Consigue una clave de Windows y activa la licencia

Una de las primeras tareas que debemos hacer cuando instalamos el sistema operativo por excelencia es asegurarnos de que el sistema operativo está correctamente activado para evitar que, tras el periodo de prueba, nos quedemos sin poder utilizarlo. Además, si Windows está activado podremos recibir todas las actualizaciones de seguridad y mantenimiento correctamente. Para activarlo, igual que cualquier otra versión, es necesario tener la clave de activación de 10 o 11. A continuación, os vamos a explicar todas las formas de activar el sistema de Microsoft, tanto en su versión de 32 bits (x86) como en la de 64 bits (x64).

Windows siempre ha sido un sistema operativo de pago, desde la versión 1.0 que se ejecutaba sobre MS-DOS. Eso sí, debemos tener en cuenta que los sistemas de autenticación no siempre han sido como ahora. Para instalar las primeras versiones solo necesitábamos tener el disco (o disquete) y el número de serie. Y ese número de serie se podía compartir y usar en tantos ordenadores como se quisiera. Sin embargo, a partir de Windows XP se empezó a usar la clave de licencia única, validada por teléfono o por Internet, para reducir la piratería. Y este método es el que se ha estado utilizando hasta hoy, cuando las licencias de Windows 10 y Windows 11 no solo se validan online, sino que incluso se ligan a una cuenta Microsoft.

Tipos de licencias

Cuando hablamos de licencias de Windows podemos encontrar, principalmente, dos tipos.

Las licencias OEM son las que vienen cuando compramos un ordenador nuevo. Estas suelen venir incluidas en la UEFI de la placa base, y el sistema la cargará y activará automáticamente tras un formateo. No tenemos que hacer nada. Eso sí, estas solo son válidas para un hardware concreto. Si cambiamos la CPU o la placa base tendremos que comprar una nueva. Como están en la UEFI, normalmente no conoceremos la clave como tal.

Las licencias Retail son las claves perpetuas para Windows. Estas son personales, es decir, las podemos usar en los ordenadores que queramos (aunque solo pueden estar activadas en un ordenador a la vez). Si cambiamos de hardware o de ordenador, la misma se puede activar en el PC nuevo sin tener que pagar de nuevo. Estas son más caras, pero a cambio obtenemos la clave como tal, y la podemos usar para activar el sistema.

También podemos hablar de licencias digitales y claves de producto. A grandes rasgos, ambos conceptos son lo mismo. Sin embargo, existen diferencias entre ellos. Las licencias digitales son aquellas que, generalmente, «actualizan» una licencia anterior. Por ejemplo, las licencias que actualizan de 7 a 10, o de 10 a 11, las que obtenemos al comprar una actualización de la Home a la Pro, o cuando compramos Windows desde la Microsoft Store.

Las claves de producto son mucho más tangibles y visibles. Por ejemplo, esta clave será la que obtengamos cuando compremos un sistema en una tienda física, cuando nos hacemos con un contrato de licencias por volumen o una suscripción MSDN, o si la hemos comprado en la Microsoft Store.

Entonces, ¿qué tipo de clave debo comprar? Lo ideal sería comprar una licencia Retail. De esta manera, tendremos un Windows exclusivamente para nosotros, y si el día de mañana cambiamos de PC, esta licencia seguirá sirviéndonos sin problemas. Pero son más caras. Si compramos una OEM, lo que hacemos es vincularla al hardware de nuestro ordenador. Y, aunque va a funcionar igual, si el día de mañana cambiamos de PC, esta clave no nos valdrá para el nuevo, y tendremos que volver a pasar por caja.

