Microsoft rompió Windows 7 con su último parche, y solo lo arreglará si pagas

Las actualizaciones que constantemente, de un tipo u otro, envía Microsoft a los usuarios de las versiones de Windows, siguen dando mucho que hablar. En este caso nos centraremos en Windows 7, que como seguro que ya sabéis, acaba de finalizar su soporte oficial. Esto se traduce en que a partir del pasado 14 de enero, este ya no es un sistema compatible.

Esto es algo que los de Redmond llevan avisando desde hace mucho tiempo y que finalmente se ha cumplido. Por tanto, buena parte de los millones de usuarios que siguen usando esta versión del sistema, se han quedado sin soporte. Esto se traduce realmente en que a partir de ahora ya no recibirán más actualizaciones ni parches, ni siquiera los de seguridad. Así, Windows 7 queda expuesto si no se toman ciertas medidas en su uso diario.

La última actualización de Windows 7, dañó el sistema

A pesar de las múltiples quejas de los usuarios acerca de los problemas que en muchas ocasiones dan esas actualizaciones de Windows, lo cierto es que sin elementos indispensables. Es por ello que al no existir tras el fin de soporte, los riesgos de ataques externos se multiplican.

Pero eso no es todo, ya que los problemas derivados de todo ello pueden venir por otro lado, como hemos visto recientemente. Hace solo unos días os informamos de que los usuarios de Windows 7 se estaban quejando de que su fondo de pantalla era reemplazado por pantallas negras repentinamente. En concreto esto se daba cuando instalaban las más recientes actualizaciones KB4534310 y KB4534314 para Windows 7, que además fueron las últimas gratuitas.

Este es un fallo que por lo visto afecta a una serie de PCs, incluidos los dispositivos de ámbito empresarial, por lo que los usuarios no pueden cambiar su fondo de pantalla y queda en negro. Pues bien, en estos momentos finalmente los de Redmond han confirmado el error, todo tras múltiples reportes enviados desde todo el mundo. Así confirman que después de instalar la actualización KB4534310, el fondo de escritorio podría aparecer en negro cuando se establece en una determinada configuración.

Cambiar fondo Windows 7

Microsoft solucionará el fallo del escritorio, pero no a todos

De manera paralela Microsoft prometió que una solución ya está en camino con la que se arreglará el mencionado problema con la interfaz. Eso sí, este nuevo parche tan solo llegará para las empresas que han adquirido la modalidad Windows 7 Extended Security Updates. En resumidas cuentas, que el fallo se solucionará para aquellos que sigan pagando por las futuras actualizaciones.

Por tanto, todos aquellos que no dispongan de la versión Enterprise o Pro, o que la tengan pero no paguen, no recibirán el parche que solucione este fallo en el futuro. Una solución manual es, o bien desinstalar la última actualización, o establecer una imagen personalizada como fondo que no sea en modo “Estirar”. Así lo podemos usar como Relleno o Centro para poder evitar el problema del que os hablamos.

Es posible que este tan solo sea el primero de los inconvenientes que se van a encontrar a partir de ahora los usuarios de Windows 7 que se hayan quedado sin actualizaciones. Y es que los de Redmond llevan mucho tiempo intentando convencer a estos de que lo mejor que pueden hacer en estos momentos es migrar a Windows 10.