Llega la build 19645 a Windows 10 con mejoras de audio y Linux

Aunque Windows 10 20H2 ya debe estar en sus fases finales del desarrollo, aún quedan casi 6 meses para que podamos actualizar a esta nueva versión. Mientras que May 2020 Update sigue llegando poco a poco a más usuarios, Microsoft sigue dando forma a la que será la segunda actualización de este año, 20H2, antes de empezar con el desarrollo de 21H1, que comenzará a desarrollarse este mismo mes. Y, por lo que parece, además de corregir errores, Microsoft guarda también algún que otro as en la manga de cara a esta nueva actualización.

Una semana más, los usuarios Insider de Windows 10 acaban de recibir una nueva actualización para el sistema operativo de Microsoft: la build 19645. Esta nueva compilación acaba de llegar a todos los usuarios suscritos al anillo anticipado de este programa y, gracias a ella, pueden seguir teniendo una toma de contacto con las mejoras y novedades que Microsoft está preparando para la segunda actualización de este 2020.

Instalar build 19645

Novedades de la build 19645

Poco a poco, el sistema operativo va evolucionando. Muy atrás queda el sistema que vimos en 2015, y es que, para bien, ha mejorado muchos de los aspectos de este SO, alejándose, por suerte, de todo lo heredado de Windows 8. Ahora, con esta nueva build Insider, podemos encontrarnos con otras novedades, como las que vamos a ver a continuación.

Controlar el volumen de Windows desde el móvil

El pasado mes de abril Microsoft anunció una novedad relacionada con el audio del sistema operativo, aunque esta novedad aún no estaba disponible para el público general. Esta nos permitía controlar el volumen de nuestro PC desde el móvil a través de la app Tu Teléfono del sistema operativo.

Ahora, cuando reproduzcamos música, nuestro móvil estará sincronizado con Windows 10. Podremos cambiar las pistas de audio, controlar el volumen y hasta elegir distintas fuentes desde las que reproducir la música en nuestro PC.

Esta función aún puede tener fallos, ya que está en una fase experimental. Pero lo que sí es seguro es que formará parte de la versión final de Windows 10 20H2.

Mejoras en WSL y virtualización

Otra de las novedades de esta nueva versión de Windows 10 está relacionada con Linux y el subsistema de Windows. A partir de ahora, el Kernel Linux ya no forma parte de Windows, sino que se descarga y actualiza a través de Windows Update. Esta iba a ser una de las muchas novedades que traería WSL2 con el lanzamiento de la May 2020 Update, aunque finalmente fue retrasada. Por fin, llegará a todos los usuarios con Windows 10 20H2 el próximo otoño.

También se ha añadido soporte para la virtualización «Nested Virtualization» de AMD.

Errores solucionados

Como no podía ser menos, la nueva build 19645 de Windows 10 20H2 también trae varios errores solucionados para que, poco a poco, vaya siendo lo más estable posible:

  • Solucionado un problema con las memorias eMMC que hacía que el ordenador se bloqueara al salir de suspensión.
  • Solucionados múltiples errores de los teclados IME.
  • Corregido un error que hacía que las miniaturas de la barra de tareas no se mostraran correctamente.
  • Solucionado un error que impedía usar correctamente la escritura a mano.
  • Corregido un fallo que hacía que, al redimensionar un programa, este se minimizara en lugar de adaptarse al nuevo tamaño.
  • Corregido un fallo en Windows Hello al intentar mejorar la precisión del reconocimiento facial.
  • Solucionado el error 621 al usar tarjetas inteligentes.

Fallos aún por solucionar

Y, para finalizar, Microsoft ha publicado la lista de errores aún por solucionar, lista que, por cierto, es ya bastante pequeña e indica que Windows 10 20H2 tiene su versión RTM a la vuelta de la esquina:

  • Se está investigando un error que hace que las actualizaciones de Windows lleven mucho tiempo para instalarse.
  • Los iconos de descargas y documentos del panel de privacidad de Windows no se muestran.

En cualquier momento Microsoft dará por finalizado el desarrollo de Windows 10 20H2 y dará el salto a 21H1, la actualización del año que viene que seguirá dando forma a este sistema operativo.

Trabajando en el futuro

Con esta build casi sin errores pendientes, Microsoft sigue pensando en el futuro. Y no solo en la siguiente actualización, que será la 20H2, sino en el 2021, un año que, sin lugar a duda, va a dar mucho de qué hablar. Sin ir más lejos, el año que viene Microsoft tiene planteado lanzar dos nuevas actualizaciones de este SO: la 21H1, en la primera mitad del año, y la 21H2 en la segunda mitad. Estas actualizaciones seguirán siendo parches menores, de mantenimiento, centrados en corregir errores y mejorar el funcionamiento general del sistema en vez de en añadir nuevas características al SO. Con ellos, la versión 2004 de Windows 10 llegará a la cima de su desarrollo.

Pero Microsoft guarda un as en la manga. Como hemos podido saber, Windows 10 va a ser un sucesor: Windows 11. El nuevo sistema operativo será presentado a mediados de 2021, y llegará como una versión mejorada de Windows 10, dándole al sistema un toque mucho más moderno y actualizado. Veremos una nueva barra de tareas centrada, un nuevo menú inicio, esquinas redondeadas y mucho más. Eso sí, también van a cambiar los requisitos mínimos para garantizar que el nuevo sistema operativo funciona bien. Y uno de estos requisitos será contar con un chip TPM 2.0, un chip que dejará sin soporte a una gran cantidad de usuarios.

Windows 11 será un sistema operativo totalmente gratuito para los usuarios que ya tengan en su poder una licencia de Windows 10. Y, además, la actualización se realizará a través de Windows Update, igual que si se tratase de una versión más. Y, por ahora, será opcional, por lo que no tendremos la obligación de instalarla.

Si no queremos dar el salto al nuevo sistema operativo, o nuestro PC no es compatible, no tenemos por qué preocuparnos, al menos por ahora. Microsoft ha asegurado que su actual sistema operativo, Windows 10, seguirá recibiendo soporte y actualizaciones hasta 2025. Una vez llegado ese año, el futuro de este sistema es incierto, pero lo más probable es que, finalmente, termine como un sistema obsoleto y todos los usuarios den el salto a Windows 11. El tiempo lo dirá.

¡Sé el primero en comentar!