Cómo mover un disco duro con Windows a otro ordenador diferente

Escrito por Rubén Velasco
Herramientas del Sistema

Cuando instalamos Windows desde cero, el propio asistente de instalación crea una serie de configuraciones acordes a nuestro hardware de manera que podamos validar nuestra instalación en los servidores de Microsoft, activar el sistema operativo y asegurarnos de obtener el mejor rendimiento posible al cargar solo los drivers necesarios. Por ello, cuando realizamos grandes cambios de hardware, por ejemplo, una placa base, es muy común ver que el sistema no vuelve a arrancar y recibimos una serie de fallos y errores relacionados con la concordancia del hardware.

En este artículo vamos a analizar los principales problemas con los que nos podemos encontrar a la hora de cambiar el disco duro de un ordenador a otro, las causas por las que ocurren estos problemas y veremos sysprep, una sencilla utilidad de Microsoft para preparar Windows para un cambio de hardware.

Principales problemas al utilizar un disco duro con Windows en otro ordenador diferente

Linux, por lo general, carga todos los drivers del kernel en cada arranque de manera que, si hay grandes cambios en el hardware, él solo se adaptará a la nueva configuración sin que tengamos que hacer nada más. Sin embargo, en el caso de Windows esto no es así. El sistema operativo de Microsoft tiene una configuración muy persistente de manera que, si realizamos grandes cambios en el hardware, por ejemplo, para cambiar el disco duro de un ordenador viejo a uno nuevo manteniendo el sistema operativo, lo más probable es que no consigamos que este arranque o, de hacerlo, tendremos multitud de problemas con la licencia y los controladores del sistema, salvo que lo preparemos propiamente para la migración.

Los drivers, una de las principales causas de pantallazos azules

Si realizamos grandes cambios en el hardware de nuestro ordenador e intentamos iniciar Windows, lo más probable es que veamos diferentes errores durante el arranque, por ejemplo, un error con las librerías hal.dll, un error de abstracción en el hardware o simplemente un pantallazo azul que se repite una y otra vez impidiendo que el sistema logre arrancar.

Esto se debe a que Windows guarda una configuración básica para el arranque donde se cargan en memoria todos los controladores de la placa base y el chipset. Si realizamos un cambio muy grande, por ejemplo, de la placa base completa, lo más probable es que los drivers no sirvan y de ahí los errores de hardware y los pantallazos azules.

Si solo cambiamos, por ejemplo, un disco duro o memoria RAM, Windows arrancará sin problema ya que son cambios mínimos. Lo mismo pasará si añadimos un disco duro o cambiamos la gráfica, aunque en este último caso debemos desinstalar los controladores antes de hacerlo para evitar problemas.

Controladores o drivers de Windows

Windows y la licencia

Cuando activamos Windows, la licencia queda asociada a nuestro ordenador, a un hardware y a una configuración específicas que, si modificamos los componentes del equipo, es posible que nuestra copia se desactive y, además, que tengamos problemas a la hora de volver a activarlo de nuevo, tanto con la misma licencia como con una licencia diferente al no coincidir la configuración.

El proceso de activación de Windows está diseñado para que una licencia solo se active en un PC, con un hardware y una configuración específico de manera que si cambiamos algunos componentes, el sistema se desactivará automáticamente y, aunque podemos volver a activarlo, es muy probable que los servidores no nos dejen hacerlo. Para solucionar esto, lo único que podemos hacer es realizar una instalación desde cero y utilizar una licencia nueva para la activación.

Cambiar licencia de Windows 10

“System Preparation” o “Sysprep”, la herramienta oficial de Microsoft para preparar un Windows para funcionar en otro hardware y en otra configuración

Sysprep es una herramienta desarrollada por Microsoft, e incluida por defecto en todas las versiones de Windows (aunque en XP había que ejecutarla desde el CD) con la que vamos a poder realizar todos los ajustes necesarios para dejarlo listo para empezar a funcionar en un ordenador diferente, con un hardware y una configuración diferentes, sin que aparezcan problemas inesperados y configurando así el sistema operativo para adaptarlo a la nueva configuración.

Esta herramienta se encargará automáticamente de:

  • Quitar todos los datos específicos del sistema operativo, dejando una instalación lo más limpia posible.
  • Configura Windows para arrancar el modo auditoría, desde donde instalar de nuevo los drivers y aplicaciones de terceros para garantizar el correcto funcionamiento del sistema.
  • Habilita el sistema para arrancar como la primera vez.
  • Restablece la activación del producto.

Esta herramienta debería encontrarse en la ruta C:\Windows\System32\sysprep

Sysprep en Windows

Sysprep

Aunque esta herramienta nos va a permitir preparar Windows para funcionar en otro ordenador adaptándose al nuevo hardware durante el siguiente arranque, es muy probable que, aunque preparemos nuestro sistema con sysprep no encontremos con diferentes problemas, y es que un sistema operativo es algo muy complejo y complicado de desconfigurar una vez que ya tiene una configuración predefinida durante la instalación y la vida útil del sistema.

Siempre que vayamos a utilizar un sistema operativo en un ordenador nuevo, o diferente, es muy recomendable realizar una instalación limpia. De esta manera nos vamos a asegurar de que no existen problemas de compatibilidad, rendimiento ni estabilidad y garantizaremos el mejor rendimiento posible.

No dejes se visitar nuestra sección de tutoriales y guías.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo

Comentarios

4 comentarios
  1. Anónimo 28 Ene, 16 20:23

    muy buena explicacion. gracias

    0
  2. Anónimo 03 Feb, 16 4:54

    bien

    0
  3. Anónimo 23 Sep, 16 6:49

    ¿ hay seccion de preguntas? tengo mil =/

    0