Memoria virtual de Windows: qué es y por qué debemos activarla

Escrito por Rubén Velasco
Herramientas del Sistema

La memoria RAM es una de las partes más importantes de un ordenador ya que es donde se cargan todas las instrucciones que ejecuta la CPU y otros componentes del equipo, así como los datos con los que se está trabajando. Sin embargo, la memoria RAM es finita y, en ocasiones, puede que para ciertas tareas se nos quede corta y podamos tener problemas como bloqueos o ralentizaciones en el equipo. Para reducir estos problemas sin tener que comprar más memoria RAM, Windows hace uso de la “Memoria Virtual”.

La memoria virtual de Windows es una técnica mediante la cual el sistema operativo reserva un espacio en el disco duro para poder utilizarlo como si fuese memoria RAM en caso de que esta esté a punto de agotarse. La memoria virtual es algo común en la mayoría de los sistemas operativos. En Linux, por ejemplo, se la conoce como Swap o Intercambio, mientras que en Windows es probable que la hayamos visto en forma de un fichero llamado “pagefile.sys“.

Memoria RAM y Memoria Virtual Windows 10

Aunque con un uso normal del ordenador lo más probable es que Windows no tenga que utilizar esta característica, cuando usamos aplicaciones especialmente pesadas (como juegos, programas de edición o Google Chrome con muchas pestañas abiertas, por ejemplo), en cuanto empieza a crecer el uso de RAM enseguida Windows empieza a enviar los datos innecesarios (en esos momentos) a la memoria de intercambio.

Gracias a ella vamos a tener la seguridad de que siempre va a haber RAM disponible para las tareas más exigentes y, a la vez, que nunca vamos a perder información mientras trabajamos con ella.

Cómo activo y configuro la Memoria virtual de Windows

Por defecto, cuando instalamos nuestro sistema operativo, Windows reserva una determinada cantidad de espacio para utilizarla como memoria virtual, espacio reservado por el fichero “pagefile.sys”.

Hay muchos rumores respecto a la memoria virtual, pero los dos principales, que vamos a explicar son:

  1. Windows no funciona mejor cuanta más memoria virtual tenga. Por ello, lo ideal es configurar, en equipos con poca memoria, entre 1.5 veces y 3 veces la memoria RAM instalada, siempre y cuando el tamaño no sea superior a 4GB. Si tenemos, por ejemplo, 4 GB de RAM o más, directamente un valor de 4 GB de memoria virtual será suficiente.
  2. Sí, podemos tener la memoria virtual en un SSD sin que este se estropee, especialmente en Windows 10. Los SSD han cambiado mucho en los últimos años y ahora mismo tener la paginación en él no influye en su rendimiento ni puede hacer que se rompa. Además, Windows sabe perfectamente que está instalado en un SSD, por lo que no es necesario hacer nada, él ya configura la unidad de forma óptima nada más instalarse.

Para configurar la memoria virtual de Windows, lo único que debemos hacer es seguir el siguiente manual donde os explicamos fácilmente y paso a paso cómo hacer esto.

Algunos usuarios recomiendan crear un RAMDISK, o “espacio de almacenamiento dentro de la ram” y mover allí el archivo de paginación. Esto es una práctica bastante mala ya que, literalmente, estamos quitando espacio de ram para convertirlo en memoria virtual. No tiene mucho sentido.

Además, tampoco es muy recomendable colocar el archivo de paginación en unidades particionadas, ya que dicha configuración puede ralentizar el funcionamiento general del equipo. Tampoco es recomendable dedicar un disco duro viejo a esta configuración. La memoria virtual o paginación se debe configurar siempre en el disco más rápido. Si utilizamos un SSD, mejor, ya que, como hemos explicado, esta no los estropea, por lo que podemos utilizarlos perfectamente y mejorará el rendimiento de nuestro ordenador.

No olvidemos que la memoria RAM está para usarla. Y también debemos evitar los optimizadores de memoria RAM. Windows sabe perfectamente cómo administrar su RAM y su memoria virtual, y todas las configuraciones y programas adicionales solo pueden hacer que el sistema empiece a ir mal.

¿Debo desactivar la memoria de intercambio en Windows en alguna circunstancia?

Como hemos explicado, gracias a esta memoria virtual Windows se asegura tener siempre memoria RAM disponible y, por ello, no es recomendable desactivarla bajo ningún concepto. Si tenemos 16 GB de memoria RAM o más, por tener 4 GB de memoria virtual no va a pasar nada malo, es más, permitirá a nuestro sistema trabajar de forma más desahogada al poder descargar cierto tipo de información en ella.

Tampoco debemos preocuparnos por tener mucho espacio ocupado en la memoria RAM. Las últimas versiones de Windows, concretamente desde Windows 10 Anniversary Update, no comprimen los datos en la memoria RAM mientras no sea necesario, por lo que el rendimiento es mucho mejor. Cuando nos estamos quedando sin memoria, el sistema operativo decide si es mejor comprimir los datos para ahorrar espacio o mover la información de mayor tamaño, si no son recursos críticos, a la memoria virtual.

