Este truco te permite ver la fuente usada en una foto, imagen o texto

Este truco te permite ver la fuente usada en una foto, imagen o texto

Rubén Velasco

La búsqueda de fuentes o tipografías es una de las tareas más repetidas por los diseñadores y artistas para personalizar sus creaciones. Esto puede convertirse en una tarea rápida si sabemos qué buscar y dónde buscarlo, o también puede ser una de las cosas más complicadas si no sabemos, por ejemplo, el nombre de la fuente en cuestión. Por suerte, hay herramientas y plataformas diseñadas para ayudarnos a identificar y descargar cualquier fuente, incluso sin conocer su nombre, sin tener que pasar horas buscando y probando todo tipo de fuentes en nuestro PC.

Hoy en día existen una gran cantidad de fuentes diferentes y muchas webs y sitios desde donde descargarlas. Sin ir más lejos, si queremos descargar fuentes para Windows podemos recurrir a webs como DaFonts o Google Fonts, o a plataformas como la Microsoft Store, donde podemos encontrar una buena colección de fuentes, gratis y de pago, para nuestros proyectos y que podemos utilizar en cualquier tipo de aplicación, ya sea para crear documentos o con aplicaciones de diseño.

Fuentes Microsoft Store Windows 10

Si conocemos el nombre de la fuente, encontrarla en Internet no es nada complicado. Cualquiera de las alternativas anteriores seguramente la tenga, y si no, una rápida búsqueda en Google nos permitirá encontrarla en unos segundos. Los problemas llegan cuando no sabemos cuál es el nombre de la fuente. ¿Cómo la buscamos entonces?

Cómo identificar y descargar una fuente usando Photoshop

En 2015, Adobe introdujo en Photoshop una herramienta llamada «Coincidencia de fuentes«. Esta herramienta hace uso del motor de reconocimiento OCR de Adobe para analizar cualquier imagen o cualquier fondo y poder averiguar de qué fuente se trata.

Para ello, una vez escaneada la imagen, Photoshop hace uso de la base de datos de TypeKit para comparar el escáner con las fuentes reconocidas y mostrarnos una serie de tipografías sugeridas. Una vez encontrada la fuente que estábamos buscando, podremos conocer su nombre para descargarla desde cualquier página, o aprovecharnos de TypeKit para descargarla, instalarla y añadirla directamente a Photoshop.

Esta opción se encuentra dentro de Photoshop, en el apartado «Texto > Coincidencia de fuentes«.

Coincidencia de fuentes en Photoshop

Seleccionamos esta herramienta y lo que tendremos que hacer a continuación es ajustar el recuadro que nos aparece al texto que queremos escanear. Cuando más preciso sea, más precisos serán los resultados obtenidos por la herramienta.

Photoshop TypeKit

En unos segundos nos aparecerán una serie de fuentes similares a la que hemos escaneado. Photoshop nos mostrará en la lista fuentes que tenemos instaladas en el ordenador, y si hemos iniciado sesión en Adobe Creative Cloud, también nos mostrará las de la base de datos de TypeKit.

Elegimos la fuente que queremos descargar y usar y listo. Ya podemos empezar a trabajar con estas fuentes.

Por qué necesito identificar fuentes de textos

Vivimos en una época en la que la tecnología parece que viene marcada por todo lo relacionado con las imágenes, los gráficos, los vídeos o el 3D. Sin embargo, no podemos dejar nunca de lado algo tan importante como son los textos que editamos, usamos y añadimos a todo tipo de documentos desde multitud de programas. De hecho, a pesar del extendido uso de los vídeos, las fotos y similares, el texto sigue siendo un elemento clave en la mayoría de los trabajos que realizamos en un PC. Esto es incluso extrapolable a los proyectos de diseño de los que tanto se habla en estos momentos.

Es ahí precisamente donde entran en juego las diferentes tipografías de las que os hablamos en estas líneas. Las tipografías, fuentes o tipos de letra de las que podemos echar mano en estos momentos se cuentan por miles. Algunas más conocidas y usadas que otras, algunas de pago, otras muchas gratuitas. Y es que precisamente es en estos proyectos de diseño, especialmente en los más grandes, donde saber el tipo de fuente usado, cobra más importancia. Esto nos permitirá, por ejemplo, seguir trabajando y ampliando los proyectos de otros que hayan utilizado determinadas fuentes, sin desentonar. Además, hay que tener en cuenta que las maneras de identificar estos elementos de las que os hablamos aquí son muy rápidas y eficaces.

