Si no se muestran los iconos de Windows debes hacer esto para solucionarlo

Si no se muestran los iconos de Windows debes hacer esto para solucionarlo

Rubén Velasco

Los iconos son lo que nos permiten identificar fácilmente todos los programas, y archivos, que tenemos en el PC. Cada programa tiene su propio icono, así como las carpetas e incluso cada uno de los accesos directos que creamos en el PC. Cada programa tiene su propio icono, que normalmente está dentro del ejecutable o en fichero .ico junto a él. Y los accesos directos utilizan normalmente este mismo icono, aunque podemos elegir si queremos darle nosotros uno propio. Y aunque todos los iconos pueden quedar bonitos, seguro que alguna vez hemos visto cómo algunos desaparecen, rompiendo la estética del sistema. Esto se debe a un problema con la caché de estos.

Cargar todos los iconos constantemente en el sistema implicaría una pérdida de rendimiento considerable. Por ello, en lugar de tener que cargar todo el rato estos iconos, Windows hace uso de lo que se conoce como la «caché de iconos«. Esta caché es como una pequeña base de datos dentro de la cual guarda cada uno de los iconos y los deja asociados a un fichero concreto.

Desde la época de Windows 95, la caché de iconos se suele dañar con frecuencia. Por ello, es muy fácil encontrarnos con que, de repente, algunos iconos aparecen junto a aplicaciones que no corresponden, o cómo algunos programas aparecen con el típico «icono genérico» en blanco.

Iconos en mal estado en Windows 10

Que falle la caché de iconos de Windows es inevitable. Pero si conocemos los trucos adecuados vamos a poder repararla, en segundos, sin necesidad ni siquiera de reiniciar el PC.

Y es que, aunque no lo parezca en un principio, estos iconos de los que os hablamos ahora y que forman parte de Windows desde hace años, son más importantes de lo que parecen. A priori no los valoramos porque siempre han estado ahí y normalmente funcionan como deberían. Ya sabéis que estos elementos gráficos que forman parte del sistema operativo nos son de enorme utilidad a la hora de localizar de un solo vistazo tanto programas como documentos determinados.

Asimismo, estos nos sirven para diferenciar entre diferentes formatos de archivos, las aplicaciones instaladas, los accesos directos de todo tipo, etc. Pero en muchos casos no vamos a valorar estos elementos hasta que no empiecen a fallar o sencillamente no muestren lo que necesitamos. Será entonces cuando nos daremos cuenta de la importancia que tienen los iconos en el sistema operativo de los de Redmond, y de la necesidad de solucionar el fallo cuanto antes. Precisamente por todo ello a continuación os vamos a hablar de una serie de soluciones de las que podéis echar mano si tenéis problemas con los iconos.

 

Cómo reiniciar la caché de iconos

Windows 10 y Windows 11 incluyen una herramienta que nos permite restablecer la caché de iconos muy rápidamente y de forma muy sencilla: ie4uinit.

Tal y como os acabamos de comentar, el propio sistema operativo nos propone una serie de soluciones internas para arreglar los problemas con la caché de los iconos. Un claro ejemplo de todo ello lo tenemos con este comando del que os hablaremos a continuación. Pero al mismo tiempo existen otras maneras de arreglar este fallo del sistema, incluso con soluciones software externan al sistema operativo. No tenemos más que elegir el método que más se adecue a nuestras necesidades o conocimientos.

 

Reparar la caché de iconos en Windows

Para hacerlo, lo único que debemos hacer es abrir una ventana de «Ejecutar» en Windows con el atajo de teclado Win + R (o escribiendo «ejecutar» en la barra de búsqueda) y escribir en ella lo siguiente:

ie4uinit.exe -show

Borrar caché iconos ie4uinit

Al instante veremos cómo se borra toda la caché de iconos (notaremos que todos los iconos desaparecen), y al momento todos estos iconos vuelven a aparecer. Y ahora ya estarán bien asociados.

