Fracasos de Microsoft que deberían haber triunfado y añoramos

Cuando hablamos de Microsoft, lo primero que nos viene a la mente son sus mayores éxitos: Windows, Office, Azure, Xbox, etc. El gigante de Redmond tiene grandes productos a sus espaldas, productos que todos, o casi todos, usamos prácticamente a diario y que, sin duda, marcan el futuro de la compañía. Pero para llegar a estos productos de éxito la compañía ha tenido que asumir ciertos fracasos y abandonar muchos productos que no llegaron a triunfar. Y seguro que más de uno echamos de menos.

Sistemas operativos que nunca tuvieron éxito

Windows 10 es el último sistema operativo de Microsoft, un sistema que aún tiene una larga vida por delante. No vamos a hablar de las versiones anteriores del sistema, que han ido muriendo por la obsolescencia y la rápida evolución de la informática. Pero aparte de Windows, han existido otros sistemas que nunca llegaron a triunfar.

Antes de Windows, Microsoft contaba con un sistema operativo de terminal: el conocido MS-DOS. No podemos considerar MS-DOS un fracaso puesto que aún muchas de sus herramientas siguen heredadas dentro de CMD, pero lo que sí fracasó fueron otras versiones heredadas de este para ciertas tareas. MS NET, por ejemplo, era un sistema basado en DOS para funcionar en red de cara a servidores DOS. Y otro ejemplo fue MSX-OS, un sistema capaz de ejecutarse incluso por debajo de la BIOS, con acceso directo al hardware. En resumen, dos sistemas de los que muchos ni siquiera han oído hablar.

Por supuesto, tampoco podemos olvidarnos de Windows Phone o Windows Mobile. Estos dos sistemas lo tenían todo para poder haber plantado cara a Android y iOS. Sin embargo, Microsoft no supo llevarlos correctamente ni ganarse la confianza de la gente y, al final, cayeron en el olvido. Hoy en día, estos sistemas pueden ser considerados dos de los mayores fracasos de la compañía.

Windows Phone

Programas y otros productos que son historia

Y más allá de los sistemas operativos, la compañía también cuenta con una serie de productos que, después de recibir grandes inversiones, acabaron en el cajón de los fracasos. Uno de los más sonados es Internet Explorer. Entre Windows 98 y Windows XP, IE era el navegador web más usado en todo el mundo. Sin embargo, Microsoft se confió y no supo venir la llegada de Chrome, lo que al final le costó el liderazgo. IE ha seguido vivo hasta la versión 11, en Windows 10, y finalmente fue eliminado de cara a Edge, otro de los mayores fracasos.

3D Movie Maker fue otro de los mayores fracasos de la compañía. Este programa permitía a los usuarios crear sus propios vídeos mediante el uso de entornos 3D previamente renderizados. Un programa muy básico pero querido por los usuarios. Años después, la compañía anunció el lanzamiento de Windows Movie Maker, uno de los mejores productos que ha lanzado Microsoft que permitía editar vídeos de forma muy sencilla. Por desgracia, la compañía volvió a descontinuar este editor, a pesar de su éxito. Y este sí que ha sido una gran pérdida.

Windows Movie Maker - 4

Aunque Microsoft tiene su propio asistente personal, Cortana, en realidad no es el primero con el que experimenta. La gente se ha olvidado ya de Bob, el asistente virtual de Windows 3.1 y Windows 95 capaz no solo de ayudarnos a abrir programas rápidamente, sino incluso de mandar emails a través de la línea telefónica.

Ahora todo es WhatsApp y Skype. Pero Microsoft ha tenido uno de los mejores servicios de mensajería instantánea: MSN Messenger. Millones de usuarios estaban conectados día a día a este servicio, gracias al cual podíamos comunicarnos con otras personas en tiempo real. Fue, claramente, el precursor del WhatsApp, pero Microsoft no supo adaptarse a los cambios y, al no poder lanzar una versión para móviles, al final acabó hundido. Además de Messenger, Microsoft contaba con otros productos que formaban parte de Windows Essentials, como un cliente de correo (Mail), una galería de fotos y un programa para que los bloggers pudieran escribir fácilmente. Todos ellos, al final, han caído en el olvido.

Windows Essentials

Otros productos que tampoco llegaron a triunfar, a pesar de tener cierta utilidad, fueron:

  • Windows Media Center, un centro multimedia en Windows.
  • Microsoft Reader, un lector de ebooks.
  • Máquina virtual Java de Microsoft (MSJVM).
  • Microsoft GIF Animator, creador de GIFs.
  • Silverlight, alternativa a Flash que fracasó incluso antes.
  • Outlook Express, cliente de correo que, al final, se convirtió en Windows Mail.
  • DirectX Media, una serie de APIs que mejoraban (o al menos lo intentaban) los juegos.
  • El reproductor de CDs de Windows 9x.
  • Microsoft Anti-Virus (MSAV), un antivirus para MS-DOS. También fracasó Windows Security Essential, que, por suerte, evolucionó en Windows Defender.
  • Encarta, la enciclopedia de Microsoft (y una de las mejores que han existido) que no supo plantarle cara a la Wikipedia.

¿Cuál será el próximo producto de Microsoft en caer en el olvido? El tiempo lo dirá.