¿No ves bien los colores de tu monitor? Así puedes solucionarlo

Si hemos comprado un nuevo monitor para nuestro ordenador y una vez conectado correctamente comprobamos que no se ve de forma correcta es que algo no va bien. Este problema puede ser debido a que el perfil de color de la pantalla de Windows 10 o Windows 11 no es el correcto. Para poder solucionarlo vamos a ver cómo podemos instalar un perfil de color que mejor se adapte al perfil de nuestro monitor.

Qué es un perfil de color

Antes de nada, es importante saber a qué nos referimos cuando hablamos de un perfil de color. Conocemos un perfil de color como un perfil ICC, abreviatura de International Color Consortium, o también se le conoce como perfil ICM (Image Color Matching). Se trata de un archivo que contiene una extensión .ICC o .ICM y que contiene los parámetros necesarios para crear un perfil de color en nuestro monitor. Desde aquí el monitor se encargará de obtener los valores de color optimizados para el modelo para conseguir un equilibrio perfecto de los colores.

Al instalar Windows o conectar un nuevo monitor al ordenador, de manera automática se usará un perfil predeterminado para ello. Sin embargo, este perfil puede que no se ajuste a nuestro gusto en función de las necesidades de cada usuario. Si somos profesionales de la fotografía, diseñadores gráficos o utilizamos con bastante frecuencia programas como Photoshop, es posible que notemos bastante diferencia de color en una fotografía o vídeo en el monitor con respecto al que podemos observar en otros monitores. En estos casos es conveniente cambiar el perfil predeterminado que incluye Windows por defecto, por el perfil del propio fabricante.

Qué perfil de color adecuado para nuestro monitor

Para obtener unos colores perfectos para nuestro monitor podemos optar por buscar un perfil ICC o ICM del fabricante, ya sea desde su página web o desde el CD de instalación que incorporan muchos monitores. Sobre todo, porque no todos los perfiles de color son compatibles con nuestro monitor, por lo que siempre es recomendable descargar el archivo .ICM del que disponga el fabricante.

Una vez almacenado el archivo, es recomendable guardarlo directamente en el directorio del driver del monitor, que es el lugar natural donde quedan almacenados los perfiles de nuestro monitor. Al colocar el archivo .ICM en este directorio, el Administrador lo detectará y lo cargará automáticamente en lista de selección. Para ello deberemos acceder y guardar el archivo en la siguiente ruta C: >Windows > System32 > spool > drivers > color

Cómo acceder al Administrador de color en Windows 10

Instalar un perfil de color es algo que podremos realizar de forma sencilla de Windows. Para ello utilizaremos la herramienta de Administrador de color. Para acceder a ella dispondremos de dos formas.

La primera forma que tenemos para acceder al Administrador de color es tan sencilla como escribir su nombre en el buscador de Cortana. Nos aparecerá directamente el acceso directo para que pulsemos directamente y se abra esta herramienta.

Buscar en Cortana Administrador de color

La segunda opción pasa por acceder a las opciones de pantalla. Para ello pulsaremos con el botón derecho en el escritorio, se abrirá el menú contextual de Windows y seleccionamos «Configuración de pantalla». A continuación, pulsamos sobre «Configuración de pantalla avanzada». Nos aparecerá una nueva ventana donde debemos seleccionar «Mostrar las propiedades de adaptador de pantalla 1». Ahora nos debe aparecer una nueva ventana con tres pestañas, de las cuales seleccionamos «Administrador de color» para acceder al mismo.

Abrir el Administrador de color de Windows 11

Windows 11, como es lógico, también nos va a permitir configurar los perfiles de color de nuestro monitor. Y el proceso va a ser bastante parecido al de su predecesor, con las ligeras diferencias típicas del propio sistema operativo como tal.

La primera de las formas de abrir este panel desde Windows 11 es hacerlo utilizando el propio buscador. Para ello, escribiremos en el buscador del sistema la consulta «administrador de color» y abriremos la herramienta del panel de control que nos aparecerá aquí.