 

Cómo hacerlo en versiones anteriores a Windows

Si en vez de Windows 10 o Windows 11 estamos usando una versión anterior del sistema operativo, como 8, 7 e incluso Windows XP, esta herramienta sigue estando presente en el sistema operativo, solo que el parámetro es diferente. En lugar de añadir al final «show», tendremos que ejecutarlo de la siguiente forma:

ie4uinit.exe -ClearIconCache

Igualmente, se borrará toda la caché y se volverá a generar, acabando así con los problemas que pudiera haber con los iconos de Windows.

 

Reiniciar la base de datos de iconos con CMD

Si por algún motivo el comando anterior no nos funciona, también podemos recurrir a otros sencillos trucos que, a grandes rasgos, nos van a permitir hacer lo mismo. Al fin y al cabo, todo ello se basa en eliminar el fichero «IconCache.db» que se encuentra dentro del directorio AppData/Local de la carpeta personal.

Para hacerlo desde CMD, por ejemplo, lo que tenemos que hacer es abrir una ventana de terminal, con permisos de Administrador, y ejecutar los siguientes comandos, uno detrás de otro:

taskkill /IM explorer.exe /F CD /d %userprofile%/AppData/Local DEL IconCache.db /a

Una vez ejecutado el tercer comando, el fichero de caché de iconos se habrá eliminado del PC. Ahora, lo único que nos quedaría por hacer es abrir el administrador de tareas de Windows (Control + Shift + Esc) y abrir una nueva instancia de «explorer.exe» para que vuelva a cargar el explorador, el escritorio, y se regenere la base de datos de iconos.

Hay que tener presente que estos elementos en concreto que os estamos hablando en estas mismas líneas en la mayoría de las ocasiones pasan desapercibidos. Estamos tan acostumbrados al uso de iconos en el sistema operativo de Microsoft gracias a su interfaz gráfica, que no prestamos la debida atención a la importancia de estos elementos. Esto quiere decir que no los valoramos hasta que realmente empiezan a fallar como es el caso que nos ocupa ahora y que intentamos solucionar. Si lo pensamos con un poco de detenimiento trabajamos con estos iconos en el sistema operativo de manera prácticamente constante para abrir aplicaciones o ejecutar funciones del sistema.

 

Reiniciar la caché de iconos con un doble clic

¿Y si tengo el mismo problema muy a menudo tengo que ejecutar todo esto a mano? Si queremos automatizar todo, y tener a mano un acceso directo que nos permita restablecer esta base de datos, vamos a poder hacerlo de manera muy sencilla.

 

Desde ie4uinit

El fichero ie4uinit es un ejecutable que podemos abrir, si queremos, con doble clic. Lo que pasa es que, sin su parámetro, no hace nada. Por lo tanto, un truco para poder tenerlo siempre a mano es crear manualmente un acceso directo y en el apartado de «directorio» introducir el comando que hemos visto antes.

Acceso directo borrar caché iconos ie4uinit

Le damos el nombre que queramos y listo. Ahora, cuando queramos, podemos ejecutar este acceso directo para realizar una limpieza automática de la caché de iconos.

 

Desde CMD

Los comandos de CMD, si los queremos automatizar, podemos crear un sencillo script en batch que nos permita poder ejecutar todos estos comandos simplemente haciendo doble clic. Para ello, abriremos una ventana del Bloc de Notas de Windows y escribiremos en ella los comandos que hemos visto en el punto anterior.

Acceso directo borrar caché iconos cmd

Guardamos el documento con extensión «.bat» para que se convierta en un ejecutable de CMD y listo. Ahora, cuando queramos, podemos ejecutar este nuevo archivo (con permisos de administrador siempre) para realizar igualmente una limpieza de la caché de iconos de Windows.

Eso sí, tras ejecutar este acceso directo es probable que tengamos que volver a ejecutar «explorer.exe» a mano desde el Administrador de tareas de Windows.