Claves genéricas para instalar Windows

Si necesitamos una clave sí o sí, Microsoft nos ofrece una serie de licencias 100% legales que nos permitirán instalar y activar una versión de prueba de Windows 10 o de 11. Estas se pueden entrar en la propia web de Microsoft, y son las siguientes:

  • Windows 10/11 «Home»:
    • TX9XD-98N7V-6WMQ6-BX7FG-H8Q99
    • YTMG3-N6DKC-DKB77-7M9GH-8HVX7
  • Windows 10/11 «Home N»:
    • 4CPRK-NM3K3-X6XXQ-RXX86-WXCHW
  • Windows 10/11 «Pro N»:
    • 2B87N-8KFHP-DKV6R-Y2C8J-PKCKT
    • MH37W-N47XK-V7XM9-C7227-GCQG9
  • Windows 10/11 «Pro»:
    • VK7JG-NPHTM-C97JM-9MPGT-3V66T
    • W269N-WFGWX-YVC9B-4J6C9-T83GX
  • Windows 10/11 «Home Single Language»:
    • 7HNRX-D7KGG-3K4RQ-4WPJ4-YTDFH
    • BT79Q-G7N6G-PGBYW-4YWX6-6F4BT
  • Windows 10/11 «Enterprise»:
    • NPPR9-FWDCX-D2C8J-H872K-2YT43
  • Windows 10/11 «Education»:
    • YNMGQ-8RYV3-4PGQ3-C8XTP-7CFBY
    • NW6C2-QMPVW-D7KKK-3GKT6-VCFB2
  • Windows 10 LTSC:
    • M7XTQ-FN8P6-TTKYV-9D4CC-J462D

Las licencias son totalmente legales, ya que las ofrece la propia Microsoft para instalar y probar el sistema operativo en distintos equipos. Pero solo serán válidas por unos días. Agotada su validez tendremos que pasar por caja para comprar una nueva clave vitalicia.

¿Funcionan las claves baratas?

En muchas webs, sobre todo chinas, podemos encontrar una serie de claves de Windows baratas. Mientras que en una tienda el precio de las mismas varía entre los 150 y los 250 euros, en estas tiendas es posible conseguirlas por menos de 10 euros. ¿Cómo es posible? Y lo más importante, ¿es legal?

Aunque a Microsoft no le gusta que se revendan claves, la Unión Europea se impone antes Microsoft haciendo que la compra y venta de estas sea legal. Por lo tanto, es posible traspasar un número de serie de un ordenador a otro. Por lo tanto, hay tiendas que compran licencias de ordenadores viejos para reactivarlas con Microsoft y poder venderlas de nuevo al mejor precio. Estas claves suelen ser OEM y 100% legales, siempre y cuando no nos interese su procedencia.

Distintas formas de activar Windows

Una pregunta que solemos hacernos a menudo es, ¿cuántos ordenadores puedo activar con una misma clave de Windows? La respuesta es solo uno. Da igual el tipo de licencia que sea (OEM, Retail, etc), ya que solo va a poder estar un ordenador activado con una misma a la vez. En el caso de una licencia OEM, no podremos activar un segundo PC. Y con una Retail, si activamos un segundo ordenador (algo que podremos hacer sin problemas), automáticamente se desactivará el anterior. Y si abusamos de esto, puede que la clave se termine por bloquear, y tendremos que llamar a Microsoft para desbloquearla y poder seguir usándola.

Ahora bien, una vez que tenemos la clave, y el ordenador que queremos activar, ¿cómo procedemos?

Durante la instalación del sistema operativo

La primera de las formas de activar Windows es durante el proceso de instalación. Si tenemos la clave o licencia, cuando empecemos a instalar el sistema, el asistente nos la pedirá para asegurarse de que nuestro sistema es original y, así, cuando finalice la instalación, conectarse automáticamente a Internet para dejarlo ya totalmente activado.

Introducir licencia de Windows para instalar

En caso de que justo en el momento de la instalación no tengamos la licencia a mano, entonces podemos aplazar la activación del sistema haciendo clic sobre «No tengo clave de producto» hasta que finalice la instalación. Después podremos realizar la activación desde el menú de Configuración.

Puede ocurrir que, al instalar el sistema operativo, no nos aparezca el paso anterior en el que nos pide la clave de licencia. Esto ocurre porque el propio asistente de instalación ha encontrado la clave de licencia en la UEFI del equipo y, por lo tanto, la ha importado correctamente.

