Si la barra de tareas no se oculta, te enseñamos a solucionarlo

Si la barra de tareas no se oculta, te enseñamos a solucionarlo

Fran Castañeda

Una de las funciones más características de Windows es la barra de tareas la cual se encuentra activa de manera predeterminada en la parte inferior del escritorio. Se la considera como uno de los elementos más importantes del sistema operativo de Microsoft, y el lugar ideal donde anclar nuestros programadas más usados o cualquier información que necesitemos tener siempre a mano. Sin embargo, hay usuarios que prefieren tener una vista completa del escritorio, manteniendo la barra oculta, y que esta solo se muestre al pasar el ratón por la parte inferior de la pantalla.

Ocultar la barra de tareas forma parte una de las opciones de configuración que ofrece Windows. Pese a que es una función que no debería presentar ningún problema, lo cierto es que hay ocasiones donde puede fallar y nos encontremos que no podamos ocultarla. Es por ello que, a continuación, vamos a ver cómo poder solucionarlo en caso de que nos suceda.

Qué es la barra de tareas y cómo se oculta

La barra de tareas es un elemento gráfico que se encuentra presente en la parte inferior de la pantalla y en ella se encuentran reflejada las aplicaciones que se encuentran activas en el sistema. En ella encontramos elementos como el botón de inicio, la barra de búsqueda, las aplicaciones ancladas, los programas activos, las notificaciones de red y del sistema, así como el reloj.

Esta se puede ocultar para dejar libre el escritorio, mostrándose nuevamente cada vez que pasamos el ratón sobre la parte inferior de la pantalla. Para ello debemos de acceder al apartado de «Configuración» pulsando la combinación de teclas «Windows + I». Posteriormente accedemos a «Personalización» y «Barra de tareas». Aquí podemos activar la función de «Ocultar automáticamente la barra de tareas en el modo escritorio».

Ocultar barra de tareas en Windows

Una vez realizada esta acción, la barra debería ocultarse automáticamente. Sin embargo, muchos usuarios han comprobado que no esta no se oculta y permanece visible. Esto puede ser debido a problemas con el Explorador de Windows, a alguna de las aplicaciones instaladas o su sistema de notificación.

Formas de solucionar el problema

A continuación, vamos a ver diferentes acciones que podemos llevar a cabo, para solucionar el problema que nos impide poder ocultar correctamente la barra de tareas tanto en Windows 10 como en Windows 11.

Reiniciar Explorador de Windows

Este problema puede deberse por un funcionamiento anormal del Explorador de Windows, que el encargado de gestionar todas las tareas y notificaciones del sistema. Es por ello que se encarga de controlar la barra de forma que proporciona al usuario actualizaciones y notificaciones. Para intentar solucionarlo podemos probar a reiniciar el Explorador desde el Administrador de tareas.

Reiniciar Explorador de Windows

Esto es algo que haremos pulsando el atajo de teclado «Ctrl + Alt + Supr» de manera que accedemos al «Administrador de tareas». Una vez aquí, en la pestaña de «Procesos» localizamos el «Explorador de Windows» y lo marcamos. Una vez hecho esto, hacemos clic en el botón de «Reiniciar», situado en la parte inferior derecha de la pantalla. Por último, al terminar de reiniciar comprobamos si esto soluciona el problema y la barra vuelve a ocultarse correctamente.

Cambios en su configuración

Windows permite personalizar esta barra y realizar cambios en su configuración, por lo que el sistema detecta cualquier error, esta no se ocultará. Este conflicto puede estar provocado por alguna de las aplicaciones que tenemos ancladas o que alguna de las que se estén ejecutando en la bandeja del sistema requiera de nuestra atención, mostrándonos un mensaje importante. En el caso de que esté anclada, comprobaremos que se encuentra parpadeando, mientras que, si se ejecuta en la bandeja del sistema, debemos hacer clic sobre la pestaña para mostrarla y atender a lo que nos pida.

Seleccionar los iconos que aparecerán en la barra de tareas

Para solucionar el conflicto con una aplicación anclada, debemos de acceder al apartado de «Configuración» de Windows, pulsando el atajo de teclado «Windows + I». Posteriormente pulsamos en «Personalización» y en la siguiente pantalla en «Barra de tareas». Dentro del apartado de «Área de notificación», hacemos clic en «Seleccionar los iconos que aparecerán en la barra de tareas». Posteriormente, en la nueva ventana, marcamos la opción de «Mostrar siempre todos los iconos en el área de notificación».

Desactivar notificaciones de aplicaciones

Si seguimos manteniendo el problema que nos impide poder ocultar la barra de tareas, también podemos intentar solucionarlo desactivando las notificaciones de las aplicaciones. Esto es algo que debemos de llevar a cabo desde el apartado de «Configuración», al cual accedemos mediante el atajo «Windows + I».

Obtener notificaciones de aplicaciones y otros remitentes

Posteriormente entramos en el apartado de «Sistema» y en el menú de la izquierda hacemos clic en «Notificaciones y acciones». Aquí debemos pulsar en el botón de «Obtener notificaciones de aplicaciones y otros remitentes» para poder desactivarlo. Igualmente, también podemos hacerlo de manera individual en la lista inferior. Una vez hecho esto y teniendo un mayor control sobre las notificaciones que se muestran de las aplicaciones nos puede ayudar a detectar o solucionar el problema.

Arregla problemas comunes de Windows

Si no conseguimos acabar con el problema, podemos echar mano de una aplicación como FixWin, un programa gratuito con el que poder arreglar y reparar todo tipo de problemas comunes de Windows, desde que la Papelera de reciclaje no se actualice, que no podamos conectarnos a Internet o que la Barra de tareas no se oculte. Lo podemos descargar gratis pulsando en este enlace. La aplicación es completamente portable por lo que no requiere de instalación ni realiza modificaciones en el registro.

FixWin

Es muy sencillo de usar, pues una vez ejecutado solo será necesario hacer clic sobre el botón de fix para identificar el problema. Una vez localizado, basta con pulsar el botón correspondiente para que se arregle. Por último, solo nos queda reiniciar el sistema para que los cambios surtan efectos y comprobar si efectivamente ya se oculta la barra.

Volver a una versión anterior del sistema

En caso de que nada de lo visto anteriormente funcione, podemos optar por restaurar Windows a un punto anterior donde todo funciona correctamente y la barra se podía ocultar sin problema. El proceso de restauración lo podemos llevar a cabo sin necesidad de perder nuestros datos, pues tendremos la posibilidad de indicar que deseamos conservarlos o eliminarlo antes de comenzar el proceso.

Restaurar el sistema a una versión anterior

Para ello accedemos al Panel de control y en la parte superior derecha en la opción de «Ver por», seleccionamos «iconos pequeños». A continuación, hacemos clic en «Sistema» y pulsamos sobre «Configuración avanzada del sistema», que lo encontraremos situado en la parte derecha. Se abrirá otra ventana donde debemos de pulsar en «Protección del sistema» y hacer clic en «Restaurar el sistema».  Por último, elegimos otro punto de restauración, lo seleccionamos y pulsamos en Siguiente para comenzar el proceso.

¡Sé el primero en comentar!