 

Cambiar el icono a mano

Si solo tenemos problemas con iconos muy concretos (por ejemplo, de algún programa en específico), en lugar de resetar la caché completa podemos intentar cambiar a mano el icono del acceso directo para que este vuelva a aparecer normalmente.

Para ello, lo que debemos hacer es localizar el icono que no carga, y abrir la ventana de «Propiedades» haciendo clic con el botón derecho sobre él. Dentro de esta ventana, en la pestaña «Acceso directo», haremos clic sobre el botón «Cambiar icono». Ahora veremos una nueva ventana desde la que, como imaginaremos, podremos cambiar el icono del archivo.

Cambiar icono de acceso directo a apagar PC 2

Podemos usar el icono original del programa, que seguramente esté vinculado dentro del ejecutable, o podremos poner al programa cualquier otro icono incluido tanto en las librerías propias del sistema como que descarguemos nosotros de Internet, en formato ICO.

Aceptamos, aplicamos los cambios y listo. El icono del acceso directo que hasta ahora aparecía en blanco ya debería haber cambiado por el que hayamos seleccionado. Y, si no hay más problemas, debería quedarse así.

 

Revisa y arregla los archivos del sistema

También se puede dar el caso de que este fallo con los iconos que forman parte de Windows se pueda deber a algún problema con determinados ficheros internos que utiliza el propio sistema operativo. Cabe mencionar que disponemos de una herramienta integrada en Windows que se encarga de solucionar estos problemas con los archivos propios. Hay que tener en consideración que buena parte de los iconos que utilizamos aquí forman parte del propio sistema de Microsoft.

Por tanto, para solventar el problema que os comentamos con la herramienta del software tenemos que abrir una ventana del símbolo del sistema mediante el comando CMD. Decir que es recomendable abrir esta herramienta con permisos de administrador para así poder acceder a todas las funciones de esta. Una vez aparezca en pantalla la correspondiente ventana el símbolo del sistema, aquí no tenemos más que teclear el siguiente comando:

sfc /scannow

Pasados unos segundos y una vez que Windows haya analizado y solucionado los potenciales fallos con estos archivos internos, el problema con los iconos ya debería haberse arreglado de forma automática.

 

Volver a un punto de restauración anterior

Cada vez que instalamos una aplicación en Windows, el sistema crea un punto de restauración que nos permite devolver el equipo al mismo estado en el que se encontraba antes de instarla. De esta forma, si la aplicación que hemos instalado afecta el funcionamiento del equipo, la solución no pasa por eliminarla (ya que el daño ya está hecho) sino que pasa por restaurar el PC a un estado anterior, es decir, antes de instalarla. Si los problemas con los iconos del PC han aparecido desde que instalamos la última aplicación, ya hemos encontrado al culpable.

Para eliminar cualquier rastro que haya dejado en el equipo, debemos acceder a las opciones de restauración del equipo con el término «punto de restauración» en el cuadro de búsqueda y sin las comillas. Esta función nos guía a través de un asistente para seleccionar cuál es el punto de restauración que queremos recuperar y así eliminar el rastro de la aplicación que está causando el problema con los iconos del equipo.

Elegir otro punto de restauración

 

Programas para solucionar este problema

Además de todos los trucos anteriores que acabamos de ver, también hay programas especiales para llevar a cabo esta tarea de forma sencilla. Estos programas son gratuitos y pueden ser usados por todo tipo de usuarios, desde los más inexpertos hasta los más avanzados.

La principal razón de todo ello es que estas aplicaciones nos proponen, por regla general, una interfaz de usuario para manejar los iconos de los que os hablamos de un modo más cómodo y efectivo. Es por todo ello por lo que a continuación os vamos a ofrecer algunas soluciones software de estas características por si queréis tener un mayor control sobre estos elementos gráficos de Windows. También es interesante saber que estas aplicaciones nos proponen algunas funciones adicionales para los iconos que en ocasiones nos resultarán de enorme utilidad.