En ese caso no tenemos que preocuparnos. Cuando acabe la instalación de Windows el sistema operativo estará activado y listo para funcionar. Y en caso de tener otra (por ejemplo, si hemos comprado una versión Pro), podremos activar la nueva licencia después de la instalación.

Una vez instalado

Si no hemos activado Windows durante la instalación, también podemos realizar esta activación con la clave una vez tengamos ya el control sobre el escritorio.

En Windows 10

Para ello, simplemente debemos abrir el menú de Configuración del sistema operativo y, desde allí, desplazarnos hasta el apartado «Actualización y Seguridad > Activación«. Aquí tendremos que hacer clic sobre «Cambiar la clave de producto«.

Cambiar clave producto Windows 10

Nos aparecerá una ventana donde tendremos que introducir la nueva clave de producto. Y aquí es donde tendremos que introducir la licencia que hemos comprado.

Introducir clave producto Windows 10

Una vez introducida la licencia de nuestro Windows, este quedará activado y ya será totalmente funcional.

En Windows 11

El proceso de activación de Windows 11, una vez instalado el sistema, es muy similar al de su predecesor, 10, con la única diferencia de que cambia el apartado dentro del menú de Configuración. De nuevo, abrimos el menú de Configuración usando el atajo de teclado Win + I, y nos vamos al apartado «Sistema > Activación». Y nos encontraremos con un apartado similar al siguiente:

Estado cambiar clave Windows 11

Aquí vamos a poder ver si nuestro Windows 11 está activado, qué tipo de licencia utiliza, y, si compramos una nueva clave, cambiarla.

Activar desde la Cuenta Microsoft

Una de las novedades del sistema operativo es la posibilidad de vincular la clave de licencia a nuestra Cuenta Microsoft. De esta manera, en lugar de tener que estar buscándola cada vez que formateamos el ordenador, simplemente con iniciar sesión esta se reconocerá y nuestro sistema quedará totalmente activado, con todas las ventajas que esto supone.

Vincular clave de Windows a cuenta Microsoft

La primera vez que instalemos el sistema operativo tendremos que activarlo con uno de los dos métodos anteriores. Sin embargo, una vez activado, en el momento que iniciemos sesión con una cuenta de Microsoft, nuestra clave se guardará en los servidores de la compañía.

Esto podremos verlo porque, al ver el estado de activación, nos aparecerá un mensaje como «Windows está activado con una licencia digital vinculada a tu cuenta de Microsoft.»

Configuracion activación Windows

Listo. Ya no tenemos que hacer nada más. Mientras mantengamos nuestra cuenta Microsoft, la clave estará siempre con nosotros.

Restaurar la clave desde la Cuenta Microsoft tras formatear

La ventana de usar este método es que ya podemos olvidarnos de todo lo demás. La clave queda guardada en la nube, y nunca más tendremos que volver a introducirla. Si esta es OEM, esta solo se activará en su correspondiente PC, mientras que si es Retail podremos activarla en cualquier equipo.

Para ello, la próxima vez que instalemos el sistema operativo, solo tendremos que iniciar sesión con la misma Cuenta Microsoft para que este se active automáticamente. Si nos pide la clave durante la instalación de Windows podemos continuar, sin problema, sin introducirla.

Activar con comandos de CMD

Aunque Windows está pensado para usarse en entorno gráfico, la consola de Microsoft está llena de herramientas y trucos de lo más interesantes. Y uno de estos trucos nos permite instalar una clave de licencia para activar Windows fácilmente. Para ello, lo primero que debemos hacer es abrir CMD con permisos de administrador (esto es importante) para poder ejecutar los comandos necesarios.

