¿Tienes tu PC al día? 1 de cada 2 españoles no instala actualizaciones

Mantener el ordenador actualizado es cada vez más importante. Cada vez pasamos más tiempo conectados a Internet, tanto por trabajo como por ocio. Y los ataques informáticos son cada vez más frecuentes, complejos y peligrosos. Instalar las actualizaciones de Windows y de los programas es una de las mejores técnicas para mitigar estos ataques. Sin embargo, la mitad de los usuarios no lleva a cabo esta tarea, al menos en España.

Un estudio llevado a cabo por Kaspersky ha demostrado que el 49% de los usuarios considera actualizar el PC algo innecesario, y una tarea aburrida, y, por ello, decide posponer las actualizaciones indefinidamente. El problema es que, si hacemos esto, a la larga puede salirnos muy caro. Da igual que hablemos de Windows, un programa, Android o la app menos usada de nuestro smartphone. Si no instalamos las actualizaciones a tiempo, estaremos a merced de los piratas informáticos.

Las actualizaciones suelen ser de dos tipos. Las más comunes son las actualizaciones del sistema operativo y los programas, nuevas versiones que corrigen fallos de seguridad y añaden nuevas funciones y características. Pero también pueden ser actualizaciones de firmware (en el caso de portátiles, tablets y smartphones), que nos permiten aprovechar mejor sus funcionalidades.

Buscando actualizaciones en Windows 10

Sea como sea, acostumbramos a meter todas las actualizaciones en segundo plano y dejarlas como algo sin importancia. Y eso, a la larga, nos puede salir muy caro.

Por qué no se instalan las actualizaciones a tiempo

A pesar de que estamos constantemente informando de la importancia de que no se instalen las actualizaciones, los usuarios siguen dejándolas en segundo plano. Algunos de los motivos más frecuentes por las que ocurre esto son por no poder, o querer, asumir el tiempo de inactividad del sistema o dispositivo. Otro motivo también común es que las actualizaciones de programas, apps o de Windows siempre llegan en el momento más inoportuno, es decir, cuando estamos trabajando. Y no siempre podemos asumir cierto tiempo de inactividad en el trabajo.

Otros usuarios simplemente no quieren cerrar sus programas, o apps, para poder actualizar. Esto es común, por ejemplo, cuando usamos las redes sociales en el móvil, o si estamos jugando, tenemos el juego en segundo plano y no queremos perder el progreso.

Además, el 65% de los españoles sigue sin considerar las actualizaciones de los programas o los sistemas operativos como algo importante.

En qué se usa el tiempo de actualizar

Los usuarios que sí deciden instalar las actualizaciones del PC suelen aprovechar ese tiempo de otras formas. Lo más común es que los usuarios aprovechen que no pueden usar el PC o el móvil para desconectar y relajarse un rato con otra actividad (leer, salir de paseo, ver la tele, etc), una idea excelente y a la que no damos toda la importancia que debería. Pero hay muchos usuarios que también aprovechan ese tiempo para seguir trabajando, o hacer lo que estaban haciendo, desde otro dispositivo. Por ejemplo, pueden aprovechar el tiempo de inactividad del PC para seguir desde el móvil, la tablet u otro ordenador.

Dedicar tiempo instalar actualizaciones

Comer, cocinar, beber algo o hacer ejercicio son dos actividades también bastante recurridas para aprovechar el tiempo de inactividad de nuestros dispositivos. Incluso hay gente que aprovecha para despegar la cabeza de la pantalla, volver al mundo real y entablar una conversación con la familia o con amigos.