 

Thumbnail and Icon Cache Rebuilder

Uno de los más sencillos y rápidos que podemos encontrar es Thumbnail and Icon Cache Rebuilder. Este programa nos permite muy fácilmente borrar la caché de iconos de Windows, así como la caché de miniaturas donde se guardan, entre otras cosas, las miniaturas de todas las fotos e imágenes que guardamos en el PC. El programa es gratuito y portable y se encargará de forma eficiente de purgar, limpiar y eliminar la caché de los iconos.

Debemos de tener en cuenta que, al finalizar la reconstrucción de la caché de los iconos, puede llegar a provocar que Windows nos dé un error en nuestro perfil de usuario, por lo que será necesario actualizar Explorer y reiniciar el ordenador para reconstruir la caché adecuadamente.

Para usarlo, simplemente con bajar el programa, descomprimirlo y ejecutarlo podremos llevar a cabo la limpieza con un clic. Tras borrar cualquiera de las dos cachés, esta se regenerará automáticamente de nuevo. Así se acabarán los problemas a la hora de ver los iconos.

 

Lo mejor y lo peor

Podremos limpiar la caché de los iconos del sistema operativo de Microsoft de una manera mucho más directa y aprovecharnos de otras funciones adicionales. El modo de funcionamiento interno de la aplicación nos facilita mucho estas tareas, algo que podemos llevar a cabo con tan solo un clic de ratón.

En ciertas ocasiones nos podemos encontrar con algunos errores en Windows una vez haya terminado la ejecución de este programa para limpiar la caché de los iconos. La interfaz de usuario propuesta necesita una actualización por parte de sus desarrolladores para adaptarse a los tiempos que corren.

 

Icon Cache Rebuilder

En el caso de que seamos usuarios de cualquiera de las versiones anteriores del sistema (7, 8 u 8.1), entonces tendremos que bajar la versión adecuada de este mismo software, Icon Cache Rebuilder, para poder llevar a cabo esta tarea. Pero este programa está bastante más limitado que el de Windows 10 y Windows 11, y nos va a obligar a reiniciar el ordenador tras su ejecución. Esto quiere decir que, si usamos las últimas versiones de este sistema operativo, quizá nos interese más usar otras propuestas ya comentadas antes para estas tareas.

Es por ello por lo que si nos encontramos con el problema de que los íconos se muestran incorrectamente o estos se encuentran dañados, la solución más fácil es eliminar IconCache. db desde su carpeta local, reiniciando posteriormente el explorador y a su vez reiniciando nuestro ordenador para realizar y llevar a cabo los cambios.

Debemos tener cuidado al usar estos programas, ya que forzar la eliminación de la caché de iconos de Windows puede dar lugar a otros errores y problemas. Y, siempre que sea posible, es mejor hacer un punto de restauración para que, si algo sale mal, podamos revertir los cambios.

 

Me gusta y me gusta menos

El programa es muy sencillo de utilizar a la hora de limpiar la caché de nuestros iconos y solucionar los problemas en Windows con estos elementos gráficos. Se puede considerar como un programa más que válido para aquellos usuarios que no tengan experiencia en este tipo de usos.

Este es un software que está especialmente indicado y diseñado para funcionar con versiones más antiguas del sistema operativo de Microsoft. En Windows 10 y Windows 11 nos podremos encontrar con algunas incompatibilidades y por tanto con errores de funcionamiento.

 

Qué hacer si esta caché se daña muy a menudo

Aunque este problema es algo relativamente común y frecuente en Windows, no es normal que ocurra constantemente. Si esto pasa, es que algo no está funcionando bien. Puede que tengamos algún programa en el ordenador que está corrompiendo, por algún motivo, esta base de datos de iconos. O también puede ocurrir que abusemos demasiado de programas de «limpieza», como CCleaner, que al final borran a la fuerza los archivos de caché de iconos.

