3 alternativas sencillas para olvidar el Escritorio Remoto de Windows

Hace algunos años, cuando algún familiar o amigo tenía problemas con su ordenador, nos desplazábamos hasta su domicilio para intentar solucionarlo. Pero las cosas han cambiado mucho en los últimos tiempos, todo ello gracias a las aplicaciones centradas en el escritorio remoto.

Estos programas nos permiten conectarnos a través de internet y desde nuestro propio ordenador, a otros de manera remota para controlarlos y manejarlos. Por descontado, lo habitual es que tengamos el permiso del propietario del otro ordenador, generalmente a través de una contraseña que nos proporciona. De ese modo podemos solucionar problemas, dar tutoriales o resolver dudas sin levantarnos de nuestra silla.

Hay que tener en cuenta que este tipo de aplicaciones se han extendido en gran medida en los últimos años tanto entre los usuarios finales, como para empresas. Por ejemplo, estas últimas utilizan estas soluciones para conectar remotamente con los equipos de sus clientes y así prestar asistencia. Es evidente que todo esto nos proporciona una enorme comodidad comparado con los movimientos que teníamos que llevar a cabo hace unos años.

De este modo a estas alturas podemos afirmar que disponemos de una buena cantidad de soluciones de estas características que nos ayudarán. Es más, el propio sistema operativo de Microsoft, Windows, desde hace tiempo nos proporciona su propia solución de este tipo. Nos referimos a la aplicación Escritorio Remoto integrada en el sistema operativo. Sin embargo, para muchos esta es una solución software un tanto limitada, por lo que prefieren utilizar otros programas similares de terceros que sean más completos. Precisamente de todo ello es de lo que os queremos hablar en estas mismas líneas. Os vamos a mostrar algunas alternativas muy sencillas, pero extremadamente funcionales que sustituyen al mencionado Escritorio Remoto de Windows.

Programas que sustituyen el Escritorio Remoto de Windows

En concreto os mencionaremos algunas interesantes aplicaciones para llevar a cabo los trabajos remotos comentados anteriormente. Hay que tener en cuenta que igualmente nos pueden servir para conectarnos a nuestro propio ordenador desde cualquier otro a través de internet. Lo cierto es que los modos de uso que nos proporcionan estos programas de escritorio remoto son innumerables. Estas son algunas de las alternativas más interesantes que podéis probar.

interfaz teamviewerChrome Remote Desktop: Google Chrome es el navegador de internet más utilizado, y con diferencia. Por tanto, si eres usuario habitual del mismo, quizás te interese que el programa dispone de su propia aplicación de escritorio remoto que podemos usar gratuitamente. Además, pone a nuestra disposición una intuitiva interfaz de usuario a la que accedemos ya sea para acceder a otro equipo, o para que otro usuario se conecte al nuestro. Incluso si no estamos demasiado habituados a estos programas, Chrome Remote Desktop no nos causará quebraderos de cabeza.

TeamViewer: aquí nos encontramos con la que se podría considerar como la alternativa más conocida de este tipo. Nos ofrece una modalidad gratuita para uso personal plagada de funciones para personalizar su uso y seguridad. Como suele ser habitual en estos programas, la conexión remota con otros equipos se realiza de manera sencilla. Hay que decir que hay una versión empresarial por la que si hay que pagar.

AnyDesk: para muchos esta es la propuesta que hace de competencia directa a la anteriormente mencionada TeamViewer. Una de sus principales características es que se trata de un programa muy ligero y que consume muy pocos recursos del PC. Podemos usarlo prácticamente en cualquier sistema y dispositivo y además dispone de una versión gratuita con muy pocas limitaciones respecto a la comercial.

4 Comentarios