GNOME 40 hará que tu Linux sea casi idéntico a macOS

GNOME 40 hará que tu Linux sea casi idéntico a macOS

Rubén Velasco

Aunque cada distribución Linux parece diferente a las demás, lo que produce este cambio es, principalmente, el escritorio. El escritorio es, a grandes rasgos, la interfaz del sistema operativo, la capa de personalización a la que todos tenemos acceso y que podemos configurar fácilmente para adaptar al sistema a nuestras necesidades. Existen muchos escritorios para Linux, como KDE, i3, Cinnamon, Mate, LXDE, XFCE… pero, sin duda, uno de los más populares, más conocidos y utilizados, es GNOME.

GNOME es el escritorio más usado por los usuarios de Linux. Ubuntu, por ejemplo, es una de las distribuciones que apuestan por él, aunque hay más. Este nos brinda un buen equilibrio entre personalización y rendimiento, incluyendo todo tipo de opciones y características sin llegar a saturar el sistema y ser complicado de utilizar.

Como todo software, los escritorios deben seguir mejorando y evolucionando constantemente, ya que, de no hacerlo, quedarían obsoletos. Y así, GNOME lleva tiempo preparando su nueva versión, la 40. Y a muchos usuarios les va a resultar familiar esta nueva versión.

Novedades del escritorio GNOME 40

El nuevo GNOME 40 será la primera versión del escritorio en utilizar esta nueva numeración, ya que, hasta ahora, se ha usado una numeración 3.x (concretamente, 3.38, la última hasta la fecha). Esta nueva versión soporta el último GTK 4, y trae consigo una gran cantidad de novedades y cambios en la apariencia que hará que nuestros Linux parezcan sistemas totalmente diferentes.

GNOME 40

Más parecido a macOS que nunca

Hay distribuciones que buscan imitar la apariencia de macOS, pero ahora, cualquiera con GNOME 40 contará de serie con dicha similitud. Lo primero que notaremos nada más poner en marcha este nuevo escritorio es que ahora los espacios de trabajo están en horizontal. Esto hace que sea mucho más cómodo trabajar con ellos y nos permite movernos mucho mejor de unos a otros. Estos espacios de trabajo vamos a poder personalizarlos desde las propias miniaturas y podremos movernos entre ellos con total fluidez usando atajos de teclado, usando el ratón o, si tenemos pantalla táctil, con gestos.

Otro cambio importante, y uno de los que más llaman la atención, es que el dash, o dock, ahora se encuentra en la parte inferior, como en el sistema operativo de Apple. En este podremos anclar todas las aplicaciones que queramos y, a la derecha, veremos un historial y las aplicaciones recientes, separadas del resto.

Dock GNOME 40

Otro de los cambios más grandes lo encontraremos en el lanzador de aplicaciones. Además de los espacios de trabajo (y sus miniaturas), podremos ver la lista de todas las aplicaciones, la cual es totalmente personalizables mediante drag&drop.

Lanzador GNOME 40

Las ventanas de este nuevo escritorio, por fin, tendrán esquinas redondeadas por defecto sin tener que instalar ni configurar nosotros nada. Un necesario toque moderno que pronto estará disponible para todas las distros Linux. Por desgracia, las esquinas redondeadas aún no están disponibles para todas las apps.

Esquinas redondas GNOME 40

Otros cambios

Las principales aplicaciones incluidas de serie en GNOME 40 también han recibido un lavado de cara. Nautilus, el explorador, ha recibido mejoras a la hora de ver archivos, buscar elementos y mostrar las propiedades de los datos. Ahora también es capaz de abrir archivos ZIP comprimidos con contraseña y cuenta con un nuevo panel de preferencias con más opciones para que su configuración sea más sencilla.

Otra de las mejores aplicaciones de GNOME, Weather, también ha sido mejorada. Con el nuevo GNOME 40 esta ha recibido un lavado de cara completo, mostrando ahora la información de manera mucho más clara y directa. Maps, y el explorador de archivos por defecto, Epiphany, también han recibido sus cambios y nuevas funciones para seguir siendo programas útiles para los usuarios.

El centro de software, otro de los pilares de este escritorio, ha recibido nuevos apartados para permitir a los usuarios buscar y encontrar mucho mejor lo que están buscando. Por ejemplo, ahora vamos a encontrar un apartado llamado de aplicaciones destacadas, el carrusel se moverá automáticamente entre las distintas aplicaciones y podremos ver mucho mejor el historial de cambios de cualquier app.

También encontraremos muchos cambios interesantes dentro del panel de Ajustes. Por ejemplo, el apartado del Wi-Fi ahora es más claro y sencillo de usar, vamos a poder personalizar mejor las teclas del teclado y cambiar la región del sistema, y el apartado «Acerca de» ahora muestra información mucho más detallada sobre nuestro hardware.

Por supuesto, se han incluido una infinidad de cambios menores a lo largo de todo el entorno de escritorio para mejorar su rendimiento, estabilidad y las funciones ya existentes.

Descargar y probar GNOME 40

GNOME tiene su propia distro, GNOME OS, pensada para permitir a los usuarios probar las mejoras y las novedades del escritorio. Aunque no se recomienda usar esta distro en el día a día, sí es una de las mejores formas de probar las novedades del escritorio antes que nadie.

Además, hay muchas distribuciones que recibirán el nuevo GNOME 40 muy pronto. Una de las primeras será Fedora 34, ya que esta nueva distro verá la luz del día de manera inminente. Y las distros Rolling Release igualmente recibirán el escritorio tan pronto como esté disponible.

Por último, recordar que Ubuntu 21.04 no traerá este nuevo escritorio, sino que, como es habitual, vendrá con una versión más vieja del mismo. Los usuarios que quieran instalar GNOME 40 en Ubuntu tendrán que esperar a la próxima versión de la distro (Ubuntu 21.10), o instalarla a mano a través de su PPA.