Incluso puede ocurrir que los problemas vengan de más adentro, y que la causa radique en un virus que tengamos en nuestro PC. Por tanto, tampoco está de más analizar el ordenador en busca de malware y otras amenazas que nos puedan ayudar a detectar, y corregir, este tipo de problemas.

Actualizar Windows, e incluso reparar el sistema, pueden ser otras dos soluciones a este problema. En el caso de que el problema ya se haya convertido en muy grave y la confusión con los iconos del sistema sea importante, siempre podremos echar mano de soluciones un tanto más drásticas. Es por ello por lo que quizá algunos usuarios se planteen el formateo completo del equipo e instalación del sistema desde cero. Pero antes de llegar a todo esto os recomendamos que probéis las soluciones y métodos que os hemos expuesto anteriormente, aunque algunas de ellas sean un poco complejas.

Cada vez que instalamos una aplicación en Windows, al igual que sucede en cualquier otro sistema operativo, el equipo modifica el registro de Windows, registro que se utiliza para iniciar el equipo. Conforme va pasando el tiempo, si tenemos la manía de instalar muchas aplicaciones con la excusa de probarlas, el registro se convierte en un problema para el PC donde se pueden encontrar líneas que no llevan a ningún lado porque las aplicaciones que las añadieron ya no están disponibles en el equipo. Esto hace que el equipo cada vez sea más lento y tarde más que realizar su trabajo.

 

Webs para descargar iconos para Windows

En el caso de que los iconos que forman parte del sistema operativo de Microsoft no nos terminen de convencer en cuanto a su diseño, o sencillamente estamos aburridos de los mismos, siempre tenemos la posibilidad de descargar otros nuevos. De hecho, en Internet nos encontramos con algunas interesantes páginas web donde podemos bajar estos contenidos multimedia e integrarlos fácilmente en el sistema. Así podremos configurarlos para su uso en todo tipo de contenidos y tareas.

 

Iconmonstr

Un ejemplo de todo ello lo encontramos en la web llamada Iconmonstr a la que tenemos la oportunidad de acceder desde este enlace. Para que nos hagamos una idea de las posibilidades que aquí se presentan, en un principio la página web nos ofrece en torno a 5000 iconos diferentes para su descarga. Además, podemos localizarlos de una manera mucho más sencilla echando mano de las diferentes colecciones en las que se catalogan estos contenidos.

Así podremos acceder a los que más nos interesan en cada caso, todo ello para un uso personal, ya que la propia página nos indica que no podemos utilizar todos estos elementos para uso comercial. Además, merece la pena saber que tenemos la posibilidad de bajar estos elementos en diferentes formatos dependiendo del uso que vayamos a hacer de los mismos.

 

Font Awesome

Pero esta no es la única opción de la que podemos echar mano de estas características. Igualmente nos encontramos con la web llamada Font Awesome a la que accedemos desde aquí. Igualmente nos vamos a encontrar con una buena cantidad de contenidos de estas características que podemos descargar para usar en Windows. También pone a nuestra disposición una serie de categorías para así localizar lo que realmente nos interesa o necesitamos mucho antes.

En la parte inferior de la web principal tenemos la posibilidad de decantarnos por la categoría que buscamos y echar un vistazo a todos los iconos que aquí están a nuestra disposición.

¡Sé el primero en comentar!
Logo softzone.es
Navega gratis con cookies…

Navegar por softzone.es con publicidad personalizada, seguimiento y cookies de forma gratuita. i

Para ello, nosotros y nuestros socios i necesitamos tu consentimiento i para el tratamiento de datos personales i para los siguientes fines:

Las cookies, los identificadores de dispositivos o los identificadores online de similares características (p. ej., los identificadores basados en inicio de sesión, los identificadores asignados aleatoriamente, los identificadores basados en la red), junto con otra información (p. ej., la información y el tipo del navegador, el idioma, el tamaño de la pantalla, las tecnologías compatibles, etc.), pueden almacenarse o leerse en tu dispositivo a fin de reconocerlo siempre que se conecte a una aplicación o a una página web para una o varias de los finalidades que se recogen en el presente texto.

