Bajar gratis las imágenes ISO oficiales de Windows 10

Las cosas han cambiado mucho desde el lanzamiento de Windows 10. Mientras que antes era muy complicado encontrar imágenes ISO oficiales, desde el lanzamiento de esta versión es la propia Microsoft quien nos permite descargar estas imágenes oficiales desde sus servidores para grabarlas a un USB o instalar el sistema operativo, de forma oficial, desde él.

A continuación, os vamos a explicar cómo podemos bajar la última ISO de Windows 10, dentro de la rama estable, y cómo bajar la última versión Insider para probar las novedades antes que nadie.

Por qué descargar una versión oficial desde Microsoft

Si hacemos una búsqueda rápida podemos encontrar imágenes ISO de este sistema operativo muy fácilmente. La mayoría de ellas se tratan de versiones modificadas con distintas características (programas pre-instalados, activadores, etc), así como con actualizaciones instaladas a la fuerza. Incluso puede que algunos hayan eliminado librerías y otros elementos del sistema para hacerlo más ligero. Un grave error.

Las versiones modificadas de Windows a la larga suelen dar muchos problemas. Incluso pueden suponer un riesgo para la seguridad dado que no sabemos realmente los cambios que se han hecho. Ni tampoco si la persona que está compartiendo la imagen ISO de Windows 10 ha ocultado en ella algún tipo de troyano o spyware. Algo mucho más común de lo que pensamos.

Las imágenes ISO oficiales de Windows 10 son totalmente seguras. Estás forman el sistema operativo tal como lo ha diseñado Microsoft y nos permiten tener la mejor experiencia de uso, sin riesgos innecesarios. El único inconveniente de estas versiones es que no vienen con los últimos parches de seguridad. Aunque gracias a las actualizaciones acumulativas en pocos minutos, y con una última descarga, podemos tener la última versión de Windows 10 instalada en nuestro PC.

Cómo descargar la última versión de Windows 10

Microsoft permite a cualquier usuario descargar la imagen oficial de su sistema operativo. Esta imagen ISO se actualiza cada 6 meses, cada vez que Microsoft lanza una nueva actualización de características. Actualmente podemos descargar la ISO de Windows 10 versión 21H1.

Para ello, simplemente debemos acceder al siguiente enlace, a la web de descargas de Microsoft, y desde allí debemos hacer clic sobre «Descargar ahora la herramienta» para bajarnos la herramienta de creación de medios que nos permitirá forzar una actualización o descargar la última ISO.

Descargar Media Creation Tool de Microsoft

Una vez descargada esta herramienta la ejecutamos. Media Creation Tool analizará nuestro ordenador para comprobar que todo está correcto y nos preguntará qué queremos hacer. Podemos elegir entre actualizar Windows (si queremos instalar la última versión) o descargar un medio de instalación. Eligiendo esta segunda opción podremos bajar la ISO.

Una vez descargada la imagen ISO ya podemos hacer con ella lo que queramos. Podemos instalar Windows 10 en una máquina virtual, o grabarla a un USB para instalarla en cualquier ordenador. Media Creation Tool nos descargará la última ISO disponible. Pero tendremos que repetir el proceso cada vez que Microsoft lance nuevas versiones, como la November 2019 Update o 21H1.

Descargar un Windows 10 para 32 bits

Por defecto, Microsoft nos va a ofrecer la descarga de un Windows para ordenadores de 64 bits. Recordamos que esta es la opción recomendad, y la que mejor va a funcionar. Pero ¿qué pasa si lo que queremos es instalarlo en un ordenador algo antiguo, y necesitamos la versión de 32 bits?

Aunque con Windows 11 esto ya no es posible, si aún estamos usando Windows 10 sí que vamos a poder descargar una versión de 32 bits. Aunque vamos a tener que hacerlo de forma manual. Para ello, debemos seguir los pasos anteriores hasta que, en el asistente, lleguemos a la siguiente ventana:

Asistente para actualizar o descargar ISO de Windows 10 - 2

En la parte inferior podremos ver una casilla llamada «Usar las opciones recomendadas para este equipo«. Debemos desmarcar esta casilla para poder modificar las opciones anteriores. Y, cuando las tengamos desbloqueadas, podremos cambiar la casilla «Arquitectura» por «32 bits (x86)«.

