Guía para hacer una captura de pantalla en Windows

Guía para hacer una captura de pantalla en Windows

David Onieva

Hay funciones que desde hace años integra Windows, el sistema operativo de Microsoft, a las que no damos la importancia que tienen. Ya sea por su simplicidad, por ejemplo, la función de hacer una captura de pantalla no se suele tener muy en cuenta, a pesar de la importancia que tiene.

Sin embargo, basta con que por un momento nos paremos a pensar qué haríamos si esta funcionalidad a la que os hacemos referencia no existiese. Lo cierto es que sería un tanto molesto tener que echar mano, obligatoriamente, de aplicaciones de terceros. Pero afortunadamente eso no sucede, ya que, con solo pulsar un botón, ya podemos crear un archivo de imagen con el contenido de nuestra pantalla. Es muy posible que en un principio y debido a las avanzadas funciones actuales que nos presentan sistemas como Windows, esto es algo que puede parecer un tanto simple, pero no es así. De hecho, no echaremos de menos esta funcionalidad de captura de pantalla directa, hasta que, por la razón que sea, no podamos usarla. Será entonces cuando realmente nos daremos cuenta de su enorme valor y utilidad.

No cabe duda de que esta simple acción agiliza mucho nuestro trabajo diario con el equipo, todo ello dependiendo del tipo de tareas que solemos llevar a cabo con el mismo. Cierto es que, con el paso del tiempo y las actualizaciones de Windows, Microsoft ha ido ampliando las posibilidades en este sentido.

Sin embargo, si hay un elemento que representa desde hace años a esta función, ese es la tecla de ImpPnt, o conocida como «Imprimir Pantalla».

Hacer capturas de pantalla con la tecla ImpPnt

Y es que esta es una tecla a la que no solemos dar la importancia que tiene, pero que nos ayuda mucho en el día a día con el PC. Seguro que tal y como la mayoría de vosotros ya sabréis, con esta funcionalidad integrada en Windows, para capturar toda la pantalla basta con que pulsemos la tecla ImpPnt, o PrtScn, del teclado.

Cómo obtener la captura

Lo malo de esta tecla es que, de por sí, no nos guarda directamente la captura, sino que la copia al portapapeles de Windows. Por tanto, para poder hacer uso de esta, nos veremos en la obligación de una herramienta para la edición de imágenes cualquiera. De hecho, basta con que lo hagamos a través de una tan sencilla como es el propio Microsoft Paint que tiene Windows integrado. A continuación, en un documento en blanco, ya podremos pegar la captura de pantalla mediante la combinación de teclas “Ctrl + V”, por ejemplo.

Impr Pant en Paint

Tras estos pasos ya veremos la captura como tal, y la podremos guardar creando el correspondiente archivo fotográfico.

Atajos de teclado

Al mismo tiempo y para poder sacar aún más provecho de esta funcionalidad de la que os hablamos, podemos hacer uso de algunas combinaciones de teclas, como vamos a ver. Por ejemplo, en el caso de que queramos agilizar el proceso, podemos usar la combinación “Alt + Imp Pnt”. Esto nos permitirá hacer una captura tan solo de la ventana activa, por lo que esta igualmente se copiará al portapapeles de Windows para su tratamiento posterior.

Por otro lado, en el caso de que no queramos pasar por el mencionado programa de edición de imágenes, también podemos usar la combinación “Tecla Windows + Imp Pnt”. Con esto lo que logramos es capturar toda la pantalla, pero en este caso el fichero de imagen se va a generar de manera automática. Hay que decir que la pantalla del equipo se oscurecerá por un momento, indicándonos que se ha realizado la captura. A continuación, no tendremos más que situarnos en la carpeta de “Imágenes / Capturas de pantalla”, donde ya veremos el fichero que se ha generado por sí solo.

Carpeta imágenes

Y para terminar con este apartado, hay que decir que también nos podemos decantar por usar el atajo “Tecla Windows + shift + S “. Con esto lo que vamos a lograr es acceder directamente a la función Snip & Sketch. Por tanto, desde los controles que aparecen en la parte superior de la pantalla, podremos elegir el tipo de captura de pantalla deseamos llevar a cabo hacer. Por ejemplo, con esto tendremos la posibilidad de seleccionar tan solo una zona para realizar la captura de pantalla.

Herramienta Recortes de Windows

Con todo y con ello, si lo que deseamos es personalizar un poco más esta tarea de capturar pantalla, también podemos decantarnos por usar la herramienta de Recortes. Esta ya viene integrada en Windows 10 y Windows 11, y nos permite acceder a funciones algo más avanzadas en este mismo sentido. También conocida como Snip & Sketch, esta es una herramienta relativamente nueva que sustituye a Snipping Tool, la funcionalidad de este tipo que llevaba entre nosotros desde Windows Vista.