La mayoría de las finalidades que se explican en este texto dependen del almacenamiento o del acceso a la información de tu dispositivo cuando utilizas una aplicación o visitas una página web. Por ejemplo, es posible que un proveedor o un editor/medio de comunicación necesiten almacenar una cookie en tu dispositivo la primera vez que visite una página web a fin de poder reconocer tu dispositivo las próximas veces que vuelva a visitarla (accediendo a esta cookie cada vez que lo haga).

La publicidad y el contenido pueden personalizarse basándose en tu perfil. Tu actividad en este servicio puede utilizarse para crear o mejorar un perfil sobre tu persona para recibir publicidad o contenido personalizados. El rendimiento de la publicidad y del contenido puede medirse. Los informes pueden generarse en función de tu actividad y la de otros usuarios. Tu actividad en este servicio puede ayudar a desarrollar y mejorar productos y servicios.

La publicidad que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, tales como la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que está interactuando (o con el que ha interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se presenta un anuncio concreto).

  • Un fabricante de automóviles quiere promocionar sus vehículos eléctricos a los usuarios respetuosos con el medioambiente que viven en la ciudad fuera del horario laboral. La publicidad se presenta en una página con contenido relacionado (como un artículo sobre medidas contra el cambio climático) después de las 18:30 h a los usuarios cuya ubicación no precisa sugiera que se encuentran en una zona urbana.
  • Un importante fabricante de acuarelas quiere realizar una campaña publicitaria en Internet para dar a conocer su última gama de acuarelas con la finalidad de llegar tanto a artistas aficionados como a profesionales y, a su vez, se evite mostrar el anuncio junto a otro contenido no relacionado (por ejemplo, artículos sobre cómo pintar una casa). Se detectará y limitará el número de veces que se ha presentado el anuncio a fin de no mostrarlo demasiadas veces.

La información sobre tu actividad en este servicio (por ejemplo, los formularios que rellenes, el contenido que estás consumiendo) puede almacenarse y combinarse con otra información que se tenga sobre tu persona o sobre usuarios similares(por ejemplo, información sobre tu actividad previa en este servicio y en otras páginas web o aplicaciones). Posteriormente, esto se utilizará para crear o mejorar un perfil sobre tu persona (que podría incluir posibles intereses y aspectos personales). Tu perfil puede utilizarse (también en un momento posterior) para mostrarte publicidad que pueda parecerte más relevante en función de tus posibles intereses, ya sea por parte nuestra o de terceros.

  • En una plataforma de redes sociales has leído varios artículos sobre cómo construir una casa en un árbol Esta información podría añadirse a un perfil determinado para indicar tuinterés en el contenido relacionado con la naturaleza, así como en los tutoriales de bricolaje (con el objetivo de permitir la personalización del contenido, de modo que en el futuro, por ejemplo, se te muestren más publicaciones de blogs y artículos sobre casas en árboles y cabañas de madera).
  • Has visualizado tres vídeos sobre la exploración espacial en diferentes aplicaciones de televisión. Una plataforma de noticias sin relación con las anteriores y con la que no has tenido contacto en el pasado crea un perfil basado en esa conducta de visualización marcando la exploración del espacio como un tema de tu posible interés para para otros vídeos.

El contenido que se te presenta en este servicio puede basarse en un perfilde personalización de contenido que se haya realizado previamente sobre tu persona, lo que puede reflejar tu actividad en este u otros servicios (por ejemplo, los formularios con los que interactúas o el contenido que visualizas), tus posibles intereses y aspectos personales. Un ejemplo de lo anterior sería la adaptación del orden en el que se te presenta el contenido, para que así te resulte más sencillo encontrar el contenido (no publicitario) que coincida con tus intereses.

