Si piensas probar Linux, ojo que ahora hay uno mejor que Ubuntu

Muchas veces hablamos de Ubuntu como uno de los Linux más fáciles y accesibles, una perfecta puerta de entrada para todo aquel usuario que quiera empezar a familiarizarse con este sistema. Sin embargo, la distro de Canonical peca de muchas cosas y, aunque no es un mal sistema operativo, hoy en día existen otras alternativas más recomendables para aquellos usuarios que estén pensando en probar este sistema operativo. Y una de ellas es Linux Mint.

Linux Mint nació como una distro pensada especialmente para llevarse consigo a aquellos usuarios que estaban descontentos con Canonical y las decisiones unilaterales que toma sobre Ubuntu sin tener en cuenta a la comunidad. Los desarrolladores de esta distro cuidan hasta el más mínimo detalle para que todos los usuarios puedan sentirse lo más cómodos posibles con él, eliminando todas aquellas características polémicas de Ubuntu y añadiendo una serie de aplicaciones propias (las Mint Apps) que facilitan el uso del sistema para, por ejemplo, actualizar el PC o configurarlo.

Aunque aún está en fase de desarrollo, ya podemos saber cuáles son las principales novedades que nos van a llegar con el nuevo Linux Mint 21, «Vanessa». Y, la verdad, son para hacer temblar de miedo a Ubuntu.

Linux Mint Uma Cinnamon

Las mejores novedades de Linux Mint 21

Lo primero que debemos tener en cuenta es que este sistema usará como base a Ubuntu 22.04, la última LTS de Canonical que cuenta con 5 años de soporte. Además, incluirá el Kernel 5.15, también LTS, por lo que una vez instalado este Linux Mint ya no tendremos que preocuparnos, al menos hasta dentro de 5 años, de instalar una nueva versión.

Por supuesto, esta nueva versión de la distro ha actualizado todas las aplicaciones y todos los paquetes que vienen instalados por defecto en el sistema. Y algunas de estas actualizaciones han traído importantes mejoras. Por ejemplo:

  • Timeshift: el programa para copias de seguridad ahora está en manos de los propios desarrolladores de Linux Mint, y trae novedades como, por ejemplo, saber cuánto espacio necesitamos en el disco y parar la copia de seguridad cuando el espacio libre baje de 1 GB.
  • Nuevos formatos compatibles: WebP (ver, editar y miniaturas), ePub (miniaturas), MP3 con carátulas (miniaturas), RAW (miniaturas) y AppImage (miniaturas).
  • Mejoras al imprimir. Ahora se incluye el protocolo Internet Printing Protocol (IPP) y los últimos drivers de HP. Tanto la impresión como el escaneo son mucho más fiables y rápidos.
  • Panel de animaciones y efectos unificado y con más opciones para ajustarlo a nuestros gustos.
  • Última versión del escritorio Cinnamon, la 5.4. Además, incluye Muffin (fork de Mutter) como gestor de ventanas.
  • Más protección frente a errores: al desinstalar un paquete ahora se comprueban sus dependencias, y si tiene alguna asociación no nos dejará borrarlo.
  • Los usuarios de Ubuntu 22.04 tienen problemas al cerrar programas con el servicio Systemd OOMD. Linux Mint lo ha desactivado por defecto para acabar con ellos.

Además, no podemos olvidarnos de que Linux Mint elimina todas las funciones de recopilación de datos que realiza Canonical desde Ubuntu, elimina todo tipo de bloatware, y no obliga a los usuarios a usar servicios, como los paquetes Snap, que no quieran usar.

Por todo esto, se trata de una de las mejores distros Linux, tanto para usuarios que dan los primeros pasos en este sistema alternativo a Windows, como para aquellos con experiencia que busquen algo estable, rápido y fiel a la filosofía Linux.

2 Comentarios