Una de las distros Linux más estables se renueva: llega Fedora 33

Una de las distros Linux más estables se renueva: llega Fedora 33

Rubén Velasco

Dentro del ecosistema «Linux» podemos encontrar una gran cantidad de distribuciones diferentes, cada una de ellas con un objetivo principal y mantenida por una organización o comunidad con unos ideales. Dado que Ubuntu lleva tiempo de capa caída, igual va siendo hora de empezar a buscar algunas alternativas a esta distro que nos permitan experimentar mucho mejor todo lo que es capaz de ofrecernos un sistema operativo como Linux cuando sus responsables se preocupan de él. Y una de las distros mejor mantenidas hoy en día, y más innovadoras, es Fedora.

Fedora es una distribución creada y mantenida por una de las mejores comunidades de Linux que podemos encontrar. Tal es la implicación de sus desarrolladores por mejorar este ecosistema que, cuando se detecta un fallo, no se lanza un parche específico para Fedora, sino que se acude directamente al origen del fallo (el Kernel, un paquete, componente, etc) y se soluciona allí para que todos los usuarios de Linux, independientemente de la distro que usen, puedan recibirlo también.

Actualmente, esta distribución ocupa el octavo puesto como distribución más interesante para los usuarios. Y con la llegada del nuevo Fedora 33 esperamos que su popularidad siga subiendo en los próximos meses.

Fedora 32

Novedades de Fedora 33

Esta nueva versión de Fedora trae una gran cantidad de cambios, especialmente a nivel interno. Todos los cambios llevan tiempo siendo probados en las versiones beta de la distro hasta que, a partir de hoy, estarán disponibles para todos los usuarios.

La primera de las novedades importantes que podemos encontrar es el cambio de sistema de archivos predeterminado. Por defecto, como la mayoría de las distros Linux, Fedora utilizaba un sistema de archivos EXT4, pero este estaba empezando a dar problemas, sobre todo al usar dos puntos de montaje diferentes. A partir de ahora, el sistema de archivos predeterminado de esta distro pasa a ser BTRFS. Con él se espera que estos problemas desaparezcan, y también dotar a la distro de otras mejoras como, por ejemplo, la posibilidad de crear instantáneas, funciones de compresión de datos y cambio de tamaño de particiones en caliente.

Otra novedad importante que podemos encontrar en Fedora 33, relacionada con el rendimiento, es el uso e zRAM. Este nuevo sistema lo que hace es reducir el tamaño de la memoria que se usa para intercambio mediante sistemas de compresión. De esta manera, si el PC tiene poca memoria y se está usando el intercambio para agilizar el funcionamiento del PC, el espacio que ocupará dentro de la partición de intercambio será menos que la mitad.

Los servidores gráficos Wayland y X11 ahora traen por defecto activado Video Acceleration API. Gracias a él, los usuarios podrán usar la aceleración por hardware para decodificar video. Así mejorará la experiencia de uso, sobre todo, al reproducir contenido multimedia y audiovisual.

Otros cambios que también podemos encontrar en el nuevo Fedora 33 son:

  • Vi deja de ser el editor básico por defecto para dejar paso a Nano.
  • La versión IoT ahora aparece junto a las demás versiones.
  • Escritorio GNOME 3.38
  • Posibilidad de editar el fichero XML libvirt para configurar máquinas virtuales.
  • Fedora KDE ahora trae Earlyoom activado por defecto, controlando y optimizando la RAM en tiempo real.

Por supuesto, también se ha aprovechado el lanzamiento de esta nueva versión de Fedora para corregir todo tipo de fallos y errores en la distro, tanto de funcionamiento como de seguridad.

Descargar Fedora 33

Fedora, como no es una distro Rolling Release, obliga a los usuarios a descargar las nuevas versiones cada 6 meses. Cualquiera interesado en instalar, o simplemente probar esta distribución en su ordenador o en una máquina virtual puede bajar la última versión de Fedora su página web.

Y si ya tenemos Fedora instalado en nuestro ordenador, podemos actualizar a esta nueva versión usando los siguientes comandos. El primero de ellos para actualizar la lista de software e instalar los últimos paquetes que tengamos disponibles:

sudo dnf upgrade --refresh

El siguiente paso será conseguir el plugin de actualización. Esto podemos hacerlo con:

sudo dnf install dnf-plugin-system-upgrade

Le indicamos al sistema que queremos dar el salto a la nueva versión 33 de Fedora y comenzamos su descarga e instalación con:

sudo dnf system-upgrade download --releasever=33

Cuando acabe, ya solo nos queda reiniciar el sistema con el comando:

sudo dnf system-upgrade reboot

Listo. Ya tenemos nuestro Fedora en la nueva versión 33. Ahora a disfrutar de sus novedades.