  • Has leído unos artículos sobre comida vegetariana en una plataforma de redes sociales. Posteriormente has usado una aplicación de cocina de una empresa sin relación con la anterior plataforma. El perfil que se ha creado sobre tu persona en la plataforma de redes sociales se utilizará para mostrarte recetas vegetarianas en la pantalla de bienvenida de la aplicación de cocina.
  • Has visualizado tres vídeos sobre remo en páginas web diferentes. Una plataforma de video, no relacionada con la página web en la que has visualizado los vídeos sobre remo, pero basandose en el perfil creado cuando visistaste dicha web, podrá recomendarte otros 5 vídeos sobre remo cuando utilices la plataforma de video a través de tu televisor .

La información sobre qué publicidad se te presenta y sobre la forma en que interactúas con ella puede utilizarse para determinar lo bien que ha funcionado un anuncio en tu caso o en el de otros usuarios y si se han alcanzado los objetivos publicitarios. Por ejemplo, si has visualizado un anuncio, si has hecho clic sobre el mismo, si eso te ha llevado posteriormente a comprar un producto o a visitar una página web, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia de las campañas publicitarias./p>

  • Has hecho clic en un anuncio en una página web/medio de comunicación sobre descuentos realizados por una tienda online con motivo del “Black Friday” online y posteriormente has comprado un producto. Ese clic que has hecho estará vinculado a esa compra. Tu interacción y la de otros usuarios se medirán para saber el número de clics en el anuncio que han terminado en compra.
  • Usted es una de las pocas personas que ha hecho clic en un anuncio que promociona un descuento por el “Día de la madre”de una tienda de regalos en Internet dentro de la aplicación de una web/medio de comunicación. El medio de comunicación quiere contar con informes para comprender con qué frecuencia usted y otros usuarios han visualizado o han hecho clic en un anuncio determinado dentro de la aplicación y, en particular, en el anuncio del “Día de la madre” para así ayudar al medio de comunicación y a sus socios (por ejemplo, las agencias de publicidad) a optimizar la ubicación de los anuncios.

La información sobre qué contenido se te presenta y sobre la forma en que interactúas con él puede utilizarse para determinar, por ejemplo, si el contenido (no publicitario) ha llegado a su público previsto y ha coincidido con sus intereses. Por ejemplo, si hasleído un artículo, si has visualizado un vídeo, si has escuchado un “pódcast” o si has consultado la descripción de un producto, cuánto tiempo has pasado en esos servicios y en las páginas web que has visitado, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia del contenido (no publicitario) que se te muestra.

  • Has leído una publicación en un blog sobre senderismo desde la aplicación móvil de un editor/medio de comunicación y has seguido un enlace a una publicación recomendada y relacionada con esa publicación. Tus interacciones se registrarán para indicar que la publicación inicial sobre senderismo te ha resultado útil y que la misma ha tenido éxito a la hora de ganarse tu interés en la publicación relacionada. Esto se medirá para saber si deben publicarse más contenidos sobre senderismo en el futuro y para saber dónde emplazarlos en la pantalla de inicio de la aplicación móvil.
  • Se te ha presentado un vídeo sobre tendencias de moda, pero tu y otros usuarios habéis dejado de visualizarlo transcurridos unos 30 segundos. Esta información se utilizará para valorar la duración óptima de los futuros vídeos sobre tendencias de moda.

Se pueden generar informes basados en la combinación de conjuntos de datos (como perfiles de usuario, estadísticas, estudios de mercado, datos analíticos) respecto a tus interacciones y las de otros usuarios con el contenido publicitario (o no publicitario) para identificar las características comunes (por ejemplo, para determinar qué público objetivo es más receptivo a una campaña publicitaria o a ciertos contenidos).