Es más, gracias a las webs que os vamos a mostrar a continuación, ahorraremos una buena cantidad de tiempo en este tipo de tareas en concreto, y sin tener que pagar en la mayoría de los casos.

Otras webs para identificar y descargar tipografías

Si no nos gusta la herramienta de Adobe, o no tenemos acceso a Creative Cloud, también existen otras páginas web gratuitas que se encargan de escanear cualquier imagen o texto para decirnos qué fuente está utilizando.

DaFont

Hablamos de una para descargar fuentes que es tremendamente popular, no en vano cuenta con miles de opciones organizadas en distintas categorías. También podemos filtrar por orden alfabético, por las más descargadas, las añadidas recientemente o incluso por autor. Encontraremos fuentes de todo tipo como, Fantasía, Tecno, Gótico, Dingbats, Holiday, entre otros.

DaFont

Una vez encontremos la que más nos guste podemos pulsar sobre ella y escribir en su apartado de vista previa y elegir su tamaño (Diminuto, Pequeño, Mediano, Grande) para posteriormente ver cómo queda antes de descargarla. Si nos gusta solo nos queda pulsar en su botón de Descargar para que se baje a nuestro disco duro y podamos usarlo con Photoshop o cualquier otro programa que lo requiera. Por lo tanto, estamos ante una web práctica, intuitiva y sobre todo muy completa, por lo que merece la pena darle una oportunidad.

Para comprobar el amplio catálogo de fuentes de DaFont basta con pulsar en este enlace a su sitio web oficial.

WhatTheFont

Una de estas páginas es WhatTheFont. Esta aplicación nos permite subir una imagen cualquiera a su servidor de manera que, utilizando su motor de reconocimiento OCR, identifique el texto de la imagen y nos permita analizar cualquier tipografía en busca de su identidad.

WhatTheFont

Podremos ver varios resultados similares a la fuente que hayamos analizado. Junto a cada resultado podremos ver su nombre (para buscarla en otros sitios) y la posibilidad de comprar dicha fuente en esta tienda. Esto nos resultará de mucha utilidad, ya que, desde esta misma web, una vez que accedemos, podemos llevar a cabo varias tareas relacionadas con estas fuentes que os mencionamos.

WhatFontIs

Otra alternativa similar es WhatFontIs. Esta web nos permite igualmente subir cualquier imagen de nuestro ordenador para analizarla y poder identificar las fuentes que utiliza. Si nos registramos, el OCR reconocerá todos los caracteres automáticamente. Si no, tendremos que introducir algunos nosotros (os recomendamos los más característicos de la fuente) para poder compararla.

WhatFontIs

Esta web nos mostrará los nombres de las fuentes y la posibilidad de comprarla, en caso de que sea de pago, o descargarla. Podemos además filtrar entre fuentes gratuitas y fuentes comerciales. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del tipo de uso de estos contenidos, en ocasiones nos resultará rentable adquirir fuentes de pago, más si las vamos a usar en entornos profesionales enfocados al diseño y maquetación. Si no es así, realmente no merece la pena comprar las fuentes a no ser que se trate de un trabajo importante, ya que lo más probable es que únicamente la utilicemos para este fin.

Identifont

Identifont es otra alternativa que nos va a ayudar a identificar cualquier fuente tipográfica que podamos ver por Internet. Esta web no solo nos permite subir un fragmento de la fuente para poder analizarla y decirnos cuál es (o cuál se asemeja a ella), sino que también nos permite adivinar de qué fuente se trata a raíz de una serie de preguntas.

Identifont

Además de subir una foto con la tipografía que queremos adivinar, también la podemos identificar por apariencia, por una parte, del nombre o por similitud. Incluso nos permite buscar fuentes según su creador. Una opción de lo más completa para poder descubrir nuevas fuentes y usarlas en nuestros proyectos.

