5 razones para actualizar ya mismo al nuevo Kernel Linux 5.11

El Kernel es la parte más importante de cualquier distribución. Al fin y al cabo, es el núcleo de Linux, donde se encuentran todos los controladores y todos los componentes necesarios que hacen que este sistema operativo funcione. Las distribuciones generalmente suelen partir de dicho Kernel (original, o modificado por sus creadores) al que, por encima, le colocan una serie de paquetes y capas que le permitan ser útil para lo usuarios. Instalar las nuevas versiones del núcleo es importante porque, además de corregir errores, nos aseguraremos de que el hardware funciona de la forma más estable y eficiente posible.

El Kernel Linux está en constante desarrollo. Cada poco tiempo, la comunidad, liderada por Linus Torvalds, lanza nuevas versiones de este sistema operativo. Algunas son actualizaciones menores (subversiones) centradas en el mantenimiento o la corrección de errores. Pero otras son actualizaciones grandes, repletas de mejoras y cambios, que debemos instalar cuanto antes para poder experimentar de primera mano el verdadero potencial de este sistema OpenSource.

A finales de 2020, Linus lanzó la primera Release Candidate del nuevo Kernel Linux 5.11. Y, tras un mes y medio de pruebas, análisis y depuración, finalmente esta versión ha alcanzado su fase estable. Si utilizas una distribución Linux deberías plantearte actualizar a esta versión cuanto antes, ya que, aunque no ha sido tan grande como la 5.10, sí trae novedades de lo más interesantes como las que vamos a ver a continuación.

Si quieres conocer al detalle todos los cambios, te recomendamos leer el siguiente enlace.

Motivos para actualizar al Kernel Linux 5.11

Mejores drivers gráficos para AMD y NVIDIA

El nuevo Kernel Linux 5.11 cuenta con nuevos drivers libres para tarjetas gráficas AMD y NVIDIA, así como los drivers de las iGPU de Intel. En el caso concreto de AMD se ha añadido soporte para las APU Van Gogh y Green Sardine, así como importantes mejoras para las nuevas Radeon RX 6800. Y en el caso de Intel, esta versión añade soporte para Keem Bay, Integer Scaling, Big Joiner y diversas mejoras asíncronas y de DRM.

Preparado para las CPU de nueva generación

Si tenemos un PC con Intel, finalmente estarán disponibles los enclaves SGX, además de incluir una serie de mejoras de eficiencia y rendimiento, así como la habilitación de la Intel Platform Monitoring Technology. Si por el contrario tenemos un procesador AMD, entonces nos encontraremos con que ahora tenemos soporte para S2idle, PowerCap y mejoras en las arquitecturas Zen2 y Zen3.

Las arquitecturas OpenRISC, RISC-V y ARM también reciben su ración de mejoras, abriéndose paso este sistema operativo dentro de ellas.

Almacenamiento más estable y rápido

Esta nueva versión de Linux se ha centrado en mejorar todo lo relacionado con el almacenamiento y las transferencias de archivos. Los sistemas de archivos más populares como BTRFS, F2FS, XFS, y por supuesto, EXT4, han recibido su ración de mejoras de rendimiento, estabilidad y corrección de errores. Además, se han añadido importantes mejoras en el soporte para USB 4.0 y Thunderbolt, funcionando ahora mucho mejor con las unidades de almacenamiento externas.

Mejor conectividad Wi-Fi

¿Te conectas a Internet por Wi-Fi? Esta actualización del Kernel te ayudará a mejorar tu conexión. El nuevo Kernel Linux 5.11 añade soporte para WiFi 6E, además de mejorar el driver Qualcomm Ath11k y aceleración de la criptografía ChaCha y AEGIS128. Gracias a ello, podremos conseguir una conexión mucho más estable, rápida y segura desde nuestro Linux.

Un Kernel pensado para gamers

La mejora de rendimiento de las tarjetas gráficas no es lo único que ha llegado para los gamers. Si tenemos un portátil gaming de marca ASUS, a partir de ahora el teclado funcionará sin ningún problema, pudiendo hacer uso de todas sus funciones sin limitaciones. Además, si queremos convertirnos en verdaderos héroes de la guitarra, es importante saber que esta versión añade compatibilidad con los dongles de PS3 y WiiU de Guitar Hero Live.

Cómo actualizar

Si tenemos una distribución Rolling Release, esta nueva versión del núcleo no tardará nada en llegar a través de las actualizaciones estándar del programa. Sin duda, es lo mejor que tiene este tipo de distribuciones, que siempre podemos estar a la última.

Sin embargo, si usamos versiones con un plan de actualizaciones estándar, como Ubuntu o Linux Mint, entonces tendremos que instalar la última versión del Kernel nosotros mismos a mano. O eso, o esperar a la próxima versión de la distribución, que puede tardar meses, que incluya este nuevo Kernel.