Un virus cambió los tipos de letra de Windows y no me gustan, así vuelvo a la normalidad

Un virus cambió los tipos de letra de Windows y no me gustan, así vuelvo a la normalidad

David Onieva

Desde que instalamos Windows de cero en nuestro ordenador y empezamos a trabajar con el mismo, nos acostumbramos a un aspecto e interfaz que viene por defecto. Cierto es que tenemos la posibilidad de personalizar muchos de estos elementos, aunque no es algo obligatorio.

Muchos prefieren trabajar con el sistema operativo de Microsoft tal y como la firma nos lo ofrece de forma predeterminada. Quizá podamos llevar a cabo ciertos pequeños cambios como por ejemplo una foto en el fondo de escritorio algo más personal. Con esto os queremos decir que muchos prefieren no modificar otros apartados de la interfaz tales como los iconos, punteros, tonalidades de color predeterminadas, o fuentes.

Una de las razones de todo ello es que desde hace años estamos acostumbrados a una determinada interfaz y aspecto de Windows, por lo que no necesitamos cambiarla. Sin embargo, en ciertas ocasiones nos podemos encontrar con determinados problemas en este sentido. Nos referimos a que algunos programas, tanto maliciosos como totalmente legítimos, hagan cambios que no deseamos en el sistema operativo.

Os contamos todo esto porque algo que os puede suceder y que se ha visto en multitud de ocasiones a lo largo de los últimos años, es que algún virus cambia todos los tipos de letra de Windows, entre otras cosas. Cuando hablamos de los tipos de letra que encontramos en el sistema operativo, nos referimos a las fuentes predeterminadas que estableció Microsoft en un principio y que ese código malicioso ha desbaratado.

Aunque pueda parecer un cambio intrascendente, seguro que aquellos que lo han sufrido saben que puede ser muy molesto. Por tanto, a continuación, os vamos a mostrar cómo solucionar esto en cuestión de segundos.

Devuelve a Windows sus fuentes predeterminadas

De entrada, el gigante del software establece una serie de fuentes de forma predeterminada para los diferentes apartados de su sistema operativo. Por tanto, un cambio aquí seguro que lo notamos desde el principio, algo que puede llevar a cabo un código malicioso que haya llegado al PC. En el caso de que esto nos resulte molesto, algo bastante habitual en la mayoría de los casos, veamos cómo podemos solventarlo.

Pues bien, llegados a este punto es interesante saber que esto es algo que podemos solucionar rápidamente con una función que nos propone el propio sistema. Para poder aprovecharnos de la misma no tenemos más que acceder al Panel de control de Windows que tantas veces hemos usado. Aquí nos encontramos con diferentes apartados relativos a la configuración del software de Microsoft. El que nos interesa en este caso es el llamado Apariencia y configuración.

panel control Windows

En la nueva ventana que aparece ya tendremos la posibilidad de pinchar en el enlace que reza Cambiar configuración de fuente. De hecho, este es precisamente el apartado que buscamos en este caso para devolver el sistema operativo a su estado predeterminado en cuanto a los tipos de letra. Para ello no nos queda más que pinchar en el botón Restaurar configuración de fuente predeterminada. Es evidente que con ello logramos devolver el aspecto original en cuanto a los tipos de letra que Microsoft puso a nuestra disposición en Windows cuando lo instalamos.

Este es un cambio que también podremos llevar a cabo en el caso de que hayamos sido nosotros mismos los que hayamos realizado modificaciones en las fuentes de Windows y necesitemos devolver el sistema a su estado original.

¡Sé el primero en comentar!