Ejecutar CMD como administrador

Una vez tenemos la ventana de CMD a la vista, lo que debemos hacer es ejecutar el siguiente comando (cambiando las X por la clave de licencia que tengamos en nuestro poder):

slmgr /ipk XXXX-XXXX-XXXX-XXXX-XXXX

Listo. Tras pulsar Intro, CMD instalará la licencia en nuestro ordenador. Y, tras un reinicio, nuestro Windows quedará completamente activado. Eso sí, debemos tener en cuenta que, para que este método funcione, nuestro sistema debe estar conectado con un host KMS.

Comprobar validez de la licencia de Windows

Las licencias OEM o Retail no caducan nunca. Sin embargo, si hemos usado cualquier otro tipo de licencia, o un activador KMS, entonces nuestro Windows tiene fecha de caducidad. Podemos comprobarlo ejecutando el siguiente comando en una ventana de CMD:

slmgr.vbs /xpr

Comprobar validez licencia W10

Si nuestra licencia tiene fecha de caducidad, tendremos que ir pensando en renovarla. Si somos usuarios domésticos, y estamos viendo este mensaje, lo más seguro es que nos hayan vendido una clave de empresa. Y si hemos pagado un bien dinero por ella (en una tienda, por ejemplo) debemos plantearnos denunciar.

Por el contrario, si aparece el mensaje «El equipo está activado de forma permanente«, entonces no tendremos de qué preocuparnos, ya que la licencia de nuestro PC será totalmente válida. Y, si el mensaje indica que «Windows está en modo de notificación«, entonces nuestro sistema no está activado.

Comando Windows Activado

¿Qué versiones puedo activar con la clave de Windows?

Normalmente, cada versión tiene su propia clave. Y, hasta el lanzamiento de Windows 8, con cada actualización del sistema era necesario volver a pasar por caja y comprar una nueva para poder hacer uso de del nuevo sistema operativo.

Sin embargo, las cosas han cambiado. Con la llegada de Windows 8, y de todas las versiones posteriores del sistema operativo, Microsoft ofrece a los usuarios la posibilidad de actualizar las licencias antiguas a las nuevas versiones sin tener que pagar nada. Es decir, una actualización gratuita, siempre y cuando hayamos pasado ya por caja una vez.

Si tenemos una clave de Windows, eso sí, no vamos a poder usarla para activar una versión anterior del sistema operativo. Esta nos valdrá para cualquiera de las versiones lanzadas del sistema operativo (desde la 1507, lanzada en 2015, hasta la 21H2, lanzada en 2021, y futuras posibles actualizaciones). Pero lo que no nos permitirá será activar Windows con ella.

Por el contrario, la clave de Windows 10 nos permitirá activar Windows 11, siempre y cuando previamente hayamos actualizado el PC usando el propio asistente de actualización. De esta manera, no tendremos que volver a pasar por caja para poder usar el nuevo sistema operativo de Microsoft.

Tu licencia de Windows expirará pronto y otros problemas

Si hemos hecho un cambio importante en el hardware del ordenador, o hemos usado un activador para activar el sistema operativo de forma ilegal, puede que en cualquier momento nos encontremos con un mensaje como «Tu licencia de Windows expirará pronto«.

Tu licencia de Windows expirará pronto

¿Qué significa este mensaje?

Este mensaje indica que tenemos un problema con la licencia de Windows y que en unos días esta se desactivará. La mayoría de las veces suele ser por usar una licencia para empresas, ya que estas tienen una validez de 180 días (6 meses) y suelen depender de un servidor KMS para su reactivación.

Si tenemos una licencia Retail, puede que se trate de un error. Simplemente debemos activarla de nuevo y listo. Si es OEM, al estar vinculada a un hardware concreto, puede que tengamos más problemas. El servidor no nos dejará activar la licencia, pero podemos llamar por teléfono para intentar explicar el caso y, si tenemos suerte, podremos dar una segunda vida a nuestra clave OEM.

Solucionar problemas al activar Windows

Si tenemos problemas con la activación de Windows, el propio sistema operativo nos ayudará a solucionarlos. Dentro del menú de activación encontraremos un apartado desde el que podremos acceder a una herramienta para solucionar los problemas.

