Cómo utilizar una red VPN para comprar con seguridad

Cada vez son más los usuarios que se animan a comprar todo tipo de artículos a través de Internet, tanto por la comodidad que supone poder hacerlo desde casa como por los descuentos y ahorros que solemos encontrar en estas tiendas online. El problema es que, aunque todo parece muy bonito, Internet está lleno de peligros que fácilmente pueden hacer que comprar por Internet se convierta en una pesadilla. Por ello, si vamos a comprar cualquier cosa por Internet, es de vital importancia cuidar todos los aspectos de la navegación para poder hacerlo con seguridad.

Es muy fácil encontrar en la red todo tipo de estafas a la hora de comprar por Internet, desde falsas ofertas que nos venden productos muy diferentes a los que estábamos buscando hasta webs que, en lugar de vendernos un producto, solo buscan hacerse con nuestra información personal y con los datos bancarios. Incluso cuando una página web es segura, siempre cabe la posibilidad de que otras personas se hagan con nuestra información personal (nombre, dirección, etc) o nuestros datos bancarios, pudiendo ser víctimas de todo tipo de estafas y ataques.

Además del sentido común, algo que no debe faltar nunca cuando vamos a comprar a través de Internet, siempre es recomendable utilizar medidas de seguridad adicionales como una VPN para poder estar mucho más seguros a la hora de realizar estas compras.

VPN en Chrome

Cómo nos ayuda una VPN a estar seguros al comprar online

Una VPN, Virtual Private Network, es una configuración que podemos realizar en los principales sistemas operativos mediante la cual todo el tráfico de Internet, en lugar de salir de nuestro ordenador directamente hacia el destino, se cifra con algoritmos de cifrado seguros y se envía a través de una conexión segura a través de otros servidores, ocultando así nuestra identidad, ubicación y todo tipo de información personal que pudiera suponer un problema para nuestra privacidad.

Cuando establecemos una conexión VPN, todo el tráfico se cifra de extremo a extremo, es decir, desde antes de salir de nuestro ordenador hasta que llega al servidor de la empresa que nos ofrece el VPN. De esta manera, si hay algún pirata informático o usuario con malas intenciones detrás de nosotros no podrá hacerse con nuestra información personal al no poder capturar y analizar el tráfico.

Cuando nuestro tráfico llega al VPN, este se descifra, se cambia nuestra información personal por la del servidor y se envía al destino. Cuando el servidor de destino responde, este lo hace directamente el VPN, quien recibe los datos, los vuelve a cifrar y los vuelve a mandar de forma segura hasta nuestro ordenador.

Ventajas de una VPN

Como hemos explicado, las principales ventajas de una conexión VPN son el extra de seguridad y privacidad que nos aporta a la hora de realizar determinadas tareas a través de Internet, como compras online.

Una VPN también nos puede ayudar a falsificar nuestra ubicación cuando nos conectamos a Internet de manera que podamos saltarnos las distintas restricciones geográficas que aplican algunas webs. También este tipo de conexiones es muy útil para saltarnos la censura que algunos países aplican a sus habitantes.

La VPN, además, nos ayuda a mantener nuestra privacidad de cara a nuestro proveedor de Internet, quien de repente dejará de poder recopilar tanta información sobre nosotros al viajar esta totalmente cifrada y no pasar directamente por sus servidores.

Por último, una VPN nos servirá también para poder navegar seguros por Internet desde redes públicas o no seguras, ya que no saldrá ni un solo byte de nuestro ordenador sin pasar por el túnel cifrado y seguro de este tipo de conexiones.

Inconvenientes de una VPN

Aunque una VPN nos aporta muchas ventajas en cuanto a seguridad y privacidad, también tiene algunos inconvenientes. El primero de ellos es que, si queremos una buena conexión, rápida, fiable y segura, es necesario optar por un VPN de pago, ya que los gratuitos o bien pueden tener la velocidad limitada, tener límites de tráfico e incluso no ofrecernos toda la seguridad que debería aportarnos.

Otro inconveniente de las conexiones VPN es que, a menudo, hacen aumentar el lag y bajar la velocidad de conexión debido al limitado ancho de banda de las empresas y a que estamos haciendo dar un rodeo al tráfico en vez de mandarlo directamente al destino.

VPN error Fortnite

¿Podemos usar una VPN para comprar online? ¿Cómo puedo hacerlo?

Aunque algunas webs suelen tener bloqueadas las conexiones VPN (un ejemplo es, por ejemplo, Netflix), lo normal es que ninguna web aplique restricciones a este tipo de conexiones. Eso sí, lo recomendable es que, si tenemos varios servidores de salida, elijamos siempre un servidor que se encuentra en nuestro país, ya que si nos conectamos desde otro país puede que tengamos problemas con el precio o el envío.

Para comprar online con una VPN simplemente debemos conectarnos a ella, elegir el servidor de salida a través del cual nos conectaremos a Internet y listo. Una vez establecida la conexión solo nos quedará introducir la URL de la tienda en el navegador (www.amazon.es, por ejemplo) y realizar la compra como siempre.

Consejos adicionales a tener en cuenta cuando compremos online a través de una VPN

Como hemos explicado, una VPN es una medida de seguridad para proteger nuestra seguridad y nuestra privacidad cuando navegamos por Internet, aunque también debemos tener en cuenta algunos aspectos fundamentales para el correcto uso de esta conexión.

La primera de ella es utilizar la VPN con fines legales, ya que hay usuarios que, aprovechando la privacidad que ofrecen este tipo de conexiones, las utiliza con fines delictivos. Al final les acaban pillando en la mayoría de los casos, por lo que lo mejor es no tentar a la suerte y usar este tipo de conexiones tal como indica la ley.

VPN hacker

El segundo de los aspectos de seguridad es que, aunque estemos conectados a una VPN, esto no significa que las vayamos a comprar con el 100% de fiabilidad, sino que seguimos estando expuestos a posibles problemas con las tiendas online falsas que puedan estafarnos. El sentido común es la única forma de protegernos de esto, y es que si tenemos dudas sobre la fiabilidad de una web, es mejor no comprar en ella, aunque esto suponga pagar algo más al hacerlo en otra web fiable.

Por último, es recomendable hacer un uso responsable de la VPN. Aunque estas empresas no nos pongan límites, si abusamos de ella (descargando muchos gigas de tráfico), perjudicamos a otros usuarios, por lo que debemos utilizarla siempre pensando en los demás.

Artículo en colaboración con Awise.se