Llegan los primeros cambios a Windows 10 Redstone 2 con la Build 14936

Escrito por Rubén Velasco
Actualidad

Windows 10 es el sistema operativo más reciente de Microsoft que, con el tiempo, tendrá que suceder en el trono al actual Windows 7. Una de las características de Windows 10 es su naturaleza Rolling Release gracias a la cual el sistema operativo está en constante desarrollo y, cada poco tiempo, recibe una nueva versión de prueba con nuevas funciones y características de manera que los usuarios apuntados al conocido programa “Insider” puedan probarlas, ayudar en la detección de errores y dar su opinión sobre ellas antes de que estas características lleguen a todos los usuarios como una gran actualización.

Hace algunas horas, Microsoft ha liberado una nueva versión Insider de Windows 10, conocida como la Build 14936 que, tras varias compilaciones sin apenas cambios visibles, finalmente empieza a dejar ver las primeras novedades de lo que será el nuevo Windows 10 Redstone 2.

Principales novedades del nuevo Windows 10 Build 14936

Aunque aún son pocas las novedades que podemos ver en este sistema operativo ya que Microsoft sigue mejorando aspectos internos del mismo, sí que podemos ver una clara apuesta de la compañía por su navegador, Microsoft Edge. De esta manera, esta nueva compilación viene con varias nuevas extensiones como la esperada “Turn Off the Lights“, que cambia el tema del navegador por uno oscuro para proteger la vista de los usuarios y, además, mejorar la experiencia de estos al reproducir vídeo.

Además, Microsoft pide ayuda a los usuarios Insider para probar dos nuevas extensiones en las que está trabajando: Microsoft Personal Shopping Assistant, un asistente que pretende seguir a los usuarios en sus compras e informarles si existen otras tiendas más baratas y el conocido administrador de scripts Tapermonkey, que llegará próximamente totalmente compatible con Windows 10 y Microsoft Edge.

Microsoft también ha cambiado el sistema de detección y autenticación para servidores de red y equipos NAS, facilitando el proceso de autenticación y mejorando la seguridad del mismo al estar todo esto solo disponible en redes privadas y desapareciendo cuando configuramos nuestro Windows como en una red pública.

Además, se han corregido algunos errores al ejecutar algunos programas y juegos que causaban pantallazos azules y reducido la tasa de error del comando “sfc /scannow”. Por último, aunque no menos importante, el Subsistema de Windows para Linux ha sido actualizado a la última versión de este sistema operativo, Ubuntu 16.04 LTS, dejando de lado la actual 14.04 que, aunque también es una versión LTS y tiene soporte, queda ya algo atrasada.

Como podemos ver, Microsoft sigue desarrollando lo que será la próxima gran actualización del sistema operativo y que tiene prevista su llegada a lo largo de la próxima primavera, aunque por el momento no hay una fecha concreta. Debemos tener en cuenta que la compañía sigue realizando grandes cambios a nivel del núcleo de Windows, por lo que es probable que aún pasen varias semanas, e incluso meses, hasta ver grandes cambios radicales en el sistema.

¿Qué te parecen las pocas novedades que Microsoft va añadiendo a su sistema operativo?

Quizá te interese:

Compártelo. ¡Gracias!