Continuamos con el asistente y, cuando comience la descarga de la ISO de Windows 10, esta será para 32 bits en lugar de para 64 bits. Y, además, será una versión oficial y sin modificaciones, algo muy importante, como hemos explicado, que siempre debemos tener en cuenta.

Bajar la ISO de sin la herramienta de creación de medios

Cuando entramos a la página para descargar Windows, Microsoft solo nos permite hacerlo mediante su Media Creation Tool, la herramienta de creación de medios. Y esto, la verdad, no tiene mucho sentido. ¿Por qué no nos deja bajar la ISO igual que podemos bajar, por ejemplo, la última build Insider?

Por suerte, hay un pequeño truco (100% legal) que nos va a permitir bajar esta imagen directamente desde los servidores de Microsoft sin tener que pasar por el aro de este programa. Este truco se encuentra en que, cuando entramos a la web de Microsoft desde un móvil, encontramos directamente la ISO, sin la herramienta intermedia. Pero al entrar desde el PC nos vuelve a aparecer esta herramienta. Por lo tanto, lo que debemos hacer es suplantar el dispositivo desde el que visitamos la página.

Si usamos Google Chrome, esto podemos hacerlo de forma muy sencilla desde la consola de desarrollador. Entramos en la web de descarga de Microsoft, y pulsamos F12 para abrir esta consola. A continuación, pulsamos el atajo de teclado «Ctrl + Shift + M» y abriremos la barra de herramientas de dispositivo. En esta podemos elegir el dispositivo que queremos simular. Por ejemplo, podemos elegir un iPhone, en la parte superior izquierda, para ver lo siguiente.

Descargar ISO Windows con modo responsivo

Como vemos, nos aparece la lista para bajar directamente la imagen ISO de la última versión de Windows 10 disponible hasta la fecha. La seleccionamos, indicamos el idioma y la arquitectura que queremos, y listo. Así podremos bajar la ISO de Windows 10 sin pasar por la herramienta de creación de medios.

Descargar las ISO de las versiones viejas

Microsoft solo nos permite bajar desde su web la herramienta de creación de medios para la última versión del sistema operativo. Bajar una versión anterior no tiene mucho sentido, ya que ¿para qué íbamos a querer instalar una versión vieja de Windows?

En este enlace vamos a encontrar un sencillo script, en batch, que nos va a permitir precisamente eso, bajar cualquier versión antigua de la herramienta de creación de medios de Microsoft. Vamos a poder bajar desde la versión 1507 de Windows 10 (la RTM) hasta la última disponible que tiene Microsoft.

Para ello, simplemente debemos bajar el script, que tiene formato .bat, y ejecutarlo. Si tenemos problemas, podemos ejecutarlo con permisos de Administrador.

Bajar versión vieja herramienta creación medios W10

Seleccionaremos la versión que queremos bajar, y el script se encargará de todo lo demás. Cuando termine de bajar la herramienta de creación de medios correspondiente, esta se abrirá automáticamente. Debemos seguirla, como hemos explicado en el paso anterior, para bajar la ISO de versión de Windows 10 que corresponda. O, si lo preferimos, para crear directamente un USB con esta versión de Windows.

Asistente bajar ISO vieja W10

La herramienta es totalmente segura. Además, al ser un script en .bat, podemos abrirlo con cualquier editor de texto (como el bloc de notas) para ver su contenido y saber al detalle qué es lo que hace cuando lo ejecutamos. Eso sí, os recomendamos tener cuidado al usar versiones viejas de Windows ya que, al no tener soporte, podremos estar poniendo en peligro nuestra seguridad.

Rufus: una alternativa para bajar Windows

Con el fin de evitar la fragmentación y poner en peligro a los usuarios, Microsoft solo nos permite descargar la ISO de la última versión de su sistema operativo. En caso de querer descargar una versión anterior, por el motivo que sea, Microsoft no nos permite bajarla desde su web por los métodos tradicionales. Aunque sí las sigue guardando en sus servidores.