FontFace Ninja

En este caso concreto nos encontramos con una opción para encontrar fuentes un tanto diferente a las expuestas con anterioridad. Os contamos todo esto debido a que al hablar de FontFace Ninja, nos referimos en realidad a una extensión para Google Chrome. El principal cometido de esta, como os podréis imaginar, es el de que identificar las tipografías de las páginas webs que visitamos. Para ello todo lo que tenemos que hacer es instalar la misma en el navegador web y pulsar encima sobre el icono de la extensión para que empiece a funcionar por sí mismo.

De esa manera el mismo puntero del ratón se convierte en una potente herramienta para identificar fuentes de todo tipo. Esto es algo que logramos con el hecho de pasar el mismo por encima del texto que nos interesa. En ese momento se nos mostrará la tipografía que es además de otros datos correspondientes a la misma. Eso sí, debemos tener en cuenta que la extensión funciona con textos como tal, no con textos en imágenes. Con todo y con ello su funcionamiento es muy efectivo con los elementos que os comentamos.

FontSquirrel Matcherator

Pese a que por el nombre no sepamos de que se trata la página, lo cierto es que estamos ante una importante página web, desde donde podemos descargar un amplio abanico de fuentes diferentes. Desde aquí vamos a poder identificar una fuente de imagen con texto. Es posible tanto cargar una imagen desde nuestro PC, simplemente con arrastrar y soltar como proporcionando una URL de una imagen, y es compatible con las funciones de OneType.

FontSquirrel Matcherator

Es una herramienta bastante precisa ya que nos ofrecerá diferentes tipos de letra para que podamos elegir la que mejor coincidencia tiene con respeto a la imagen que hemos añadido. Es compatible con formatos JPG o PNG y también podemos especificar manualmente los caracteres en el caso de que los resultados proporcionados no nos convencieran. Al obtener los resultados de las búsquedas descubriremos que las tipografías hay que pagarlas, aunque podemos encontrar un gran número de ellas que son totalmente gratuitas, por lo que podemos pegarle un vistazo. Las fuentes que suelen ser de pago son las menos habituales, por lo que si buscamos letras comunes y muy utilizadas no vamos a tener ningún problema en descargarlas una vez han sido identificadas por la aplicación.

Podemos usar FontSquirrel Matcherator accediendo a su sitio web oficial.

Fontspring Matcherator

Hablamos de una herramienta web para detectar fuente utilizada en cualquier imagen, bastante fácil de usar, pues solo será necesario hacer clic en la fuente para que pueda identificarla. Su diseño es simple a la par que atractivo e intuitivo. Solamente debemos de encargarnos de cargar la imagen que contenga la tipografía que queremos identificar o bien utilizar un enlace URL a la imagen. En cuestión de unos segundos la página cotejará las formas tipográficas y obtendremos los resultados más similares.

Fontspring Matcherator

Su principal inconveniente es que, en caso de que necesitemos descargar las fuentes, estas son bastante caras, por lo que es una herramienta recomendable sólo en el caso de que queramos saber el nombre de la fuente. Si queremos usar Fontspring Matcherator para detectar la fuente de cualquier imagen basta con acceder a su página web.

Bowfin

Con Bowfin Printworks podemos identificar exactamente de qué tipo de letra se trata cuando ninguna de las páginas web que os hemos mostrado más arriba, ha sido capaz de reconocerla, algo que, desgraciadamente, es bastante habitual.

Bowfin

Bowfin nos permite identificar de que tipografía se trata resaltando los detalles que hacen que cada tipografía sea diferente a otras. Conforme vamos afinando en la búsqueda seleccionando esos detalles, se va reduciendo el número de opciones

WhatFont

Si hemos adoptado en nuestra vida las extensiones de Chrome, no podía faltar una extensión de este tipo para identificar una tipografía. A diferencia de otras plataformas destinadas a identificar una fuente a través de una imagen que subamos, WhatFont nos permite identifica rápidamente la tipografía que utiliza la página web que estamos utilizando.

WhatFont

Para identificar la tipografía de la web donde nos encontramos, tan solo debemos pulsar sobre la extensión y situar el ratón encima del texto. Automáticamente la extensión mostrará su nombre y nos ofrece diferentes opciones para poder descargarla, siempre y cuando no sea una tipografía propietaria de alguna empresa.

