Arregla la aparición de este molesto pantallazo azul en Windows

Windows es un sistema operativo que ha ido progresando con cada nueva versión, hasta convertirse en una plataforma estable y segura. Si bien es cierto que, ni mucho menos, se encuentra exenta de error. Uno de los más temidos son los famosos pantallazos azules que significan que el equipo se apagó de forma inesperada para evitar pérdidas de datos. Estos suelen ir acompañados de un código o mensaje, como puede ser WHEA_UNCORRECTABLE_ERROR.

El temido pantallazo con este mensaje puede ocurrir especialmente en Windows 10, aunque también puede llegar a aparecer en Windows 11 provocando el bloqueo del sistema. Ante esta situación, debemos conocer que hechos han podido ocasionarlo y cómo poder corregirlo.

Causas por las que aparece este error

Una vez que aparece el pantallazo azul mostrando el error WHEA_UNCORRECTABLE_ERROR, el sistema por lo general se encarga de recopilar ciertos datos de diagnóstico para posteriormente reiniciarse, pudiendo volver aparecer nuevamente en cualquier otro momento de forma inesperada. Por lo general, este problema suele estar asociado a un hardware defectuoso como el disco duro o memoria RAM, que también pueden ser ocasionados por problemas de software entre los que encontramos:

  • Conflictos causados por los controladores.
  • Falta de actualizaciones de Windows.
  • Problemas con el overclock.
  • Archivos del sistema o del registro dañados.

Sea cual sea el motivo por el que aparece este molesto error, lo más seguro es que terminemos echándonos las manos a la cabeza en busca de una solución que ayude a acabar con su aparición. Dado que su origen puede ser debido a varias causas no existe una única solución, por lo que es posible que tengamos que ir probando hasta encontrar la correcta.

Cómo reparar WHEA_UNCORRECTABLE_ERROR

A continuación, vamos a ver diferentes métodos que podemos llevar a cabo para acabar con el pantallazo azul con el mensaje WHEA_UNCORRECTABLE_ERROR. Estas opciones se pueden llevar a cabo tanto en Windows 10 como en Windows 11.

Comprobaciones previas

Como hemos comentado este error está relacionado especialmente con el hardware que tenemos instalado en nuestro sistema, por lo que es importante verificarlos físicamente. Por ejemplo, debemos de comprobar que los sistemas de ventilación no se encuentran obturados lo cual podría provocar que los componentes se sobrecalienten, impendiendo que funcionen correctamente.

También debemos de comprobar que la RAM se encuentra bien fijada y de forma segura en sus ranuras y verificar que la CPU no se ha soltado. En caso de que no tengamos los conocimientos necesarios para ello, pasemos directamente a las posibles soluciones que podemos realizar desde el sistema.

Actualizar Windows

En el caso de que aparezca este pantallazo azul, la propia Microsoft confirma en su página de soporte que se trata de un error de hardware, por lo que recomienda tener actualizado Windows a la última versión disponible. Es por ello que debemos comprobar desde Windows Update si existe alguna actualización disponible, y en dicho caso, descargarla.

Para ello, pulsamos el atajo de teclado Windows + I que nos llevará al apartado de Configuración del sistema. Una vez aquí pulsamos en el apartado de «Actualización y seguridad». Posteriormente pulsamos en «Windows Update» y hacemos clic en «Buscar actualizaciones».

Buscar actualizaciones en Windows 11

En caso de que exista alguna actualización pendiente, la descargamos y el propio sistema se encargará de instalar. Una vez terminado, reiniciamos el sistema y comprobamos que todo funcione de manera correcta.

Ejecutar CHKDSK

Pese a que el error pueda haber sido producido por un error de hardware, quizás se pueda solucionar desde el propio sistema por lo que es recomendable ejecutar Windows Check Disk desde la línea de comandos. Se trata de una útil herramienta que incorpora el sistema operativo de manera predeterminada y que se encarga de verificar el sistema de archivos y corregir ciertos problemas.

Para ello, será necesario abrir el Símbolo del sistema, algo que haremos escribiendo cmd en el cuadro de búsqueda del menú Inicio y ejecutándolo como administrador. A continuación, escribimos el siguiente comando y pulsamos Enter.

chkdsk / r

Ejecutar chkdsk

Una vez hecho esto, el comando se va a encargar de escanear todo nuestro sistema en busca de errores y solucionar cualquier problema que sea capaz de encontrar.

Desconecta todos los periféricos

La mayoría de los pantallazos azules de Windows, independientemente de su versión, siempre están relacionados con conflictos de software y/o con el mal funcionamiento de un componente del equipo, ya sea la memoria RAM o la gráfica o un dispositivo conectado vía USB. Para encontrar qué o cuál es el causante de este error de Windows, debemos comenzar desconectando todos los periféricos que tengamos conectados al equipo (ratón, impresora, teclado, unidades externas de almacenamiento…).

desconectar usb

Es necesario tener a mano un teclado y ratón de repuesto para continuar trabajando con el equipo y comprobar si sigue funcionando correctamente. Una vez estemos utilizando el equipo con el nuevo teclado y ratón, debemos conectar uno por uno el resto de los periféricos dejando un tiempo prudencial que le dé tiempo a Windows a manifestar el problema.

