¿Sabes qué son los archivos DEB en Linux?

¿Sabes qué son los archivos DEB en Linux?

Rubén Velasco

Seguro que todos conocemos los típicos archivos «EXE» o «MSI» de Windows. Estos son los ejecutables que nos permiten instalar programas en el equipo a través de un sencillo asistente. Sin embargo, cuando salimos del ecosistema de Microsoft la cosa cambia, y es que ya no se utilizan estos formatos de archivos, sino que podemos encontrarnos con otros diferentes que pueden llevarnos a confusión, como es el caso de los paquetes .DEB. ¿Qué son estos archivos, y por qué son tan importantes en Linux?

Seguro que la mayoría de vosotros ya sabéis que tanto en Windows como en Linux nos encontramos con una enorme cantidad de formatos de archivo. Estos se refieren a determinados tipos de contenidos, ficheros del propio sistema, o ejecutables, como es el caso que nos ocupa. En la mayoría de las ocasiones no es necesario que conozcamos todos estos formatos de los que os hablamos. Pero sí que nos puede ser de mucha utilidad saber diferenciar entre los más importantes y utilizados para así poder dominar más el propio sistema operativo.

Precisamente por todo ello en estos momentos os vamos a hablar de los .DEB, uno de los formatos precisamente más importantes y comunes en los sistemas de código abierto.

Qué es un archivo DEB

El nombre «DEB» viene de acortar el nombre de la primera distro que los introdujo y empezó a utilizar: Debian. Estos paquetes son, básicamente, los .EXE de las distribuciones Linux basadas en Debian, como ella misma, Ubuntu o Linux Mint, entre otras. Así, estos son archivos de almacenamiento (o paquetes) que contienen todos los archivos para poder instalar un programa en la distro, además de los scripts necesarios para llevar a cabo esta instalación y configuración del programa en cuestión.

Es muy fácil, rápido y cómodo instalar estos programas en nuestro ordenador, ya que no tenemos ni siquiera que aprendernos ni un solo comando. Sin embargo, este formato de archivos tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, dentro de un paquete DEB es posible que no se encuentren todas las dependencias necesarias para que el programa pueda funcionar con normalidad. Por ello, si esto ocurre, tendremos que bajar e instalar a mano estas dependencias necesarias.

Dentro de uno de estos archivos podemos encontrar tres archivos:

  • debian-binary, el que nos indica la versión del paquete que vamos a instalar. La última, actualmente, es la 2.0.
  • control.tar.gz, donde encontraremos toda la meta-información del paquete.
  • data.tar, data.tar.gz, data.tar.bz2 o data.tar.lzma, todos los archivos que tenemos que procesar e instalar en el sistema.

Para ver su contenido, podemos usar cualquier compresor de archivos para Linux. Incluso el propio que viene instalado de serie en las distros, como Ubuntu, nos permitirá ver el interior de estos ficheros. En este caso disponemos de una amplia variedad de programas para así poder llevar a cabo estas tareas que os comentamos de la manera más sencilla y asequible como sea posible. Todo dependerá de la distribución de Linux por la que nos hayamos decantado, además de por nuestras preferencias en cuanto a los programas que vamos a utilizar.

Contenido paquete DEB

Algunas de las distribuciones Linux que utilizan por defecto este formato de archivos para instalar programas son:

  • Debian.
  • Ubuntu (y sabores, como Kubuntu, Lubuntu, etc).
  • Linux Mint.

La principal alternativa a este tipo de paquetes para instalar programas en Linux son los archivos RPM. Y, además, podemos convertir DEB en RPM, y viceversa, usando una herramienta llamada «alien», por lo que, aunque diferentes, son compatibles entre sí.

Como dato curioso, iOS, el sistema operativo de los iPhone, utiliza estos contenedores (aunque su estructura interna es diferente a la de los paquetes de Linux).