  • El propietario de una librería que opera en Internet quiere contar con informes comerciales que muestren la proporción de visitantes que han visitado su página y se han ido sin comprar nada o que han consultado y comprado la última autobiografía publicada, así como la edad media y la distribución de género para cada uno de los dos grupos de visitantes. Posteriormente, los datos relacionados con la navegación que realizas en su página y sobre tus características personales se utilizan y combinan con otros datos para crear estas estadísticas.
  • Un anunciante quiere tener una mayor comprensión del tipo de público que interactúa con sus anuncios. Por ello, acude a un instituto de investigación con el fin de comparar las características de los usuarios que han interactuado con el anuncio con los atributos típicos de usuarios de plataformas similares en diferentes dispositivos. Esta comparación revela al anunciante que su público publicitario está accediendo principalmente a los anuncios a través de dispositivos móviles y que es probable que su rango de edad se encuentre entre los 45 y los 60 años.

La información sobre tu actividad en este servicio, como tu interacción con los anuncios o con el contenido, puede resultar muy útil para mejorar productos y servicios, así como para crear otros nuevos en base a las interacciones de los usuarios, el tipo de audiencia, etc. Esta finalidad específica no incluye el desarrollo ni la mejora de los perfiles de usuario y de identificadores.

  • Una plataforma tecnológica que opera con un proveedor de redes sociales observa un crecimiento en los usuarios de aplicaciones móviles y se da cuenta de que, en funciónde sus perfiles, muchos de ellos se conectan a través de conexiones móviles. La plataforma utiliza una tecnología nueva para mostrar anuncios con un formato óptimo para los dispositivos móviles y con un ancho de banda bajo a fin de mejorar su rendimiento.
  • Un anunciante está buscando una forma de mostrar anuncios en un nuevo tipo de dispositivo. El anunciante recopila información sobre la forma en que los usuarios interactúan con este nuevo tipo de dispositivo con el fin de determinar si puede crear un nuevo mecanismo para mostrar la publicidad en ese tipo de dispositivo.

El contenido que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, como por ejemplo la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que estás interactuando (o con el que has interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se te presenta un vídeo o un artículo en concreto).

  • Una revista de viajes, para mejorar las experiencias de viaje en el extranjero, ha publicado en su página web un artículo sobre nuevos cursos que ofrece una escuela de idiomas por Internet. Las publicaciones del blog de la escuela se insertan directamente en la parte inferior de la página y se seleccionan en función de la ubicación no precisa del usuario (por ejemplo, publicaciones del blog que explican el plan de estudios del curso para idiomas diferentes al del país en el que este te encuentras).
  • Una aplicación móvil de noticias deportivas ha iniciado una nueva sección de artículos sobre los últimos partidos de fútbol. Cada artículo incluye vídeos alojados por una plataforma de streaming independiente que muestra los aspectos destacados de cada partido. Si adelantas un vídeo, esta información puede utilizarse para determinar que el siguiente vídeo a reproducir sea de menor duración.

Se puede utilizar la localización geográfica precisa y la información sobre las características del dispositivo

Al contar con tu aprobación, tu ubicación exacta (dentro de un radio inferior a 500 metros) podrá utilizarse para apoyar las finalidades que se explican en este documento.

Con tu aceptación, se pueden solicitar y utilizar ciertas características específicas de tu dispositivo para distinguirlo de otros (por ejemplo, las fuentes o complementos instalados y la resolución de su pantalla) en apoyo de las finalidades que se explican en este documento.

O sin cookies desde 1,67€ al mes

Por solo 1,67€ al mes, disfruta de una navegación sin interrupciones por toda la red del Grupo ADSLZone: adslzone.net, movilzona.es, testdevelocidad.es, lamanzanamordida.net, hardzone.es, softzone.es, redeszone.net, topesdegama.com y más. Al unirte a nuestra comunidad, no solo estarás apoyando nuestro trabajo, sino que también te beneficiarás de una experiencia online sin cookies.