¿Qué funciones de optimización y limpieza debería incluir CCleaner?

A la hora de realizar ciertas tareas de mantenimiento en nuestro equipo basado en Windows, podemos echar mano de algunos programas específicos. Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos en CCleaner, solución software que genera tanta controversia como adeptos que atesora.

Como os decimos, esta es una solución que se encarga de limpiar y optimizar el sistema operativo de Microsoft y que lleva mucho tiempo entre nosotros. Sin embargo, a lo largo de los últimos años ha generado mucha controversia y quejas relacionadas con determinadas funciones de privacidad. Es por ello por lo que multitud de usuarios en todo el mundo a estas alturas se han decantado por usar otras propuestas similares por ejemplo de código abierto.

Con todo y con ello CCleaner continúa teniendo una buena cantidad de usuarios y adeptos que se mantienen fieles a la solución software. Cabe mencionar que sus desarrolladores nos ofrecen una versión gratuita bastante limitada, y otras dos de pago más completas. Debido a la experiencia acumulada por sus desarrolladores, entre otras cosas, son muchas las funciones de limpieza y optimización que nos ofrece el programa.

Además, con las últimas versiones lanzadas su funcionalidad aumenta, así como su efectividad. De manera paralela es interesante saber que de unas semanas a esta parte la aplicación ya está disponible en su versión UWP para la Microsoft Store. Pero a pesar de todo ello, como suele ser habitual los usuarios quieren ir un paso más allá. Con esto nos referimos a que hay ciertas funciones de optimización y limpieza que podríamos echar en falta en esta solución software.

ccleaner interfaz

Son características que sus desarrolladores deberían plantearse para un futuro y así mejorar su producto y la experiencia de uso de CCleaner.

Funciones que podrían mejorar el programa CCleaner

Pues bien, una de las funcionalidades que quizá podríamos echar en falta en este software y que encontramos en otros similares, es un sistema de monitorización de instalaciones. Esto quiere decir que cada vez que añadamos una nueva aplicación al sistema operativo, el limpiador debería registrar la entrada, avisarnos automáticamente y mostrar los cambios que la misma efectúa.

Aquí hablamos de poder ver de primera mano la ubicación de disco de instalación, su tamaño, o los cambios realizados en el registro. Además, todos estos datos los guardaría de manera predeterminada para así facilitar su eliminación y desinstalación en el futuro. De igual modo seguro que muchos agradecerían poder acceder a un apartado que nos permitiese desactivar de manera directa ciertas funciones ocultas de Windows. En este caso nos referimos a ciertas características que por defecto están en funcionamiento en Windows y afectan negativamente a su rendimiento.

Hay programas específicos para todo ello, y que además nos permiten desactivar funciones relacionadas con la telemetría. De este modo CCleaner nos podría ofrecer en su interfaz selectores relativos a estas funciones de Windows para poder desactivarlas y así optimizar su funcionamiento. Para terminar, os diremos que, con el fin de optimizar el funcionamiento de la aplicación, podríamos disponer de diferentes niveles de análisis para así ahorrar tiempo en determinadas ocasiones. Esto sería una función similar a la que normalmente nos ofrecen los antivirus a la hora de escanear el equipo.

¡Sé el primero en comentar!