Cómo instalar un archivo DEB en Linux

Por lo general, la mayoría de las distros preparadas para usar archivos DEB vienen de serie con el manejador de paquetes DPKG. De ahí precisamente la importancia de estos formato de fichero en concreto. Este será el que nos permita instalar programas a través de estos paquetes usando el terminal. Sin embargo, hay muchas interfaces gráficas que nos van a permitir trabajar con ellos desde el escritorio, como es el caso de Synaptic, PackageKit, Gdebi, e incluso el clásico Ubuntu Software Center. Para instalar estos programas, simplemente ejecutaremos:

  • sudo apt install gdebi
  • sudo apt install synaptic
  • sudo apt install packagekit

Como ya hemos explicado hay varias formas de instalar estos programas. La primera que vamos a ver es a través de DPKG, ya que, si nuestra distro es compatible con este formato, tendrá esta herramienta instalada por defecto sí o sí. Para ello, lo primero que debemos hacer es descargar el archivo DEB de la web que queramos (de un repositorio de GitHub, por ejemplo). Una vez que lo tenemos guardado en nuestro disco duro, abrimos un terminal y, usando el comando «CD», nos colocaremos en la carpeta donde lo tenemos guardado (por ejemplo, el escritorio o la carpeta de descargas). Una vez allí, lo que haremos será ejecutar los siguientes comandos.

A continuación, os mostraremos los que debéis utilizar en los diferentes modos de funcionamiento disponibles en la mayoría de las distros.

Para DPKG

En el caso de querer usar DPKG, ejecutaremos:

dpkg -i paquete.deb

Cuando acabe el proceso, el programa estará instalado ya en nuestro ordenador. Podemos comprobarlo, de forma parecida, usando también DPKG de la siguiente manera:

dpkg -l | grep 'paquete'

Para desinstalar un programa instalado a partir de su DEB original, podemos hacerlo ejecutando en el terminal el siguiente comando:

dpkg -r paquete.deb

Y, de igual forma, si además queremos eliminar el programa y todos los datos que ha guardado en el PC, debemos cambiar el parámetro «-r» del comando anterior por «-P», y así realizar una desinstalación totalmente completa.

Para APT

APT es el conocido comando que solemos usar para buscar, bajar e instalar programas en la mayoría de las distros Linux basadas en Debian. Esta herramienta, además de permitirnos buscar programas en las listas de repositorios añadidas al sistema, también nos va a permitir instalar archivos DEB locales que hayamos bajado de páginas web. Y, además, lo hará con una mayor tasa de éxito que DPKG, ya que nos permitirá buscar y satisfacer dependencias. Eso sí, por debajo del comando «APT» se ejecuta este mismo DPKG que acabamos de ver.

Para instalar estos programas con este gestor de paquetes de terminal, lo que debemos hacer es ejecutar el siguiente comando:

sudo apt install ./paquete.deb

Una vez instalado, el programa ya formará parte de nuestro sistema. En caso de querer desinstalarlo, esta vez no tendremos que saber dónde se guardaba el DEB original, sino que con conocer el nombre del paquete podemos borrarlo de la siguiente forma:

sudo apt remove <paquete>

Y, si cambiamos «remove» por «purge» podremos borrar, también, todos los datos del programa que se han guardado en el sistema.

Con un gestor de paquetes

En caso de que tengamos alguno de los gestores de archivos compatibles con DEB instalados en el sistema (como el centro de software de Ubuntu), podremos instalar estos archivos simplemente haciendo doble clic sobre ellos. El gestor de archivos se encargará de todo lo demás, tanto de completar su instalación como de decirnos que nos falta alguna dependencia.

Instalar DEB gestor paquetes

Cuando el gestor de paquetes termine sus tareas de instalación ya podremos encontrar el programa en el menú donde nos aparezca todo el software de nuestro Linux.

Cómo actualizar estos programas

Dependiendo del programa del que se trate, para actualizar los programas que hayamos instalado a través de estos paquetes tendremos que hacerlo de una forma u otra. Por ejemplo, algunas aplicaciones tienen actualizaciones automáticas, como es el caso de Google Chrome o Discord (dos ejemplos muy claros que se instalan desde paquetes DEB), por lo que no tendremos que hacer nada más que estar conectados a Internet para que, cuando se lance actualización, esta llegue automáticamente al PC.

Por otro lado, si estos programas no tienen actualizaciones automáticas, entonces no vamos a poder hacer mucho más. La única forma de poner al día los programas es bajar el nuevo paquete DEB cuando haya una nueva versión e instalarlo de nuevo en nuestro Linux. Generalmente la nueva versión sustituirá a la anterior, por lo que no deberíamos tener problemas ni versiones antiguas en el PC. Pero, como decimos, es un proceso que debemos realizar a mano. Y no olvidarnos de él si queremos tener nuestro ordenador con un buen mantenimiento básico.

