Un diseñador de Microsoft explica el por qué de Modern UI

Windows 8 sigue siendo el foco de un debate que parece eterno. Su interfaz Metro no ha gustado a muchísimos usuarios que siguen sin entender porque en Microsoft optaron por un cambio tan radical. Pues bien, Jacob Miller, un diseñador UX de Microsoft que trabajó en Windows 8, ha explicado sus puntos de vista sobre las razones que llevaron a los Redmond a diseñar Metro.

Jacob Miller ha tenido un intenso debate en Reddit sobre las razones que llevaron a Microsoft a lanzar un nuevo sistema operativo que rompía con todo lo anteriormente visto hasta la fecha en Windows. “Yo quiero hablar de por qué elegimos Metro como interfaz predeterminada en lugar del escritorio, y por qué esto es bueno a largo plazo, especialmente para los usuarios avanzados”. De esta manera comenzaba un debate que ha originado muchas conversaciones a su rebufo y que permite explicar porqué en Microsoft hicieron algo que causó tanta polémica.

Según Miller, el equipo de diseño de Windows 8 dividió a los usuarios en dos grupos, los avanzados, y los usuarios casuales, que solo consumen contenido. Y sí, Miller reconoció que, sobre todo al principio, Windows 8 fue lanzado para este último grupo, que fue descrito como “analfabetos informáticos, hermanos menores, abuelos de edad avanzada, o la madre ‘que sólo quiere buscar recetas de tarta de manzana’”.

Interfaz Metro

Pero los avanzados también tendrán su parte

Según Miller, Windows 8 fue pensado para aquellos usuarios que solo consumen contenidos, fácil de utilizar y muy visual. Pero a eso se le sumó el escritorio tradicional para que los usuarios avanzados pudieran seguir disfrutando de lo que fue Windows 7, aunque reconoce que la versión 8 del sistema operativo de Microsoft no fue perfecta debido sobre todo a que fue la primera experiencia de este tipo que había tenido Microsoft. En resumen, para él es normal que la primera rueda de metal funcione peor que la última de madera.

A la pregunta de si no hubiera sido mejor dejar la interfaz de Windows 7 y añadir la de Windows 8 para quien lo quisiera, Miller indica que eso habría confundido más a los consumidores de contenido, por lo que se hizo al revés. En Windows 8.1 tampoco se puso por defecto la interfaz clásica por el mismo motivo, pero dieron la posibilidad a los usuarios avanzados de hacerlo.

Y una vez que hayan conseguido adaptar a los usuarios ocasionales a esta nueva forma de utilizar el ordenador, será el momento de centrarse en los usuarios avanzados. Es decir, Miller da a entender que el futuro de Windows  son los diferentes escritorios adaptados a distintos usuarios, o incluso a distintos momentos. Por ejemplo, un escritorio para trabajar, y otro para jugar o ver películas.

Además, Miller afirma que incluso los sistemas operativos que fueron un fracaso como Vista, añadieron funciones que luego han sido indispensables, pero que no fueron implementadas de la manera correcta en su momento.

Por todo ello, Miller cree que una vez que los usuarios se adapten al cambio, es decir se familiaricen con la Metro UI, Windows 9 será otra vez un gran sistema operativo como lo fue Windows 7.

Fuente: Neowin.