5 cosas que debes saber de los ataques de ransomware y los antivirus

Todo aquello relacionado con la seguridad es uno de los apartados qué más tenemos en cuenta en el mundo de la tecnología hoy día. Para protegernos echamos mano de diferentes soluciones software de esta temática, tal y como sucede con los populares antivirus, elementos casi imprescindibles en nuestros dispositivos.

Hablando de estos programas en concreto, hay que decir que Windows incluye su propia solución, un antivirus que podríamos considerar como bastante completo. Este es Windows Defender, aunque los usuarios pueden echar mano de otras muchas soluciones de terceros si así lo desean. De esta manera en el mercado encontramos software de seguridad tanto gratuitos como de pago y que cubre las necesidades del usuario final o de la empresa. La elección dependerá en gran medida de las necesidades que tengamos, el uso que hagamos del equipo, o el dinero que estemos dispuestos a desembolsar.

De igual modo podemos ser víctimas de múltiples tipos de ataques relacionados con el malware. Aquí cabe mencionar que uno de los más temidos y extendidos en los últimos años es el ransomware. Es posible que muchos de vosotros hayáis oído hablar de este formato de ataques, pero en realidad no sepáis de qué se trata. Precisamente por todo ello en estas mismas líneas os vamos a intentar aclarar algunos conceptos acerca de este código malicioso y los antivirus. De esta manera en el desafortunado caso de que seáis víctimas de este, sabréis cómo identificarlo y qué medidas tomar.

Hay que tener en cuenta que al igual que sucede con otros tipos de ataque, este pone en serio peligro los datos almacenados en nuestros equipos. Como suele ser habitual, una copia de seguridad previa de todo ello siempre será muy de agradecer llegado el caso.

Ventana principal McAfee

Conoce el ransomware y tu antivirus para prevenir

Lo primero que debemos saber acerca del ransomware es que es un tipo de código malicioso que secuestra nuestro equipo. Esto quiere decir que, si recibimos un ataque de este tipo, no podremos acceder a los datos almacenados en el PC a no ser que paguemos un rescate solicitado. De ahí precisamente los temores de muchos usuarios ante este malware, y la importancia de la copia de seguridad de nuestros ficheros y carpetas.

Por otro lado, es importante saber que este tipo de código malicioso se renueva cada poco tiempo. Esto se traduce en que aparecen nuevas variantes de forma periódica, por lo que para protegernos es importante mantener actualizado nuestro antivirus y sistema operativo. En el caso de que nos preguntemos cómo podemos infectarnos, son varias las vías de llegada del ransomware. Con todo y con ello una de las principales y más habituales es el correo electrónico y sus ficheros adjuntos.

Es evidente que, tras el secuestro de nuestro equipo, el principal objetivo de los atacantes de este formato es el dinero. Pero a pesar de todo ello desafortunadamente os diremos que no siempre se liberará el PC tras el pago de ese rescate solicitado por el ataque. Por tanto, la medida más eficiente en este caso es disponer de una copia de seguridad guarda en otra unidad para recuperar el sistema completo con sus datos y aplicaciones.

Si tomamos la determinación de pagar el rescate del ransomware, decir que esto generalmente se lleva a cabo a través de criptomonedas. La principal razón de todo ello es que no se pueden falsificar y son muy difíciles de seguir.

¡Sé el primero en comentar!