Razones por las que usamos tanto la barra de tareas de Windows

No hace falta recordar que Windows es el sistema operativo más usado en equipos de sobremesa en todo el mundo. Es un software que no para de crecer y evolucionar con nuevas versiones que se adaptan a los tiempos que corren.

Sirva como claro ejemplo de todo ello el reciente lanzamiento del nuevo Windows 11 que poco a poco está llegando a los equipos compatibles. Con el fin de cubrir las necesidades y gustos de los usuarios, Microsoft trabaja en su sistema operativo tanto a nivel funcional, como de interfaz y seguridad. De esta manera el software se adapta a todo lo que vayamos a necesitar en nuestro día a día con el PC, nos protege, y además nos propone funciones relacionadas con la interfaz para que podamos ser más productivos, entre otras cosas.

A la mayoría de nosotros seguro que nos hace ilusión o al menos nos causa curiosidad el poder probar las nuevas funciones enviadas por la firma. Pero al margen de esto debemos tener en consideración que hay otras muchas que llevan implícitas en el sistema desde hace muchos años. Si estos elementos que forman parte del sistema operativo siguen ahí con el paso de las versiones, es por algo. Precisamente a continuación os vamos a hablar de uno de esos elementos que a pesar del paso del tiempo siguen vigentes en el sistema operativo. En concreto nos referimos a la barra de tareas que seguro que a la mayoría os resulta más que familiar.

De hecho, se podría considerar como uno de los objetos más importantes o al menos utilizados del sistema operativo. Las razones de esto son varias, y algunas de las más importantes o las vamos a mencionar en estas mismas líneas.

Por qué la barra de tareas es tan importante

Buena parte de la importancia de este elemento del sistema operativo viene dada por el extendido uso que la mayoría de nosotros hacemos del mismo. Una de las principales razones por las que usamos tanto esta barra es debido a que aquí anclamos un acceso directo a los programas que más usamos. De esta manera podemos ejecutar los mismos de una manera más rápida y efectiva. A todo ello debemos sumarle que este es un elemento que está a la vista en todo momento, mantengamos el foco en la aplicación que sea.

Juego anclado en la barra de tareas de Windows 10

Y no solo eso, sino que además de nuestras aplicaciones instaladas en el sistema, aquí también podemos anclar determinadas funciones de este, como el Panel de Control. También es interesante saber que aquí podremos anclar unidades de disco.

A todo esto, que os comentamos también debemos sumarle que por defecto esta barra de tareas incluye algunos iconos y accesos de extrema importancia. Estos los sitúa el propio Windows cuando lo instalamos en nuestro PC de manera predeterminada. De esta manera en esta ubicación nos encontramos con la fecha y hora del sistema, un icono para el control de la batería, el de la conectividad del sistema, o el centro de notificaciones.

Además, como os comentamos anteriormente este es un elemento que siempre está a la vista, por lo que a todo lo que aquí se sitúe, tendremos acceso de forma inmediata. Para mayor comodidad en su utilización, igualmente podremos personalizar parte del aspecto y la posición de la barra de tareas de Windows.

1 Comentario