versión de su procesador de textos que podemos usar gratis desde el navegador: Word online. Aunque se trata de una versión algo más limitada que el programa de escritorio, la mayoría de las funciones las vamos a tener disponibles. Y solo necesitaremos una Cuenta Microsoft, y entrar en este enlace, para empezar a usar el programa.

Word Online

Si tampoco queremos usar esta versión, entones no nos queda otra que buscar alternativas. Otra opción online a la que podemos recurrir no es otra que Google Drive. Y, si preferimos una suite ofimática gratis para instalar en Windows, entonces la mejor alternativa es LibreOffice.

¡Sé el primero en comentar!