Conoce estos sistemas operativos ligeros para Raspberry Pi

El Raspberry Pi es el micro-ordenador más popular en todo el mundo. Este dispositivo, de menos de 40 euros, ofrece a los usuarios una gran cantidad de opciones diferentes, desde crear sus propios servidores caseros hasta montar una retro-consola o un servidor multimedia casero. Raspberry Pi se basa en la filosofía open, utilizando hardware abierto en su fabricación y software libre en la mayor parte de su software, como en Raspbian, su sistema operativo principal. Esta misma semana sus responsables han presentado el nuevo Raspberry Pi 4, una versión renovada que llega más potente que nunca, con nuevas características y con 3 versiones diferentes.

El Raspberry Pi no viene con ningún sistema operativo instalado, sino que tenemos que instalarlo nosotros. Además, no tiene memoria integrada en la placa, por lo que para ponerlo en funcionamiento necesitamos instalar un sistema operativo en una tarjeta micro-sd.

Gracias a Linux y a la gran comunidad que respalda a este sistema operativo, es posible encontrar una gran cantidad de sistemas operativos para el Raspberry Pi, empezando por Raspbian, la distro oficial basada en Debian, y pasando por otras distros diferentes, cada una especializada en desempeñar una determinada labor.

Las distros para Raspberry Pi más ligeras que podemos usar

Raspbian: la distro oficial

Raspbian en Raspberry Pi 3

Raspbian lo tiene todo, por lo tanto, aparecerá prácticamente en cualquier recopilación de sistemas operativos. Esta distro está basada en Debian (concretamente en Debian 10) y ha sido optimizada para sacarle todo el provecho al Raspberry Pi, además de contar con herramientas para configurarlo a bajo nivel, como, por ejemplo, para hacerle overclock y sacar más provecho del dispositivo.

Esta distro se caracteriza por ser muy ligera y estar muy optimizada, tanto que es capaz de funcionar incluso con el primer modelo de Raspberry Pi. Cuenta por defecto con un navegador, un software ofimático y una gran cantidad de aplicaciones y herramientas preinstaladas para sacar todo el provecho al micro-ordenador. Además, es compatible con prácticamente cualquier aplicación de Linux desde sus repositorios.

Además, los usuarios que quieran aún más rendimiento pueden recurrir a Raspbian Lite, una distro mucho más minimalista con menos paquetes y programas preinstalados centrado en sacarle todo el potencial al hardware.

Podemos descargar Raspbian desde el siguiente enlace.

Risc OS: un sistema diferente para procesadores ARM

Risc OS

Aunque es menos conocido que el anterior, Risc OS es un sistema operativo que tiene una gran popularidad entre los usuarios más avanzados. Este sistema no se basa en Windows, macOS ni Linux, sino que utiliza como base otro sistema totalmente diferente conocido como Risc OS Open.

Este sistema operativo ocupa tan solo 10 MB, y todas las aplicaciones se miden en Kilobytes en vez de en Megabytes, por lo que el rendimiento y funcionamiento general de todo este sistema es inmejorable. Eso sí, la curva de aprendizaje es bastante pronunciada, por lo que seguramente si no somos usuarios avanzados tengamos alguna que otra dificultad para usar este sistema.

Podemos descargar esta distro desde el siguiente enlace.

DietPi: Debian puesto a dieta

DietPi

Otro sistema operativo muy ligero que podemos encontrar para nuestro Raspberry Pi es DietPi. Esta distro está basada en Debian diseñada para funcionar en varios micro-ordenadores, entre ellos, este.

Esta distribución ocupa menos de 600 MB y viene con todo lo necesario para empezar a trabajar con ella, desde varios entornos gráficos hasta una herramienta de escritorio remoto, aplicaciones multimedia, servidores y hasta juegos. Una de las distros más completas y que menos espacio ocuparán en la micro-sd.

Podemos descargar esta distro de forma gratuita desde el siguiente enlace.

Arch Linux: la distro minimalista de PC también para Raspberry Pi

Arch Linux GNOME

Aunque cuando hablamos de distros Linux la primera que nos viene a la cabeza es Ubuntu (que, por cierto, no tiene imagen oficial para Raspberry Pi), esta es de las más conocidas por ser la más sencilla de usar y accesible, aunque muchas veces ha olvidado en qué se basa la filosofía Linux.

Si estamos familiarizados con Linux y somos usuarios ya algo avanzados, seguramente hayamos oído hablar de Arch. Arch Linux es una de las distribuciones más ligeras, estables y personalizables que podemos encontrar, aunque también una de las más avanzadas y complicadas, tanto de poner en marcha como de configurar.

Arch Linux tiene una versión para ARM, versión que podemos instalar sin problemas en nuestro Raspberry Pi y que nos permitirá llevar el micro-ordenador a un nuevo nivel, tanto de estabilidad como de rendimiento y personalización.

Podemos descargar Arch Linux ARM e instalarlo manualmente, aunque es una tarea algo complicada. Por ello, nosotros os recomendamos hacerlo directamente desde NOOBS, que podemos descargar desde el siguiente enlace.

piCore: Tiny Core Linux en nuestro micro-ordenador

piCore

Si lo que buscamos es una distro Linux de lo más minimalista para el Raspberry Pi, PiCore sin duda nos sorprenderá. En tan solo 35 MB podemos tener un sencillo pero potente sistema para nuestro Raspberry Pi.

Este sistema se caracteriza por ser muy rápido, muy estable y además consume muy pocos recursos, por lo que podremos sacarle todo el partido posible a nuestro Raspberry Pi sin problemas.

Podemos descargar esta distro para el Raspberry Pi desde el siguiente enlace.

Kano OS: la distro ideal para niños

Kano OS

Por último, otra distro bastante importante sobre todo dentro de la enseñanza es Kano OS. Esta distro nació de una campaña de Kickstarter con el fin de enseñar a los niños cómo crear sus propios programas fácilmente e irlos introduciendo así dentro del mundo de la programación.

Existe un kit que viene con un Raspberry Pi, cables, una caja y un teclado Bluetooth para que los niños pueden crear sus propios ordenadores personales, aunque si queremos probar la distro por separado también podemos hacerlo, y además de forma totalmente gratuita.

Kano OS cuenta con una interfaz muy sencilla de utilizar e incluye una serie de juegos para enseñar a los niños los conceptos más importantes de la programación y codificación. Esta distro además ha sido cuidada desde el Kernel y elimina todos los paquetes innecesarios, por lo que el consumo de recursos es muy bajo y, además, funciona de forma muy fluida.

Podemos descargar Kano OS desde el siguiente enlace.