No te quedes nunca sin memoria RAM en el PC al editar vídeos

Aunque hace solo unos años todo lo relacionado con la edición de vídeos estaba limitado a unos cuántos profesionales, la cosa ha cambiado mucho. Esto se ha logrado en gran medida gracias a los potentes equipos disponibles en estos momentos, y a los proyectos de los desarrolladores software, lo que nos permite ahorrar tanto CPU como memoria RAM del equipo.

Hace solo unos años comenzar con un proyecto de edición de vídeo requería de unos elementos no disponibles para todo el mundo. Hablamos de elementos tanto hardware como software que en la mayoría de las ocasiones solo podían ser aprovechados por los profesionales. Sin embargo, en estos momentos la cosa ha cambiado bastante en este sentido, ya que casi cualquier usuario puedan darse en este tipo de trabajos. Claro que los ordenadores y los programas de edición de los que podemos echar mano en estos momentos no tienen nada que ver con los de hace unos años.

Pero con todo y con ello a pesar de los avances que ha tenido la tecnología en los últimos años, debemos tener cuidado al editar vídeos. Decimos esto porque en ocasiones estas tareas hacen un consumo más elevado de recursos tales como la memoria RAM, lo que se puede convertir en un problema. Como decimos, para ello es recomendable tomar algunas medidas de precaución y así evitar males mayores en este tipo de proyectos.

Mejora el uso de los archivos de vídeo para ahorrar RAM

Lo primero que debemos tener en consideración es que, a pesar de poder realizar proyectos de edición de vídeo, debemos tener en cuenta con los archivos que utilicemos. Con esto lo que os queremos decir es que, si disponemos de un ordenador un tanto limitado en cuanto a especificaciones, o sencillamente es antiguo, debemos tener más cuidado. Por ejemplo, deberíamos evitar los archivos con contenidos de vídeo en alta resolución.

Estos suelen ser ficheros altamente pesados, por lo que el trabajo con los mismos en el programa elegido consumirá mucha memoria RAM, entre otras cosas. En casos extremos en los que por ejemplo nos encontremos con un archivo 4K o similar, otra medida que podemos tomar es trabajar con ellos de uno en uno. Esto quiere decir que deberíamos cargar en la aplicación de edición un solo fichero de este tipo y cerrarlo antes de cargar el siguiente.

Elegir bien el programa y usarlo adecuadamente

Tenemos una alta cantidad de alternativas a la hora de elegir la más que interesante para editar vídeo. Sin embargo, no siempre vamos a necesitar utilizar la más potente del mercado, mira qué más funciones ponga a nuestra disposición. Estas suelen ser las que más recursos consumen, y en ocasiones de manera innecesaria, como puede suceder con el popular Adobe Premiere Pro.

Nueva función importar Adobe Premiere Pro

Os queremos decir que muchas veces bastará con un programa sencillo para llevar a cabo las tareas de edición que necesitamos, lo que nos ahorrará mucha RAM para usarla en otras tareas. Y hablando de otras tareas, hay que tener en cuenta que la edición de vídeo es uno de los trabajos más exigentes que podemos llevar a cabo en un PC. Por tanto, otra de las medidas interesantes que podemos tomar es cerrar el resto de los programas en ejecución cuando vayamos a empezar un proyecto de este tipo. Esto permitirá que los otros programas liberen recursos y además no tengan problemas de cierres inesperados o bloqueos.

¡Sé el primero en comentar!