WhatFont
WhatFont

Google Font Preview for Chrome

Otra interesante opción para tener en cuenta para identificar tipografías a través de un navegador es la extensión Google Font Previewer for Chrome. Lo primero que debemos saber acerca de esta extensión es que Google no se encuentra detrás, pero utiliza la API de fuentes de Google para identificar de que fuente se trata.

1001 Free Fonts

Como bien podemos deducir por el nombre de esta web, a través de 1001 Free Fonts tenemos a nuestra disposición un gran número de fuentes, concretamente más de 70.000 todas ellas de forma totalmente gratuita. La web se encuentra en español, por lo que no vamos a tener problemas para interactuar con ella y encontrar la fuente que podemos necesitar en cada momento.

1001 Free Fonts

Incluye un editor que nos permite escribir el texto que queramos para probar si la fuente que hemos seleccionado se adapta a lo que buscamos. Si es así, tan solo debemos pulsar sobre el botón Descargar para descargarla en un archivo comprimido en formato Zip, archivo que podemos descomprimir en Windows sin necesidad de instalar ninguna aplicación ya que ofrece soporte para este formato de forma nativa.

Nos permite realizar búsquedas de fuentes por temáticas y por orden alfabético. Además, si pagamos 19,95 dólares, podemos descargar 10.000 fuentes en un único archivo, aunque no nos permite seleccionar cuales queremos.

¿Cómo usar la fuente en otros programas?

Hemos visto cómo podemos identificar la fuente, o tipografía, de una imagen, algo muy útil si, por ejemplo, estamos realizando un fotomontaje y no queremos dejar pruebas. Pero ¿qué pasa si nos ha gustado la fuente y queremos usarla en otros programas, como en Word?

En ese caso, lo que debemos hacer es instalarla en Windows como si se tratara de una fuente más. Esto podemos hacerlo de dos maneras diferentes, por un lado, desde el panel de Configuración, dentro de Personalización > Fuentes, y por otro haciendo clic con el botón derecho sobre ella y eligiendo la opción de instalar. Otro método que tenemos a nuestra disposición para instalar fuentes en Windows pasa por copiar los archivos de las fuentes dentro del directorio WindowsFonts, siendo este el método más rápido si queremos instalar un gran número de fuentes en el equipo sin tener que ir una por una. Sea como sea, debemos tener previamente la fuente descargada.

Instalar fuentes configuración Windows 10

Una vez instalada como una fuente más del sistema ya podemos usarla en prácticamente cualquier programa. Eso sí, si, por ejemplo, tenemos abierto el Word (o el programa que sea) debemos cerrarlo y volverlo a abrir para que cargue la fuente. Es importante tener en cuenta que, si utilizamos una fuente que no se encuentra instalada de forma nativa en Windows, si compartimos el documento, y el destinatario no tiene esa fuente instalada, la aplicación que utilice para abrir el documento o archivo, utilizará la fuente predeterminada por Windows (Arial), por lo que, si se trata de un documento de texto, todo quedará descuadrado.

Si se trata de una imagen de Photoshop en formato .PSD, pasará exactamente lo mismo, por lo que, para evitar este problema, si sabemos que hemos utilizado una fuente no nativa de Windows, debemos incluirla junto con el archivo que vamos a compartir. Si queremos evitar ese problema, podemos convertir la imagen a un formato no editable, sin capas, como JPG, PNG o TIFF, formatos que crear una imagen con todas las capas del archivo, por lo que no necesitan de la fuente utilizada para mostrar el contenido.

Todas las fuentes se pueden instalar en todas las versiones de Windows y el proceso para instalarlas también es exactamente el mismo, por lo que no tendremos ningún problema a la hora de compartir archivos con equipos gestionados por versiones más antiguas de Windows, más allá de allá de la posible falta de compatibilidad por tratarse de versiones muy antiguas que carecen de las funcionalidades que Microsoft ha implementado en los últimos años.

Me he equivocado de fuente, ¿qué hago?

Como hemos visto, los programas y las herramientas de identificación de fuentes, a veces, nos pueden dar varias opciones parecidas, pero diferentes. Y, aunque podamos pensar que una de ellas se parece bastante a la fuente que estábamos buscando, al bajarla, instalarla y empezar a trabajar con ella podemos encontrar algunos matices que nos demuestran que no es así.