Para esta tarea debemos recurrir a un programa de terceros, Rufus, que podemos descargar desde el siguiente enlace. Rufus es gratis y es un programa 100% seguro.

Ejecutamos este programa y podremos ver, en el apartado «elección de arranque», una flecha, junto al botón «Seleccionar», que nos permite cambiar por «Descargar». Esta opción nos permite descargar las ISO de Windows 10 para crear un USB de instalación directamente desde este programa.

Al ir a seleccionar la edición que queremos bajar podemos ver cómo Rufus nos permite bajar desde la primera versión, la 1507, hasta la última a fecha de hoy, 1903.

Elegimos la versión que queremos bajar y listo. Podemos bajarla desde el propio Rufus o desde nuestro navegador. Así es posible descargar las versiones más antiguas de Windows 10 para instalarlas en nuestro ordenador. Aunque debemos tener cuidado con el soporte de estas versiones. Muchas de ellas ya están abandonadas.

Cómo bajar una ISO Insider para instalar Windows 10

Aunque más del 95% de los usuarios debe descargar exclusivamente la versión estable de Windows, Microsoft también nos permite bajar algunas ISO de su rama de desarrollo; las ISO Insider.

Estas imágenes permiten a los usuarios más aventureros instalar las futuras versiones del sistema operativo, versiones que aún se encuentran en desarrollo y que pueden ser inestables para el día a día. Solo se recomienda instalar la versión Insider de Windows 10 para probar las novedades del sistema operativo antes de que Microsoft las lleve a todos. Y solo en una máquina virtual o en un ordenador de pruebas. Nunca en nuestro ordenador del día a día.

Para bajar estas imágenes ISO, lo único que necesitamos es apuntarnos al programa Insider con nuestra Cuenta Microsoft. El proceso es totalmente gratuito y nuestro ordenador real no se verá afectado por los cambios. Para ello simplemente debemos acceder al siguiente enlace, iniciar sesión con nuestra cuenta, y comprobar que cumplimos los siguientes requisitos:

  • 1 GB de RAM para las versiones de 32 bits, y 2 GB de RAM para las de 64 bits.
  • 32 GB de espacio libre o más.
  • Procesador a 1 GHz.
  • Pantalla con una resolución 800×600.

Si cumplimos con los requisitos, entonces ya podemos ir al siguiente paso. Accedemos a la web de descargas Insider de Microsoft y en la parte inferior podremos ver un apartado llamado «Select edition«. Aquí vamos a poder elegir la edición que queremos descargar. Microsoft nos permite descargar la edición del Fast Ring, la más inestable, o la Release Preview, algo más estable que la anterior.

Descargar ISO Insider Windows 10

Elegimos la edición que queramos y, a continuación, elegiremos el idioma en el que queremos bajarla. Está disponible el español, por lo que no tendremos problemas en este sentido.

Por último, solo nos queda elegir si queremos bajar la versión de 32 bits o de 64 bits y listo. El enlace es válido durante 24 horas, por lo que tenemos que bajar la imagen en ese tiempo una vez generado dicho enlace. O repetir el proceso de nuevo para generar un nuevo enlace.

Insider W10 - ISO de 32 o 64 bits

Microsoft suele actualizar bastante a menudo este apartado de descargas. Por ello, es recomendable revisarlo cada poco tiempo para descargar la última ISO Insider y disfrutar de las últimas novedades que nos ha preparado Microsoft.

Recordamos que las versiones Insider son versiones en desarrollo que pueden tener (o mejor dicho, tienen) errores, algunos de ellos bastante graves. Por lo tanto, no recomendamos usar estas versiones en el día a día, sino usarlas solo en entornos de prueba.

¿Qué versión de Windows bajo?

