La barra de juego de Windows 11 salta a Steam en esta nueva build

El desarrollo de Windows 11 continúa a muy buen ritmo. Y todo apunta a que, en unas semanas, podemos ver, por fin, la primera gran actualización de este sistema operativo, la 22H2. Como es habitual, todas las semanas Microsoft nos deleita con una nueva build Insider con la que los usuarios más aventureros pueden probar, antes que nadie, todas las mejoras y todas las novedades de este sistema operativo. En esta ocasión, el canal Beta ha recibido una nueva actualización más, la build 22616. Descubre sus novedades.

Microsoft lleva un tiempo trabajando en el canal beta de Windows 11. Esto significa que, en lugar de experimentan con cambios y novedades que, fácilmente, pueden no llegar a la versión final del sistema operativo, la compañía está depurando la versión actual del sistema para poder lanzar, muy pronto, una nueva actualización grande del sistema operativo.

Los usuarios apuntados al canal Insider Dev, pueden aprovechar este desarrollo en paralelo para pasar al canal beta y poder seguir usando Windows 11 de manera mucho más estable. En cuanto Microsoft retome el desarrollo de la rama Dev, y aumente el número de la build, esta posibilidad desaparecerá. Por tanto, si estamos usando el canal Insider Dev, y queremos usar un sistema más estable, es mejor aprovechar para pasarnos al canal beta.

Descargar e instalar la build 22616

Esta nueva actualización, como siempre, nos llega a través de Windows Update. No tenemos más que buscar nuevas actualizaciones, bajar e instalar la build y reiniciar para poner nuestro sistema al día.

Novedades de la build 22616

Básicamente, esta nueva actualización de Windows 11 solo nos trae una novedad: una nueva barra de juego. La Game Bar fue una de las novedades de Windows 10, que permitía a los usuarios tener una pantalla superpuesta en los juegos de manera que podamos tener acceso a funciones sociales y a todo el ecosistema de Xbox directamente mientras jugamos.

Pero hay vida más allá de Xbox. Y, por ello, Microsoft acaba de anunciar la llegada de una barra de juego renovada llamada (provisionalmente) Controller Bar. Esta nueva barra se abre automáticamente cuando conectamos un mando de Xbox al ordenador (o cuando pulsamos el botón de invocación, o el atajo de teclado Win + G) y nos permite ver una lista con los juegos que hemos jugado recientemente, así como los launcher que tenemos instalados en el PC, como Steam, GOG, uPlay, Origin y más.

Lanzadores Game Bar Windows 11 build 22616

Para empezar a usar esta nueva Game Bar, lo que tenemos que hacer es descargar la app de Xbox Insider Hub, unirnos al programa Windows Gaming, y bajar desde la Store la versión 5.722.5022.0 (o superior) de la Xbox Game Bar.

Otra novedad importante, y que seguramente pase desapercibida, es que, a partir de hoy, Windows 11 Pro requerirá una Cuenta Microsoft en el proceso de configuración inicial, eliminando aún más la posibilidad de crear cuentas locales. Eso sí, esto solo ocurrirá cuando configuremos Windows para uso personal. Si elegimos las opciones de Trabajo o Educación, seguiremos pudiendo crear una cuenta offline.

Por último, recordar que en la build anterior Microsoft ya eliminó la marca de agua de la esquina inferior derecha de la pantalla. La compañía indica que eso no significa nada, aunque en realidad todos sabemos lo que significa: que la RTM está cerca.

Errores solucionados

Además de estas novedades, Microsoft ha aprovechado la nueva build 22616 para corregir algunos errores conocidos en el sistema operativo. Uno de los más importantes, introducido en la beta de la semana pasada, está relacionado con la bandeja del sistema, y nos impedía mostrar el desplegable con los iconos ocultos junto al reloj.

  • General:
    • Corregido un error que podía degradar el rendimiento del Explorador de Windows con el paso del tiempo.
  • Barra de tareas:
    • Se han revertido los cambios introducidos en la build 22581 para mejorar la experiencia de la barra de tareas. Como resultado, esta vuelve a funcionar como lo ha hecho siempre, y el error introducido en la compilación anterior, que impedía ver los iconos ocultos en la bandeja del sistema, ha desaparecido. La barra de tareas volverá a desarrollo en futuras compilaciones.
  • Entrada:
    • Solucionados errores y bloqueos relacionados con los teclados IME.
  • Widgets:
    • Solucionado un error que aparecía al intentar abrir el panel de widgets usando un gesto desde el lateral de la pantalla.
    • Corregido un error que impedía a los usuarios deslizar el dedo para abrir el panel.
  • Ajustes:
    • Los ajustes rápidos ya no se cierran inesperadamente al usar dispositivos con Wi-Fi.
  • Ventanas:
    • Abordado un problema que hacía que, al usar gestos de tres dedos en la pantalla, la animación de minimizar dejara de funcionar.
    • Solucionados varios errores que afectaban a la fiabilidad de DWM.
    • Corregido un problema que hacía que algunas aplicaciones, como la de Configuración, se ejecutara en blanco al abrirlas después de actualizar o reiniciar.
  • Administrador de tareas:
    • Solucionado un error que hacía que, en el apartado de procesos fluctuara al cambiar entre los modos de eficiencia.
  • Windows Sandbox:
    • Corregido un extraño error que hacía que los textos aparecieran dentro de cuadros negros.
  • Otros:
    • Las notificaciones de Windows Update ya no aparecen como generadas por «Windows.SystemToast.WindowsUpdate.MoNotification», sino por el propio Windows Update.

Errores pendientes de corregir

Además de todos los errores que acaba de solucionar Microsoft, la compañía ha actualizado la lista de errores pendientes que se deben solucionar antes del lanzamiento de la próxima actualización del SO. Y esta lista, la verdad, sorprende:

  • Subtítulos en vivo:
    • Algunas apps a pantalla completa, como los reproductores de vídeo, impiden ver los subtítulos en vivo.
    • Algunas apps colocadas en la parte superior de la pantalla, y cerradas antes de cargar los subtítulos, al abrirlas aparecen debajo de los subtítulos.

Como podemos ver, la build 22616 es una actualización de lo más estable. Salvo los dos errores de los subtítulos en vivo, Microsoft no tiene más problemas reflejados para esta nueva versión del sistema operativo.

La próxima actualización Insider, que seguramente llegue la semana que viene, corregirá estos dos errores, y algunos más que puedan aparecer durante las pruebas de esta nueva beta del SO. Y a partir de ahí hay dos caminos: o bien Microsoft lanza la RTM de la primera gran actualización de Windows 11, o deja la «beta» en pausa y empieza, de nuevo, a trabajar en la rama Dev.

¡Sé el primero en comentar!