Hay que tener en consideración que, en ciertas ocasiones tanto para instalar nuevas aplicaciones en el sistema, como para actualizarlas, podemos encontrar ligeras variaciones en algunos casos. Todo dependerá de la distribución de Linux con la que trabajemos o de los tipos de programas que nos disponemos a añadir al sistema operativo. Pero con todo y con ello ahora ya tenemos claro cuál es la importancia de este formato de ficheros en concreto del que os hemos hablado en estas líneas.

Dónde descargar archivos DEB

Si a través de los métodos que utilizamos habitualmente para descargar e instalar aplicaciones, no encontramos el que estamos buscando podemos recurrir a las diferentes páginas web que agrupan archivo .DEB además de otros formatos. Todas las plataformas que os mostramos a continuación nos permiten descargar el contenido de forma totalmente gratuita, aunque, en muy pocas ocasiones, podemos encontrarnos con algún que otro paquete que es de pago.

Búsqueda de paquetes de Debian

Desde la web de Debian, también podemos descargar un gran número de paquetes en este formato. Además, a diferencia de las dos opciones anteriores, la web y todo el contenido se encuentra en español, por lo que será más fácil encontrar lo que buscamos si nuestros conocimientos de inglés son básicos o prácticamente inexistentes. Podemos acceder a esta web de paquetes DEB a través del siguiente enlace.

RPM Seek

A pesar del nombre, desde RPM Seek podemos, además de descargar paquetes en formato RPM también encontramos paquetes en formato .DEB. Esta página web nos permite aplicar un gran número de filtros a las búsquedas, por lo que, rápidamente vamos a saber si la aplicación estamos buscando están disponible o no.

RPM PBone

Otra interesante página web que tenemos a nuestra disposición para descargar paquetes en formato .DEB y .RPM es RPM PBone Search, una web que incluye un sistema de búsquedas muy avanzado que nos permite delimitar las búsquedas al máximo que nos ayudan conocer cuáles son las dependencias que también nos puede hacer falta en caso de no tenerlas instaladas.

Descargar paquetes para versiones inestables o de prueba

Si accedemos a la página web que os comentamos anteriormente para la descarga de paquetes de software especialmente diseñados para Debian, nos encontramos con 3 posibilidades. Por un lado podemos hacernos con los paquetes de software estables para esta distro de Linux. Pero al mismo tiempo tenemos la opción de elegir paquetes del software para la versión inestable del sistema o para la versión de pruebas.

La principal desventaja que podemos encontrar si nos decantamos por estas dos últimas modalidades de software, el que se pueden presentar fallos en la ejecución de los archivos Deb de los que os hablamos en estas líneas. Pero al mismo tiempo tendremos la oportunidad de probar de primera mano aquellos programas que van a llegar a las próximas versiones de Linux que aún están por lanzarse para todo el mundo. Además, el software que aquí encontramos aún no está preparado para actualizarse, con los problemas funcionales y de seguridad que podemos encontrar por ello.

Abrir estos archivos en Windows

También se puede dar el caso de que nos lleguemos a preguntar si podemos abrir este formato de archivo en concreto en nuestro equipo basado en Windows. Pues bien, hay que tener en consideración que de forma predeterminada este sistema operativo no puede abrir estos ficheros que os comentamos aquí. Lo que sí podemos hacer es utilizar otros programas de terceros por ejemplo para ver su contenido o por si lo necesitamos en un momento determinado.

Por ejemplo, tenemos la posibilidad de utilizar la aplicación llamada Zipware que es totalmente gratuita. No tendremos más que instalar este programa en concreto en nuestro equipo para ponerlo en funcionamiento y cargar el correspondiente archivo .DEB para así ver su contenido. Desde la ventana de esta aplicación podremos ver los archivos y carpetas almacenados en el mismo y de igual modo tendremos la oportunidad de descargar todo ese contenido a nuestro disco duro, todo ello directamente desde Windows.

¡Sé el primero en comentar!