Llegados a este punto es fácil que nos asalten las dudas. Con tantas versiones, ¿cuál de ellas debo descargar? Lo primero que debemos tener en cuenta es la diferencia entre versión estable y «Insider»:

  • Versiones estables: las versiones que se lanzan para todos los usuarios. Estas son las que mejor funcionan, están libres de errores y tienen todo lo necesario para garantizar la mejor experiencia posible a todos los usuarios. Cada nueva versión incluye todas las funciones y correcciones de las versiones anteriores.
  • Versiones Insider: las versiones usadas para probar cambios, correcciones y nuevas funciones. Estas están pensadas para los usuarios más avanzados, ya que pueden tener (o, mejor dicho, tienen) errores, fallos y problemas. Y cada nueva versión Insider (que suele lanzarse cada semana) puede traer nuevos fallos y problemas. No se recomiendan para el día a día, solo para pruebas.

Con esto, está claro. Si no vamos a hacer pruebas, y queremos aprovechar lo mejor posible Windows, debemos bajar siempre la versión estable del sistema operativo. Y, dentro de estas versiones estables, siempre debemos bajar la última versión que haya disponible del sistema operativo. Por ejemplo, en 2022, la última versión de este SO es la 22H1, la actualización de primavera de Windows que nos trae 18 meses de soporte y garantiza el correcto funcionamiento de todo el PC.

¿Puedo bajar otras versiones más antiguas?

Microsoft nos permite descargar sin problemas cualquier versión relativamente reciente de su sistema operativo. Ya sea Windows 11, 10 u 8.1, cualquier usuario podrá descargar la imagen del disco de sus servidores como acabamos de explicar. Incluso Windows 7, a pesar de no tener soporte, podemos bajarla desde la web de la compañía, siempre y cuando tengamos una licencia original del sistema operativo. Pero ¿qué pasa con las versiones más antiguas del sistema operativo?

Windows XP y Vista forman parte también de la historia de Microsoft, y podríamos considerarlos como sistemas operativos modernos al estar basados en NT. Sin embargo, estos sistemas llevan ya sin soporte muchos más años, y, por ello, Microsoft nos impide descargar las imágenes de estos sistemas. Ni siquiera, aunque tengamos una licencia de este SO comprada originalmente. Por supuesto, todas las versiones anteriores, desde la 1.0 hasta Windows ME, tampoco se pueden descargar ahora mismo desde los servidores de Microsoft.

¿Esto quiere decir que es imposible hacernos con estos sistemas? Ni mucho menos. El problema es que ya no vamos a poder depender de Microsoft para conseguirlos, sino que tendremos que confiar en otras personas que lo hayan subido a la red. Y eso, si no tenemos cuidado, puede poner en peligro nuestra seguridad.

Cuidado con las versiones modificadas

Es fácil encontrarnos por Internet imágenes ISO de todas las versiones de Windows (desde XP hasta Windows 11) modificadas por algunos usuarios para incluirle ciertas características. Por ejemplo, podemos encontrarlos populares MiniOS de Windows, que eliminan funciones del sistema, o las versiones actualizadas que añaden a mano todos los parches y Services Pack para no tener que ejecutar Windows Update al terminar la instalación.

Todas estas versiones, aunque pueden resultar llamativas, no son recomendables bajo ningún concepto. Y los motivos de ello son:

  • Son versiones no oficiales. Lo primero es que estas versiones violan los términos de uso de Microsoft para el sistema operativo, por lo que estaremos usando software ilegal. Además, casi siempre vienen con licencias «pirata» que activan el sistema, lo cual duplica la ilegalidad.
  • Eliminan programas, servicios y librerías esenciales. Aunque prometen hacer Windows más rápido, en verdad lo que hacen es crear un Windows más inestable. Al eliminar programas integrados con el sistema, o modificar ciertas librerías, lo que crean son problemas de integridad, los cuales se traducen, tarde o temprano, en bloqueos, problemas de rendimiento y, sobre todo, problemas al actualizar Windows.
  • Problemas de seguridad. No podemos saber con certeza cuáles son todos los cambios que ha hecho esa persona en la imagen de Windows. Y, lo más probable es que haya abierto puertas traseras en el sistema, o haya ocultado algún tipo de malware, que pongan en peligro nuestra seguridad.

Por tanto, siempre debemos usar versiones oficiales de Windows.

¡Sé el primero en comentar!