Solucionar problemas activar Windows 10 - 1

Al pulsar sobre ella se abrirá un sencillo asistente que comprobará nuestro PC y nos dirá qué posible problema de activación podemos tener. Además, nos ayudará a solucionarlo de la mejor forma posible.

Si no tenemos una licencia válida, aquí podemos conseguir una para activar Windows 100% funcional.

Os recordamos que, aunque por la red circulen una gran variedad de herramientas para no pasar por caja, no es recomendable utilizarlas. No se sabe qué esconden estas herramientas y, además de realizar cambios a la fuerza en el sistema (lo que a la larga suele causar problemas), estamos hablando de la seguridad, y después de los últimos meses que hemos pasado, es mejor no arriesgarnos a ser víctimas de un nuevo WannaCry.

Cómo pasar de Home a Pro

¿Qué ocurre si queremos cambiar la edición del sistema operativo? La mayoría de los equipos OEM vienen con licencias de Windows 10 u 11 Home. Aunque esta edición es suficiente para la mayoría de los usuarios, si queremos usar el Escritorio Remoto, o el sistema de virtualización Hyper-V, entonces tendremos que actualizar a la edición Pro.

Pasar de la edición Home a la Pro de Windows es muy sencillo. Tan solo debemos tener la clave de la edición Pro a mano, e ir al apartado para cambiar la clave de producto. Introduciremos la nueva licencia y listo. No tendremos que formatear ni perderemos ningún dato.

Tras activar la nueva clave de producto, el propio sistema operativo se actualizará para desbloquear las características de la edición profesional y listo. Ya tendremos el nuevo sistema Pro activado y totalmente funcional.

Activar Windows 10 con una clave de 7 o 8.1

Un detalle que ha tenido Microsoft con sus usuarios es brindarles la posibilidad de activar Windows 10 usando licencias de 7 o 8.1 auténticas. Para ello, lo que tenemos que hacer es tener instalado, y activado, el sistema original (7 u 8.1). Si ya lo tenemos, el siguiente paso será bajar una imagen ISO del sistema operativo.

Cuando tengamos ya la ISO en nuestro poder, entonces la abrimos con un compresor de archivos (como, por ejemplo, 7Zip, BandiZip o PeaZip), o la montamos en una unidad virtual. Con ella abierta, o montada, nos desplazamos a la carpeta «sources», y dentro de ella veremos un ejecutable llamado «gatherosstate.exe». Debemos copiar este archivo al escritorio de Windows 7, y ejecutarlo. Al momento veremos que aparece un nuevo archivo llamado «GenuineTicket.xml».

gatherosstate.exe

Dentro de él se encontrará toda la información relacionada con nuestro hardware. Ahora, solo nos queda copiar el archivo a un lugar seguro (por ejemplo, a una memoria USB) y proceder con la instalación del sistema desde cero. Cuando el asistente de instalación nos pida la clave, debemos omitir.

Ahora ya solo nos queda copiar el archivo identificador de nuestro hardware (GenuineTicket.xml) al siguiente directorio: C:>ProgramData>Microsoft>Windows>ClipSVC>GenuineTicket.

Una vez hecho, reiniciamos el ordenador una o dos veces y podremos ver cómo, al final, ha quedado activado con la licencia antigua. Ahora podemos usar sin problemas nuestro PC, ya que, además, la nueva clave habrá quedado vinculada a nuestra Cuenta Microsoft.

Desactivar y desinstalar una licencia

Puede ocurrir que lo que queremos no sea activar el sistema operativo, sino desactivarlo. Esto es menos frecuente, pero puede ser también necesario en caso de, por ejemplo, querer cambiar la licencia del PC para usarla en otro ordenador.

En este caso, lo que debemos hacer es abrir una ventana con permisos de Administrador, y en ella ejecutar los dos siguientes comandos:

  • slmgr /upk
  • slmgr /cpky

El primero de ellos nos permitirá eliminar la clave de activación del equipo, mientras que el segundo eliminará el rastro de ella del registro del sistema.

