¿Tienes problemas en Windows 10? Este parche promete acabar con (casi) todos

Estamos a la espera de que Microsoft finalmente ponga la nueva actualización de Windows 10 a disposición de todo el mundo, la 19H2. Eso es algo que puede suceder en cualquier momento, pero ahora lo que se ha enviado es la actualización KB4517211 para la versión 1903 o May 2019 Update.

De hecho se podría decir que esta es la segunda actualización acumulativa del presente mes de septiembre para Windows 10 1903. Lo cierto es que otras se lanzaron para el resto de versiones compatibles a principios de esta semana, por lo que la mencionada KB4517211 completa el ciclo de actualizaciones. Cabe mencionar que la misma está disponible en Windows Update y como descarga directa en el catálogo de Microsoft Update.

Para empezar os diremos que la nueva versión no es una actualización de seguridad como tal, ya que se centra en la corrección de problemas detectados en el pasado. Por tanto a continuación os hablaremos de los mismos, actualización que por cierto deberíais instalar lo antes posible. También merece la pena saber que buena parte de las correcciones aquí incluidas, también fueron corregidas en la versión 1809 de Windows 10.

Correcciones que llegan a Windows 10 1903 con la KB4517211

  • Corregido el problema de impresión de fuentes verticales al utilizar impresoras PostScript.
  • Corregido un fallo de inicio de programa que producía un error de acceso denegado cuando intentábamos ejecutar aplicaciones de 32 bits como un usuario diferente.
  • Han arreglado un problema de acceso de escritura USB al cambiar los permisos a un usuario sin los mismos.
  • Corregido un problema que causaba que el comando “lsass.exe” dejara de funcionar.
  • Corregido el problema con Windows Hello for Business que ofrecía a los usuarios dos certificados de autenticación en lugar de uno.
  • Corregido un error que impedía a los navegadores conectarse a Windows Server de forma segura.
  • Solucionado un fallo detectado en ciertos procesos de autenticación.
  • Solucionado el fallo con las aplicaciones Microsoft App-V que no se abrían y que mostraban un error de red.
  • Corregido un problema de visualización del Explorador de archivos que mostraba iconos normales para ciertos ficheros.
  • Solucionado el problema en Windows 10 con la desconexión de una VPN.
  • Solucionado un problema que provocaba fallos en la reproducción y grabación de audio en las conexiones remotas.
  • Corregido un error en “MSCTF.dll” que provocaba que las aplicaciones dejaran de funcionar.
  • Arreglado el problema de entrada y visualización causado por “imm32.dll”.
  • Se ha corregido un error de redimensionamiento en las aplicaciones de “Windows Presentation Foundation” que no respondía a la operación de redimensionamiento.
  • Corregido un problema que impedía que los sistemas antiguos se actualizaran a los nuevos por un error en el controlador de pantalla.
  • Corregido un fallo en los portátiles con pantallas HDR que hacía que esta se volviera blanca.

Más correcciones que nos acaban de llegar a la May 2019 Update

  • Corregido un problema al convertir aplicaciones de 32 bits a 64.
  • Corregido el problema de audio en ciertos juegos.
  • Corregida una incidencia en Microsoft App-V que impedía la apertura de procesos virtuales.
  • Se ha corregido un problema de energía que impedía que la CPU alcanzase su máximo rendimiento al seleccionar el plan de energía más elevado.
  • Corregido un problema que provocaba que los dispositivos dejaran de funcionar al abrir archivos desde una unidad de red con el almacenamiento en caché habilitado.

Estas son todas las correcciones que los de Redmond han abordado en esta nueva actualización para Windows 10 May 2019 Update. De este modo queda patente que debemos instalarla lo antes posible, aunque en este caso no por temas de seguridad, sino de funcionalidad y estabilidad.

Al mismo tiempo Microsoft en estos momentos ha expuesto un único problema conocido en su página de soporte con respecto a la KB451721. En concreto este se refiere a que los editores de sistemas de entrada pueden no responder o causar un alto uso de la CPU en determinadas circunstancias, algo que se espera se solucione en futuras actualizaciones.