Colocar la barra de tareas de Windows en el lado que quieras

La barra de tareas de Windows ha estado desde siempre en la parte inferior de los ordenadores. No por nada en especial, sino porque se creó ahí desde el principio y, hasta el día de hoy, sigue siendo su posición por defecto. Sin embargo, también es cierto que desde siempre Microsoft ha permitido a los usuarios mover esta barra de inicio a los lados de la pantalla para aquellos que prefirieran trabajar de esta manera. Y con Windows 10, por supuesto, aún es posible hacer esto.

Los monitores modernos tienen resoluciones panorámicas, es decir, son más largos que anchos. Estando la barra de tareas de Windows en la parte inferior, y las barras de tareas de las aplicaciones normalmente en la parte superior, tenemos poco espacio vertical para el contenido (un documento de Word, una web, etc), y demasiado espacio a los lados de la pantalla, espacio que normalmente no se usa.

En Linux, los escritorios como GNOME y Unity habilitan la barra de tareas en la parte izquierda de la pantalla. MacOS tiene una fina barra en la parte superior, donde se encuentra los menús, y el dock, que se oculta automáticamente, en la parte inferior. Sin embargo, la mayor parte de los usuarios de Windows tienen su barra de inicio en la parte inferior de la pantalla. Y no la mueven, ya sea por costumbre o porque no saben cómo hacerlo.

Escritorio Windows 10 con barra de tareas abajo

Sin embargo, colocar la barra de tareas de Windows 10 en un lado de la pantalla es muy sencillo. A continuación os explicamos cómo hacerlo. Antes de nada, lo primero que debemos tener en consideración es la importancia de este elemento en Windows. Decimos esto porque probablemente no nos daríamos cuenta de ello hasta que empezase a fallar, o sencillamente no pudiésemos usarla. Como seguramente ya sabréis de primera mano, en este elementos tendremos a colocar accesos directos a los programas que más usamos en el día a día.

De este modo podremos ponerlos en marchar en cualquier momento, estemos trabajando en lo que estemos trabajando. Es además muy personalizable y se adapta a las necesidades de cada usuario, que es precisamente de lo que os hablamos aquí. A su vez en la Barra de tareas el propio sistema por defecto coloca una serie de iconos y elementos que igualmente considera de enorme importancia. Aquí hablamos del reloj, el acceso a la batería, a la conectividad, al menú Inicio, el cuadro de búsqueda, etc.

Cómo mover la barra de tareas de Windows 10 a un lado de la pantalla

En las versiones antiguas de Windows era posible mover la barra de tareas de un lado a otro de pantalla simplemente arrastrándola hacia el lado que quisiéramos. Esto nos obligaba muchas veces a bloquearla, porque seguro que alguna vez (sobre todo en Windows XP o antes) la hemos movido de sitio sin querer, o hemos cambiado su grosor.

En Windows 10 la cosa ha cambiado. Microsoft ha añadido la opción de cambiar la ubicación de la barra de tareas de Windows en el menú de Configuración del sistema operativo. Para llegar a ella no tenemos más que abrir este menú, e ir al apartado Personalización > Barra de tareas. También podemos llegar haciendo clic con el botón derecho sobre la taskbar y abriendo su configuración. Como os podréis imaginar, aunque en un principio y desde hace años estemos acostumbrados a colocar este elemento en la parte inferior del escritorio, la cosa puede cambiar.

De hecho si probamos otras posiciones alternativas, es posible que nos demos cuenta en seguida de que colocarla en la parte superior o en uno de los laterales de la pantalla, sea más cómodo su uso. Por tanto veamos cómo podemos hacer estas pruebas con la Barra de tareas en Windows 10.

Abrir configuración barra de tareas Windows 10

Una vez dentro del menú de Configuración encontraremos una opción llamada «Ubicación de la barra de tareas en pantalla«.

Configurar la barra de tareas en Windows 10

Si hacemos clic sobre el desplegable podremos ver la posibilidad de elegir dónde queremos colocarla. Por defecto estará anclada en la parte inferior, pero podemos colocarla arriba, a la derecha o a la izquierda. Por tanto, como os podréis imaginar, no tenemos más que seleccionar la opción que más nos interese en ese momento concreto.

Elegir posición de la barra de tareas en Windows 10

Cada posición de la pantalla tiene sus propias ventajas. Seguramente al principio nos resulte raro tener esta barra de tareas, por ejemplo, en el lado izquierdo de la pantalla. Sin embargo, pronto podremos ver que a este lado de la pantalla es realmente útil tener la barra de inicio. Además el menú inicio queda perfectamente ajustado a esta posición. De todos modos esto que os contamos también dependerá en gran medida del tipo de uso y del tipo de programas que normalmente ejecutemos en el sistema operativo.

En cualquier momento podemos volver a colocar de nuevo esta barra de tareas en la parte inferior de la pantalla. Basta con volver al menú de Configuración y elegir en su ubicación la parte inferior. Así todo volverá a ser como ha sido siempre.

Arrastrar la barra de tareas

Por defecto, en Windows 10 la barra de tareas está bloqueada. Por lo tanto, si intentamos arrastrarla no vamos a poder moverla. Sin embargo, si nos gusta hacer las cosas a la antigua usanza, aún podemos hacerlo. Lo que debemos hacer es desmarcar la opción de «bloquear la barra de tareas» que podemos encontrar al hacer clic con el botón derecho sobre ella.

Desbloquear barra tareas Windows

Al hacerlo, la barra de tareas ya no estará bloqueada, y podremos moverla libremente donde queramos. Para ello, simplemente tendremos que hacer clic en cualquier punto de esta y, manteniendo el botón pulsado, arrastrarla hasta donde queramos. Podemos colocarla en cualquier lado de la pantalla, o en la parte superior.

Una forma más rápida de mover esta barra de tareas a cualquier parte de la pantalla, lo que nos permite hacer las pruebas de las que os hablábamos antes, de un modo más rápido y efectivo. De hecho esto es algo que podremos repetir tantas veces como estimemos oportuno para ir probando las diferentes posiciones para la Barra. Es más, también podemos colocarla en un lugar u otro con este método, dependiendo de lo que tengamos en ese momento en pantalla.

Alternativas a la barra de Windows 10

Además de la barra de tareas original de Windows, que está disponible para todos los usuarios, en la red podemos encontrar distintos programas, o docks, que nos permiten complementarla para poder tener nuestros programas mucho más a mano.

Uno de estos programas es Switch. Este software nos permite tener una segunda barra de tareas en Windows, similar al dock de macOS, en la que podremos anclar todas las aplicaciones que queramos para tenerlas siempre a mano en nuestro escritorio. Este software es gratuito y de código abierto, y podemos bajarlo desde este enlace a GitHub.

Otro software similar que podemos instalar es RocketDock. Este programa nos ofrece un clon del dock original de macOS con una interfaz agradable y limpia en la que podemos colocar todos los atajos que queramos para facilitar el acceso a los programas y la organización. El programa está un poco desactualizado, pero sigue siendo totalmente funcional. Podemos bajarlo desde este enlace.

3 Comentarios