No descargues el antivirus desde tu navegador sin antes comprobar esto

A pesar de que el sistema operativo más usado en los equipos de sobremesa, Windows, nos ofrece su propio antivirus, muchos usuarios buscan otras propuestas. Tenemos la posibilidad de elegir entre multitud de empresas de seguridad que nos ofrecen sus proyectos en este sentido, solo nos queda elegir.

Hace solo unos años nos teníamos que acercar a nuestra tienda de informática favorita o algún centro comercial para adquirir el correspondiente paquete de seguridad. Sin embargo, en estos momentos nos podemos decantar por una opción u otra de una manera mucho más rápida y sencilla. Esto se debe a las facilidades que nos ofrece el mundo online y que nos permite comparar y descargar nuestro antivirus seleccionado de manera directa. Todo ello lo logramos a través del correspondiente navegador instalado en el equipo conectándonos a las webs oficiales de los desarrolladores.

Llegados a este punto debemos tener en consideración que son muchas las alternativas de seguridad entre las que elegir. Además, esta decisión no es como la de cualquier otro programa, ya que aquí hablamos de un software centrado en la seguridad, por lo que no es recomendable que nos equivoquemos. Así, una vez que hemos descartado el uso de Windows Defender, llega el momento de seleccionar y descargar el antivirus que nos protegerá en el PC.

Os contamos todo esto porque son varios los factores que debemos tener en consideración para hacer la elección más correcta dependiendo de cada caso. Precisamente a continuación os hablaremos de algunos de los más importantes que debéis considerar. Todo ello os ayudará a proteger de una manera mucho más eficiente y segura los datos almacenados en vuestro ordenador.

Qué debo mirar al descargar un antivirus en mi navegador web

El primer apartado que debemos tener en consideración es si nos interesa pagar por este tipo de software. A priori disponemos de una serie de antivirus gratuitos muy interesantes especialmente indicados para el usuario final. Sin embargo, a nivel empresarial o para pymes, los antivirus de pago que presentan funciones adicionales y específicas pueden ser más recomendables. Además, si tenemos en la posibilidad de probarlos, deberíamos hacerlo, de este modo podemos comprobar de primera mano el consumo de recursos como CPU o RAM que hace el antivirus en nuestro PC. Este es uno de los apartados que más rechazo causa para el uso de este tipo de aplicaciones.

Kaspersky total security

Al mismo tiempo debemos tener en consideración las características, además del análisis protección como tales qué nos ofrece el software. En ocasiones podemos encontrar funciones como un gestor de contraseñas, una VPN, protección contra compras, etc. Estos son elementos que se pueden considerar como básicos en los tiempos que corren a la hora de proteger nuestros datos personales. Antes de descargar el antivirus desde nuestro navegador, deberíamos tener en consideración el espacio ocupado en disco. Esto es algo que se hace especialmente patente en los equipos un tanto limitados o antiguos.

Otro aspecto extremadamente importante que debemos tener en consideración es que ese antivirus siga recibiendo soporte oficial por parte de sus desarrolladores. Esto quiere decir que debería seguir recibiendo actualizaciones, tanto para el programa como para su base de datos de códigos maliciosos. Decimos esto porque instalar un antivirus que nos esté actualizado no sirve absolutamente para nada.

¡Sé el primero en comentar!