Menú Inicio recortes

Sin embargo, esta nueva, como no podía ser de otro modo, es una versión mejorada y algo más potente para realizar capturas de pantalla. Para poder acceder a la misma, por ejemplo, podemos teclear el término “Recortes” en el cuadro de búsqueda del menú Inicio. Una vez pinchemos en el enlace, aparecerá la ventana correspondiente a la aplicación como tal. En esta nos encontramos con un menú en su parte superior en el que, por ejemplo, podemos elegir qué tipo de captura de pantalla deseamos hacer.

Así podremos decantarnos por capturar una forma rectangular, una forma libre, de ventana, o de la pantalla completa. Al mismo tiempo también podremos pinchar en el botón nuevo, para que se abra la nueva herramienta llamada “Recorte y anotación”. Esta nos indicará que hagamos uso de la combinación de teclas que os hemos comentado anteriormente, “Tecla Windows + Ctrl + S” para que aparezcan los controles de Snip & Sketch.

Recortes Windows 10

Una vez hecha la captura que nos interesa, “Recorte y anotación” nos permite realizar anotaciones y cambios de manera directa en la misma. Para todo ello podremos hacer uso de las herramientas que nos ofrece como un lápiz, un bolígrafo, rotulador, etc.

Win + Shift + S para hacer capturas de pantalla

Ahora os vamos a hablar de un atajo de teclado del propio Windows que seguro que os va a ser de mucha utilidad a la hora de capturar toda sólo una parte de la pantalla. Además, esto lo que pretende es acelerar en gran medida este proceso. Así, al hacer uso del atajo de teclado Win + Shift + S, se abrirá la barra de herramientas correspondiente.

Cierto es que la mayoría conocemos la tecla ImpPnt que encontramos en todos los teclados, cerca de Supr. Sin embargo, esto tiene una limitación importante, y es que solo se puede usar para tomar una captura de pantalla completa y copiarla al portapapeles. Tras ello ya podremos pegar la imagen en cualquier otro software y guardar el archivo. Pero ahora os hablaremos de una opción mejorada de todo ello gracias al atajo de teclado Win + Shift + S.

Para ello no tenemos más que pulsar estas teclas, elegir un tipo de recorte, seleccionar un área y ya podremos guardar la imagen. Aquí merece la pena saber que disponemos de varias opciones en lo que se refiere al recorte como tal. Estas opciones se sitúan en la parte superior de la ventana tras pulsar la combinación de teclas mencionada. Así podremos elegir un recorte rectangular, de forma libre, tan solo una ventana o cuadro de diálogo, o la pantalla completa

Herramienta capturas de pantalla Windows

A continuación, una vez hayamos hecho la correspondiente selección, el cursor del ratón se convierte en un signo «+». Esto lo que nos indica es que el modo de captura está en funcionamiento para que podamos definir el área de captura en caso necesario. Una vez hecha la selección deseada, ya podemos soltar el cursor. En ese instante la captura de pantalla del área seleccionada se copiará al portapapeles de Windows.

Llegado ese momento, tenemos la posibilidad de pegar la imagen de la captura en otro programa. Eso nos permitirá editar la nueva imagen para usarla donde más nos interese. Otra opción de la que podemos echar mano es pinchar en la notificación de Windows que aparece tras hacerse la captura. Así se abrirá la mismas en la aplicación Recorte y Anotación.

Abrir la app Recortes con la tecla imprimir pantalla

Si queremos abrir directamente la aplicación de recorte que igualmente integra Windows al pulsar esta tecla, esto es algo que logramos desde la aplicación de Configuración del sistema. En concreto nos tendremos que situar en “Accesibilidad”, donde ya podremos activar la opción de “Acceso directo para imprimir pantalla”.

Confoguración imprimir pantalla

De esta manera, sustituimos la funcionalidad básica de la tecla que hemos mencionado por la de abrir la herramienta de recorte, muy útil para aquellos que necesitan seleccionar solo partes concretas de la pantalla y no quieren complicaciones.

Usar la barra de juego, o Game Bar

Windows 10 introdujo una novedad especialmente pensada para los gamers: la barra de juego. Desde ella busca que los usuarios tengan acceso rápidamente a un menú superpuesto desde el que controlar la emisión en redes sociales, comunicarse con los amigos y controlar el rendimiento del ordenador. Y esta función se mantuvo también en Windows 11.

Esta barra de juego podemos lanzarla manualmente en cualquier momento pulsando el atajo de teclado Windows + G. En la barra que aparece en la parte superior podremos ver un icono con forma de cámara.

