Si vas a probar Windows 11, jamás borres esta carpeta

Aunque aún no está disponible para todo el mundo, Microsoft ya permite probar a los más aventureros, gracias a su programa Insider, su nuevo sistema operativo: Windows 11. Este nuevo SO llega repleto de cambios estéticos, siendo uno de los mayores cambios (para bien, suponemos) en la historia del sistema operativo. Además, será una actualización gratuita para todos los usuarios que ya tengan una licencia de Windows 10 en funcionamiento. Sin embargo, si eres uno de esos aventureros y vas a tener tu primera toma de contacto con este nuevo sistema operativo, esto es lo que no debes hacer bajo ningún concepto.

La carpeta Windows.old es sagrada

Cuando instalamos una nueva versión de Windows 10 (por ejemplo, al pasar de 1909 a 2004), el propio asistente de actualización crea una copia de nuestro sistema operativo actual dentro de una carpeta llamada «Windows.old». Si algo va mal, o tenemos problemas tanto durante la actualización como después de actualizar, gracias a esta carpeta vamos a poder revertir los cambios, volver atrás, y dejar nuestro PC tal y como estaba antes de actualizar.

El problema de esta carpeta es que puede llegar a ocupar hasta 20 GB o 30 GB, un tamaño más que considerable que muchos usuarios no se pueden permitir. Y eso les lleva a borrar la carpeta para liberar espacio.

Liberar espacio Windows old

Si hemos instalado la build actual de Windows 11 en el PC debemos saber que estamos usando una versión de desarrollo, con fallos y problemas potenciales que pueden llegar incluso a no dejarnos trabajar con normalidad. Por ello, debemos tener especial cuidado con la carpeta Windows.old ya que, aunque ocupe mucho espacio en el disco, es nuestro único billete de salida para volver a Windows 10 sin formatear ni perder datos.

Ojo, debemos tener también en cuenta una cosa: si instalamos la build Insider de Windows 11, y más adelante instalamos otra nueva, nos quedamos sin la posibilidad de volver atrás a Windows 10, ya que se sobrescribirá el contenido de esta carpeta. De la misma forma que solo tendremos unos 10 días para arrepentirnos y desinstalar Windows 11 o, de lo contrario, ya solo podremos seguir adelante.

Otros consejos para no tener problemas

Si estás pensando en probar Windows 10, además de tener especial cuidado con esa carpeta para poder revertir los cambios si hay problemas, también podemos tener en cuenta una serie de consejos que nos pueden ayudar a mitigar estos problemas.

El primero de ellos es que debemos asegurarnos de tener espacio libre suficiente en el disco duro. Windows 11 es bastante exigente en cuanto al espacio libre, y uno de los principales problemas que nos podemos encontrar es precisamente por esto. Por ello, si vamos a probar este nuevo SO os recomendamos tener, como mínimo, 64 GB libres en el SSD.

Por supuesto, nuevo SO viene con Windows Defender, el antivirus de Microsoft. Sin embargo, hay muchos usuarios que prefieren instalar un antivirus independiente para tener una protección más completa. Los antivirus aún no han sido preparados para el nuevo Windows 11, y, por este motivo, pueden darnos muchos problemas. Por ello, si vas a probar el nuevo SO, lo mejor es dejar que Windows Defender se encargue de su seguridad.

En último lugar, poco a poco los programas se van actualizado para poder funcionar en el nuevo Windows 11, aunque el proceso es bastante lento. Muchos programas sin actualizar seguro que funcionan sin problemas, pero para evitar errores y otros problemas es mejor asegurarnos de tener las últimas versiones del software. Solo así podremos disfrutar al máximo de todo lo que nos ofrece el nuevo 11.

1 Comentario