4 configuraciones que debes cambiar nada más instalar Ubuntu

Windows es el sistema operativo para equipos de sobremesa por excelencia, al menos en cuanto a penetración de mercado. Pero eso no quiere decir que sea el mejor ni el más adecuado para todos los usuarios. De hecho, muchos se decantan por otras alternativas como alguna distribución de Linux, donde Ubuntu es una de las protagonistas.

A la hora de elegir el sistema operativo que va a comandar nuestro ordenador, debemos tener en consideración multitud de apartados. Como decimos, muchos de los equipos que compramos actualmente tienen con Windows preinstalado. Sin embargo, siempre tenemos la posibilidad de elegir un PC sin sistema operativo o con Free OS para después instalar el que nos interese. Quizá muchos de vosotros ya sepáis de primera mano que la mayoría de las distribuciones de código abierto basadas en Linux son gratuitas.

Es precisamente por todo ello por lo que estas se convierten en una excelente alternativa hay software de Microsoft. Además, hay que tener en consideración que los desarrolladores de estos sistemas Open Source intentan facilitar su uso incluso para los menos experimentados. De esta manera, al contrario de lo que sucedía hace solo unos años, casi cualquier usuario puede enfrentarse y trabajar sin problemas con una distribución Linux. Cierto es que sacar el máximo partido a estos sistemas ya requeriría de unos conocimientos más profundos.

Pero sea como sea, cuando nos enfrentamos por primera vez un sistema operativo como Ubuntu, deberíamos personalizar algunos de sus apartados. Precisamente de todo ello es de lo que os queremos hablar en estas mismas líneas. De esa manera podréis adaptar el software a vuestras necesidades y empezar a trabajar de manera efectiva lo antes posible.

Personaliza algunas funciones de Ubuntu desde el principio

Lo primero que debemos saber es que el este sistema operativo, como suele ser habitual, nos presenta una buena cantidad de atajos de teclado. Estos nos sirven para acceder a determinadas funciones de una manera mucho más rápida. Pero también es interesante saber que tenemos la posibilidad de personalizar estas combinaciones de teclas y establecer las que consideremos oportunas. Para ello no tenemos más que acceder a la ventana de configuración del sistema y situarnos en el apartado Combinaciones de teclas. aquí no tenemos más que pinchar sobre cada una de las funciones y definir los nuevos atajos de teclado personalizados.

También es importante que configuremos los parámetros relacionados con la privacidad en el uso de Ubuntu. De nuevo accedemos a la ventana de configuración. Por ejemplo, pinchando con el botón derecho del ratón en el escritorio. En este caso nos tendremos que situar en el apartado llamado privacidad. Aquí encontraremos diversos parámetros que se refieren al envío de datos a Canonical, la pantalla de bloqueo, el histórico de archivos personales o los servicios de ubicación.

privacidad ubuntu

Asimismo, recomendamos personalizar un elemento tan importante como es la Barra de favoritos. Por defecto el sistema operativo coloca la misma a la izquierda del escritorio con una serie de aplicaciones que considera importantes. Pero siempre podemos pinchar con el botón derecho para eliminar estas, añadir nuestras preferidas, o cambiar la ubicación de dicha barra. Y no todo van a ser cambios funcionales, sino que también podemos echar mano de algunos de los parámetros relacionados con la interfaz.

Lo que os queremos decir aquí es que, pinchando con el botón derecho del ratón sobre el escritorio, tendremos la posibilidad de cambiar el fondo de este. Ya sea utilizando una de las imágenes que se incluyen por defecto, o alguna propia.

¡Sé el primero en comentar!