Abrir herramienta administración de color Windows 11

Otra forma de abrir este mismo apartado en nuestro Windows, igual que en Windows 10, es hacerlo desde el panel de control. Lo que haremos será escribir en la barra del buscador del sistema «Panel de Control», y dentro de él usaremos el cuadro de búsqueda para localizar la herramienta de administración de color. Este método es útil cuando el propio buscador de Windows no funciona correctamente.

Por último, también podemos llegar a este mismo apartado desde el menú de Configuración de Windows 11, desde las propiedades avanzadas de la pantalla. Para ello, lo primero que haremos será hacer clic con el botón derecho sobre el escritorio de Windows 11, y elegir la opción «Configuración de pantalla». Allí, lo que debemos hacer es localizar el apartado «Sistema > Pantalla > Pantalla avanzada», e ir a las propiedades del adaptador de pantalla. En la siguiente captura os enseñamos cómo llegar a este apartado.

Propiedades de pantalla Windows 11 administración de color

En la nueva ventana que aparecerá, tendremos que ir a la pestaña «Administración de color», y desde allí podremos llevar al asistente que hemos visto en los pasos anteriores para configurar el perfil de color que queramos usar en nuestro Windows 11.

Instalar un perfil de color

Una vez hemos accedido al Administrador de color, deberemos pulsar en la lista desplegable de «Dispositivo» para seleccionar nuestro monitor, el cual aparecerá como «Pantalla (número): Monitor PnP Genérico (tarjeta gráfica)».

Administrador de color seleccionar monitor

El siguiente paso consiste en marcar la opción «Usar mi configuración para este dispositivo». Una vez marcado pulsaremos en «Agregar…» para buscar el archivo ICC o ICM que hemos descargado. En caso de que el archivo que buscamos no se encuentre en la lista deberemos buscarlo nosotros en el directorio donde lo hayamos almacenado usando la opción de «Examinar…»

Una vez que hemos cargado el perfil, pulsamos en «Aceptar» para volver a la pantalla anterior. Aquí pulsaremos sobre el perfil descargado y posteriormente seleccionaremos «Establecer como perfil predeterminado».

Administrador de color establecer como perfil predeterminado

A continuación, vamos a la pestaña de la parte superior derecha donde pone «Opciones avanzadas». En la parte de abajo encontraremos «Cambiar los valores predeterminados del sistema», sobre el cual debemos pulsar, cargando nuevamente el perfil para que quede establecido como predeterminado. Una vez hecho esto, debemos reiniciar el equipo para que los cambios sean aplicados.

Administrador de color cambiar los valores predeterminados del sistema

Si solo queremos cambiar algunos parámetros en concreto, en lugar de restablecer toda la configuración a sus valores de fábrica, lo que podemos hacer es cambiar cada una de las entradas que encontramos aquí por su correspondiente «Predeterminado del sistema».

Por último, podemos pulsar sobre el botón Calibrar pantalla para intentar calibrarla lo mejor posible.

Restablecer el color desde NVIDIA

Aunque esto suele ser una solución para muchos usuarios a la hora de restablecer la configuración predeterminada de color de su pantalla en Windows 10 y Windows 11, si disponemos de una tarjeta gráfica Nvidia, también es posible utilizar el panel de control de la tarjeta para restablecer la configuración predeterminada de color de la pantalla.

Ajustar color panel control NVIDIA

Para ello, abrimos el panel de control de Nvidia desde la bandeja del sistema y nos desplazamos hasta la opción pantalla, para, posteriormente, entrar dentro de Configuración de Nvidia. Ahí podremos realizar los cambios que creamos oportunos para obtener unos colores lo más reales posibles a nuestro gusto, aunque también podemos optar por dejar todos los valores con los que se establece por defecto.

Si luego nos arrepentimos, en la parte superior derecha de la pantalla encontramos un enlace llamado «Restaurar valores predeterminados». Al hacer clic sobre él podremos restablecer los colores de la pantalla a sus valores por defecto para que todo vuelva a funcionar tal como lo hacía de serie.

¡Sé el primero en comentar!