Tampoco debemos olvidarnos que esta configuración se utiliza en ocasiones ya críticas, cuando la memoria RAM empieza a escasear. Por ello, si nuestro ordenador va mal, aumentar la memoria virtual no significa que vaya a funcionar mejor, sino que simplemente va a seguir funcionando (incluso peor) en vez de colgarse al no tener recursos disponibles. En caso de que nuestro ordenador vaya mal y lento, lo que podemos hacer es añadirle más memoria RAM para que pueda funcionar mejor con ella o cambiar nuestro disco duro por un SSD que hará que el equipo funcione mucho mejor.

¿Tienes correctamente configurada la memoria virtual de Windows?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo
  • Pablo Blanco Fierro

    Si tenemos 16 Gb o mas de Ram si que se puede desactivar la memoria virtual tranquilamente y de hecho inmediatamente se puede notar que el sistema va mas fluido y se reducen los accesos al disco duro.
    Windows realiza operaciones en las que para ahorrar memoria Ram descarga partes del sistema en la memoria virtual, (Paginación ejecutiva, etc.) y vuelve a cargarlas mas tarde, de forma continua.
    Eso hace que el sistema sea mas lento y a las pruebas me remito…

    Con 16Gb o mas de Ram y un uso normal del PC, es muy raro que os aparezca el mensaje de memoria agotada y sin embargo podréis comprobar como el sistema va notablemente mas rápido

    Un disco duro es mucho mas lento que la memoria Ram y todo lo que sea usar disco como Ram va a ralentizar el sistema.

    Otra cosa sería usar en un SSD, pero mientras que el rendimiento no se vería tan penalizado sin embargo tampoco es bueno tener una un archivo de paginación en el SSD, ya que estaríamos restandole ciclos de escritura…

    Es mi opinión, claro. Pero os animo a que hagáis la prueba vostros mismos y os forméis la vuestra

    • Alvaro

      Estoy de acuerdo contigo, pienso eso mismo que dices. O incluso con 8gb de RAM, si no se utilizan aplicaciones pesadas también se puede desactivar.

  • Pingback: Memoria virtual de Windows: qué es y por qué debemos activarla | Esther Claravalls()

  • Después de leer tanto sobre la famosa fórmula, que sinceramente no se quién lainventó de que había que tener la “memoria virtual” 1,5 veces la memoria RAM. Lo cierto es que en realidad es un mito.

    Quien tenga más de 8 GB de memoria RAM, puede usar a penas 2-4 GB de “memoria virtual” pero como dice perfectamente Pablo si tienes 16 GB y no usas sistemas virtualizados (es decir si usas Virtualbox, VMware necesitan una serie de requisitos y uno de ellos es memoria RAM que aunque la virtualicen en el S.O invitado o máquina a virtualizar, no deja de ser memoria RAM real del sistema anfitrión o sistema/PC físico que usan y de la misma forma el tema de los núcleos de los procesadores) Como decía, si no usas sistemas virtualizados o si usas alguno con pocos requisitos. No necesitas memoria virtual como mucho 1-2 GB

    Ya si tienes 32 GB, importará poco los S.O que virtualices, porque te llegará aunque desactives por completo la memoria virtual.

    Eso si una cosa de la memoria virtual o archivo de intercambio. Esta memoria debe ser siempre fija (tamaño fijo), por tres razones principales:

    – Se va a fragmentar menos la unidad. Si no tenemos un archivo fijo, se accederá a muchísimas partes del disco duro lo que fragmentará la unidad o partición demasiado, especialmente si el sistema es FAT32 (aunque haya muy poca gente que lo use hoy en día. Al menos en discos duros principales)

    – Va a ir bastante más rápido el ordenador, que si el archivo cambia de tamaño.

    – Vas a saber siempre cuanto espacio tienes en el disco, ya que vas a reservar una cantidad inamovible y fija, porque dicho archivo no va a cambiar de tamaño. Y esto es una ventaja porque si dejamos al sistema que elija el tamaño podemos tener el problema de que no tengamos suficiente espacio en disco, si este archivo aumenta demasiado de tamaño y si queremos instalar algo no podremos hacerlo, porque al menos en ese momento ese archivo ocupa mucho.

    En resumen si tenéis mucha memoria RAM (8 GB), poco váis a necesitar la memoria virtual y si tenéis muchísima RAM 16 GB o más en casos muy excepcionales, especialmente si virtualizáis máquinas.

    Salu2

  • Pablo Blanco Fierro

    Creo que hay que hacer otra aclaración.
    Realmente Windows 10 no comprime la memoria Ram, sino que cuando coloca partes de la Ram en memoria virtual las denomina “comprimidas”
    Esto es fácil de comprobar simplemente desactivando la memoria virtual y abriendo el administrador de tareas que en la pestaña de memoria mostrara siempre (Comprimida 0)
    Me parece que esto obedece a la pobreza de imaginación que están teniendo en Microsoft, pues intenta mostrar características como nuevas cuando no lo son, para que su sistema “nuevo” lo parezca realmente…
    Por favor, verifiquen los artículos y apliquen las correcciones oportunas.
    PD: Y aunque los discos SSD tengan ahora mas ciclos de escritura lo cierto es que estos siguen agotándose, por lo que usar un SSD para memoria virtual continua reduciendo su vida útil. Y quizá la mejora mas importante que se puede hacer a un PC con poca Ram es añadirle mas

  • Pingback: Memoria comprimida de Windows 10: Qué es y cómo funciona | Esther Claravalls()