Es importante conectarlos en el mismo puerto USB donde estaban conectados con anterioridad, ya que el problema, puede que no sea el dispositivo, sino el puerto USB donde está conectado. Si al conectar el dispositivo al mismo puerto USB, se muestra la pantalla azul, debemos probar con otro puerto USB para determinar si el problema está en el dispositivo o en el puerto USB.

Inicia en modo seguro

El modo seguro de Windows inicia el sistema operativo sin cargar ningún tipo de controlador, por lo que el aspecto visual deja muchísimo que desear. Al no cargar ninguno de los controladores de los dispositivos que forman parte del equipo, nos permite descartar rápidamente si el problema se encuentra en uno de ellos o bien en el controlador.

inicio modo seguro

Si el equipo funciona sin problemas iniciando al modo seguro y no se muestra la pantalla azul de la muerte, significa que el problema que está afectando al funcionamiento de nuestro equipo se encuentra en los controlares instalados, de los que hablaremos en el siguiente apartado.

Verificar los controladores

También es importante comprobar el buen funcionamiento de los drivers instalados de nuestros componentes. Siempre es recomendable mantenerlos actualizados, si bien en ocasiones, puede que provoque que un determinado componente de hardware pueda presentar problemas.

Tanto Windows 10 como Windows 11 se encargan de controlar la actualización de la mayoría de los controladores del equipo. Es por ello que es conveniente revisar el historial de actualizaciones para comprobar si hay algún error, así como ver cuáles se han actualizado recientemente para volver a una versión anterior y comprobar si esto soluciona la aparición del error.

Para ello pulsamos «Windows + I» y accedemos al menú de «Configuración». Posteriormente hacemos clic en «Actualización y seguridad» y «Ver historial de actualizaciones», desde donde podremos encontrar las actualizaciones de los drivers realizadas.

Historial de actualizaciones en Windows 11

Posteriormente pulsamos en Desinstalar actualizaciones, para eliminar las últimas realizadas y comprobar si es el origen del problema.

Restablecer el overclock y la BIOS

Hacer overclock para buscar un mayor rendimiento del equipo también puede ser una causa de la aparición del pantallazo azul con el mensaje WHEA_UNCORRECTABLE_ERROR. En este caso es conveniente restablecer la BIOS para volver a dejarlo como estaba y eliminar cualquier problema que esta acción haya causado en el equipo. Esto es algo que debemos hacer entrando en nuestra BIOS/UEFI y buscar la opción Overclocking.

En función de su versión, lo podemos en un apartado u en otro, si bien lo más normal es que se encuentre dentro de las opciones avanzadas. Una vez encontrado, restablecemos todas las opciones de overclocking y guardamos los cambios.

Desactivar OverClocking de la BIOS

Además, es recomendable aprovechar para restablecer la BIOS. Esto es que podremos acceder desde su propio menú de opciones donde buscar un apartado donde poder volver a la configuración predeterminada de la BIOS. Una vez terminado, salimos y reiniciamos para comprobar si esto acaba con el problema.

Testear la RAM

La RAM es uno de los componentes más importantes de nuestro ordenador. Para poder testearla y comprobar si tiene fallos podemos usar una propia utilidad integrada en Windows llamada Memory Diagnostic o Diagnóstico de memoria de Windows. Para ejecutarla basta con escribir «Diagnóstico de memoria de Windows» en el cuadro de búsqueda del menú Inicio y ejecutarla. Esto hará que aparezca una ventana donde elegimos la opción de Reiniciar ahora y comprobar si existen problemas.

Usar Diagnóstico de memoria de Windows

Igualmente podemos echar mano de una aplicación de terceros como MemTest86 que podemos descargar gratis desde la página web del desarrollador. Con ella, podemos hacer un análisis y comprobar el estado y funcionamiento de la RAM.

Restaurar el sistema

Cómo última opción, tal y como recomienda Microsoft, podemos realizar una restauración del sistema a un punto anterior donde no existía este error. Al realizar esto, el sistema debería volver a funcionar correctamente solucionando de esta forma cualquier error posterior.

Restaurar el sistema a una versión anterior

Para ello escribimos restaurar sistema en el cuadro de búsqueda del menú Inicio y seleccionamos «Recuperación». En la nueva ventana seleccionamos «Abrir Restaurar sistema», para que deshaga los cambios realizados recientemente en el sistema, pero sin modificar ni eliminar los archivos que tenemos guardados.

Esto hará que nos aparezca el asistente desde donde podemos acceder a la última fecha de recuperación disponible donde no había ningún error. Una vez restaurado el sistema, el ordenador se reiniciará y debería funcionar correctamente.

¡Sé el primero en comentar!