Por qué Ubuntu es un excelente sustituto a Windows XP

El próximo día 8 de abril, Microsoft dejará de ofrecer actualizaciones para su sistema operativo de mayor éxito, Windows XP. Aún cerca del 20% de los usuarios de PC están ejecutando este sistema operativo ya que tienen ordenadores poco potentes (especialmente todos aquellos que compraron un netbook cuando se lanzaron estos y que ahora no tienen hardware suficiente para un sistema operativo moderno) o usuarios y empresas que ahora mismo no pueden permitirse asumir el coste de actualizar a nivel de hardware sus equipos ni comprar licencias para hacerlos compatibles con Windows 7 u 8.1.

Ubuntu está atacando con fuerza como un excelente sustituto a Windows XP una vez finalice el soporte oficial para este sistema operativo. En este artículo vamos a listar una serie de razones por las que Ubuntu es un excelente sistema operativo alternativo para cuando finalice el soporte para Windows XP y por qué se presenta como una mejor opción antes que actualizar a un Windows superior.

Ubuntu 14.04 tendrá soporte por 5 años

La nueva versión de Ubuntu que se lanzará en abril de este mismo año (16 días tras la finalización del soporte oficial de Windows XP) será LTS, es decir, tendrá soporte técnico durante 5 años asegurados. Una vez finalizado dicho período los administradores podrán actualizar sus sistemas con un dist-upgrade sin necesidad de formatear el sistema y sin perder ningún dato ni configuración almacenado en este.

ubuntu_ciclo_actualizacion

La instalación de Ubuntu es muy sencilla

La instalación de este sistema operativo es muy sencilla. Además, durante el proceso de instalación Ubuntu detectará si hay otro sistema operativo instalado en el sistema y nos va a permitir sustituirlo o instalarse a parte pudiendo tener 2 o más sistemas operativos instalados a la vez sin necesidad de realizar ninguna configuración adicional. Este aspecto no es posible con ningún sistema operativo de Microsoft que, si detecta un sistema operativo distinto a Windows en el mismo disco duro, lo sustituirá.

Menores requisitos de hardware que Windows 7 o Windows 8.1

Ubuntu utiliza muchos menos recursos que Windows 7 y Windows 8. También dispone de un espacio de intercambio SWAP muy bien optimizado y que ofrece un rendimiento óptimo para los equipos con poca memoria. Los equipos que sean aún más antiguos pueden optar por otras distribuciones con escritorios más ligeros como Lubuntu que, una vez ejecutada (sin programas adicionales), apenas llega a consumir 100MB de ram.

IMG_20140110_125531

La mayor parte del software es gratuito

Ubuntu tiene una gran cantidad de software disponible, la mayor parte de ello, gratuito. Cualquier programa de pago que utilicemos en Windows tiene una alternativa igual de potente y de características similares pero totalmente gratuita y, en muchas ocasiones, de código abierto. La variedad es uno de los fuertes de este sistema.

¿Software de Windows? Compatible

Ubuntu es capaz de leer y escribir sin problemas en particiones NTFS para no tener que formatear los discos duros en los que tengamos datos almacenados. En cuanto al software, podemos utilizar con Wine una gran cantidad de aplicaciones nativas para Windows en nuestro sistema Linux sin ningún problema. También tenemos aplicaciones como CrossOver (del que tenemos un sorteo de licencias vigente) que nos facilitan la instalación de software de Windows en Linux.

CrossOver_review_foto_1

Ubuntu es mucho más seguro que Windows

Aunque muchos usuarios no están de acuerdo con esta afirmación, es así. Un usuario de Ubuntu no necesita tener un antivirus en su sistema para protegerse. De igual forma, el firewall integrado en el núcleo del sistema funciona de forma autónoma sin problemas bloqueando cualquier conexión sospechosa y no generando problemas con los puertos al utilizar programas como Transmission o similares.

No hay que instalar prácticamente ningún driver

El kernel de Linux tiene un gran número de controladores que hacen que practicamente cualquier hardware funcione en Linux sin la necesidad de instalar ningún controlador adicional. Los únicos drivers que se necesitan instalar son los correspondientes a la tarjeta gráfica si vamos a hacer uso de la aceleración 3D y 2D. Si no vamos a ver vídeos en HD ni a ejecutar juegos, los controladores libres que se instalan por defecto ofrecen al sistema un rendimiento más que suficiente.

¿Eres usuario de Windows XP? ¿Qué camino vas a tomar una vez finalice el soporte?