Si ya hemos instalado la fuente en el ordenador, ¿qué puedo hacer? Una fuente instalada en el ordenador tampoco supone nada. De serie, seguro que en Windows tenemos instaladas unas cuantas fuentes que nunca hemos necesitado, y nunca más vamos a usar. Algunas de ellas venían instaladas de serie con Windows, mientras que otras las pueden haber instalado programas como Office, LibreOffice, Acrobat o Photoshop.

Las fuentes que no necesitemos simplemente están ahí, instaladas en Windows. Pero no ocupan prácticamente nada de espacio en el disco duro, ni tampoco afectan al rendimiento del ordenador. Por lo tanto, las fuentes innecesarias no es un aspecto por el que debamos preocuparnos.

Si hemos instalado una fuente pensando que era la que necesitábamos, pero luego resulta que no ha sido así, podemos olvidarnos de ella e instalar cualquier otra para ver si esta vez acertamos. Pero, si somos de los que prefieren tener el sistema lo más minimalista y ordenado posible, también vamos a poder desinstalar las fuentes que no queramos tener en el sistema desde este mismo panel de configuración. También podemos acceder al directorio Windows/Fonts, seleccionar la fuente que queremos eliminar y pulsar el botón Supr de nuestro teclado. No es necesario reiniciar el equipo, ya que una vez eliminada, dejará de estar disponible para todas las aplicaciones de Windows.

Si hemos utilizado esa fuente en alguna aplicación, como por ejemplo Word, una vez abramos el documento, veremos como el formato del mismo se nos puede haber movido, esto se debe a que Word ha utilizado la fuente que tiene predeterminada cuando la fuente utilizada no se encuentra disponible en el sistema. Lo único que tenemos que hacer es darle formato nuevamente con otra fuente para que todo quede cuadrado. Lo mismo sucede si la hemos utilizado en Photoshop. Al volver a abrir el archivo en formato .PSD, veremos como el texto se ha descuadrado al no estar disponible la fuente que se había utilizado.

Como podemos ver, si eliminamos una cuenta de Windows, el único problema con el que nos vamos a presentar es que tengamos que darle formato nuevamente al documento, el documento va a seguir estando accesible y no vamos a perder su contenido, ni parcial ni totalmente.

¿Y si no encuentro la fuente?

Siempre cabe la posibilidad de que no encontremos la letra concreta que estamos buscando, ya que, algunas de ellas, son privadas, es decir, han sido desarrolladas por una empresa (Google, Microsoft, Apple, Adobe entre otras) y no están disponibles de forma pública, por lo que el único recurso que nos queda es encontrar la más parecida. El mejor método para hacerlo es utilizar Photoshop, pero no como hemos explicado más arriba, sino escribiendo el mismo texto de la letra que queremos reconocer, situándolo encima (o debajo) del texto e ir cambiando entre las diferentes fuentes que se parecen, cambiando el tamaño del texto y la separación entre letras. De esta forma, comparar la letra que estamos buscando con las opciones que tenemos de forma nativa en Windows, será mucho más sencillo que ejercitando la memoria.

Cada tipografía, no es únicamente la forma de una letra, es una combinación de factores, entre los que se encuentran la separación entre letras, el espaciado y el interlineado entre otros factores. De esta forma, a no ser que se trate de una tipografía muy especial, creada especialmente, encontraremos la que estamos buscando, aunque no coincidan exactamente la forma de todas las palabras, pero siempre será mejor opción que utilizar cualquier otro tipo de letra.

Otra opción, para identificar el nombre de la fuente, pasa por buscar en Reddit, introduciendo todos los datos que tengamos sobre ella, como por ejemplo el sistema operativo donde la hemos visto, el anuncio de publicidad donde se muestra, describir la forma de las letras. Aunque Reddit es una comunidad en inglés, es el mayor foco de información que podemos encontrar para resolver cualquier duda que se nos presente siempre y cuando no encontremos la solución en Google. Siempre será mucho más sencillo encontrar tipografías ampliamente utilizadas o creadas por grandes empresas (aunque no las ofrezcan de forma pública) que encontrar determinadas fuentes de letra muy concretos que únicamente hemos visto en una imagen o web.

¡Sé el primero en comentar!