Capturas Barra Juego W10

Al hacer clic sobre este icono nos aparecerá un widget que nos permitirá empezar a grabar en vídeo, o tomar una captura de pantalla.

Hacer capturas de pantalla desde la barra de juego de Windows 10

Haciendo clic en el botón de captura podremos tomar la foto. Incluso podemos anclar este widget en la pantalla para que quede siempre visible y poder hacer las capturas de pantalla en cualquier momento con un solo clic en el correspondiente botón.

Distintas formas de capturar una parte, o zona, de la pantalla

Generalmente, cuando hacemos una captura de pantalla, solemos guardar toda la pantalla, y después ya recortamos la parte que nos interesa con Paint, Photoshop, o cualquier programa de edición de fotos. Sin embargo, como hemos ido viendo, hay algunos trucos que nos permiten recortar partes concretas de la pantalla para ahorrar tiempo y conseguir directamente lo que nos interesa:

  • Usar el atajo de teclado Windows + Mayúsculas + S. Con él abriremos la herramienta de recortes, el cursor se convertirá en una cruz y podremos seleccionar la parte que queremos guardar en lugar de seleccionar toda la pantalla. Eso sí, la captura se guardará en el portapapeles, no en un fichero.
  • El atajo Alt + Impr Pant nos permitirá guardar tan solo la ventana que tenemos activa, obviando todo lo demás.

También podemos usar a mano la herramienta recortes de Windows, e incluso recurrir a programas mucho más completos (como ShareX, nuestro favorito) que no solo nos permitirá seleccionar una parte de la pantalla, sino que nos brindará funciones de edición y retoque mucho más completas con las que podremos ahorrar un tiempo considerable.

Programas para hacer una captura de pantalla fácilmente

Estas son las diferentes posibilidades que nos ofrece Windows a la hora de capturar pantalla. Además, esto lo logramos de manera nativa, aunque quizá son más de las que pensábamos en un principio.

Sin embargo, también nos podemos decantar por echar mano de alguno de los muchos programas que nos ayudan a capturar la pantalla, guardarla en un archivo y hasta editarlas antes de guardarlas. Algunos de los más conocidos son:

  • ShareX. Uno de los programas más populares para hacer capturas de pantalla. Totalmente gratuito y de código abierto, nos ofrece una serie de herramientas con las que poder hacer capturas de pantalla, editarlas en tiempo real, compartirlas en Internet y redes sociales y mejorar nuestra productividad.
  • Ashampoo Snap. Otro popular programa para facilitar la toma de capturas de pantalla en cualquier sistema Windows. Este software, aunque es de pago, cuenta con una mayor variedad de herramientas para ayudarnos a personalizar las capturas de pantalla sobre la marcha antes de guardarlas.
  • Snagit. Para los usuarios profesionales que toman muchas capturas de pantalla para crear tutoriales, Snagit es la herramienta perfecta. Aunque es un software de pago, este programa cuenta con todo lo necesario para personalizar las capturas. De esta manera se podrán adaptar a todo tipo de guías y tutoriales.
  • PicPick. En este caso nos encontramos con otra interesante alternativa en este mismo sentido que nos podrá ser de enorme ayuda. Si algo caracteriza a este programa gratuito para capturar pantalla, es que nos llega repleto de funciones para ello. Al mismo tiempo y con el fin de aumentar su versatilidad, la aplicación como tal incluye su editor nativo y bastante sencillo. De este modo, a la hora de tomar capturas de pantalla fácilmente en Windows, esta propuesta nos será de mucha ayuda. Y es que en PicPick tenemos un programa que nos permite hacer capturas de pantalla fácilmente en el sistema de los de Redmond, pero que también cuenta con un editor de imágenes. Se podría decir que este sirve como complemento a la función de captura como tal y que incluso os podría recordar un poco al mítico Paint. Así, una vez disponemos de la captura en sí, el editor del que os hablamos nos va a permitir llevar a cabo todo tipo de retoques con nuestras capturas. También merece la pena saber que el capturador cuenta con una buena cantidad de funciones para que podamos aprovecharnos de las mismas. Por otro lado, decir que el editor al que os hemos hecho referencia es totalmente personalizable.
  • LightShot. Esta es otra alternativa de este tipo que se podría catalogar como muy ligera y personalizable. Por tanto, en el caso de que estemos buscando un programa ligero y sencillo incluso para equipos un tanto antiguos o limitados, esta es una buena solución. Además, merece la pena destacar que es una propuesta totalmente personalizable y gratuita, disponible para equipos basados tanto en Windows como en macOS. Eso no es todo, ya que además sus desarrolladores ponen a nuestra disposición extensiones para los principales navegadores.
¡Sé el primero en comentar!