Borrar clave registro Windows 10

Una vez hecho, ya solo nos quedará reiniciar el PC y, cuando arranque de nuevo, podremos ver que, efectivamente, ya no tiene ninguna clave vinculada. Entonces ya solo nos quedará volver a activar nuestro ordenador con la nueva clave para que este vuelva a funcionar.

Windows 10 sin clave de activación

Descargar KMSpico para activar Windows

Además de los métodos anteriores que hemos visto para activar el sistema operativo y poder usarlo sin limitaciones, también hay un método alternativo al que recurren algunos usuarios: KMSpico. Tal como aseguran sus creadores, este programa nos permite activar Windows gratis para siempre aprovechándose de la tecnología “KMS” (Key Management Service) de la que hemos hablado en puntos anteriores. Este programa instala su propio servidor KMS falso en el sistema, con una clave falsa, y engaña tanto al sistema como a Windows Update para que piense que tiene una clave real.

Aunque puede resultar tentador, usar este programa conlleva varios problemas. El primero de ellos, y el más lógico, es que no se trata de un programa de fiar. Los antivirus lo detectan a menudo como una amenaza que, además de activar Windows de forma ilegal, puede usarse para hackearnos y colar otro tipo de malware en el sistema. Además, por mucho que los desarrolladores nos garanticen que el programa es seguro, debemos recordar que ha sido diseñado en Rusia, por lo que, ya de entrada, no depara nada bueno.

virustotal kmspico

Teniendo en cuenta que podemos conseguir claves OEM de Windows, 100% legales, por menos de 5 euros, ¿merece la pena arriesgar nuestra seguridad, y exponernos a problemas legales, por usar este programa?

Limitaciones de un Windows sin activar

Hace tiempo, si caducada la licencia o había un problema con la activación, nuestro sistema operativo quedaba totalmente inutilizado hasta que no lo activáramos de nuevo. Y la limitación era tal que ni siquiera podíamos iniciar sesión. Sin embargo, poco a poco estas limitaciones han ido cambiando, y hoy no son más que meras molestias relacionadas con la personalización del sistema.

Windows 10

A diferencia de otras versiones del sistema, que cuando caducaba la licencia quedaban inutilizadas hasta que se activaban de nuevo, 10 es mucho más permisivo. Podremos seguir usando el sistema operativo de Microsoft, pero con una serie de limitaciones:

  • No podremos cambiar el fondo de pantalla.
  • Muchas opciones del panel de Configuración están limitadas.
  • Ninguna posibilidad de personalización (colores, fuentes, temas, etc).
  • No permite personalizar la pantalla de bloqueo.
  • Limitadas algunas opciones de configuración de la barra de tareas.
  • Bloqueados los ajustes de personalización del menú inicio.

Todo lo demás funcionará sin problemas, a pesar de ver avisos que nos pedirán que activemos el sistema operativo. Y, tras activarlo, estas limitaciones desaparecerán.

Windows 11

Con Windows 11, las limitaciones son muy parecidas a las de su predecesor. Igual que ocurre con su predecesor, podemos optar por instalar el sistema sin clave, y podremos usarlo sin limitaciones ni restricciones muy duras durante todo el tiempo que queramos. Eso sí, lo que no vamos a poder hacer con este sistema operativo es:

  • Personalizar. Ninguna opción de personalización estará disponible.
  • Veremos una marca de agua en el escritorio que nos recordará que el sistema no está activado.
  • Aparecerán mensajes de vez en cuanto que nos pedirán una licencia.
  • Veremos un aviso, en el panel de Configuración, que nos pedirá la clave.

Una vez activado el sistema con su correspondiente clave podremos seguir utilizándolo con total normalidad, y las limitaciones que acabamos de indicar desaparecerán. En cualquier caso, si al cabo de un tiempo se detecta que la clave no es original, entonces se volverán a aplicar las limitaciones.

21 Comentarios