Exprime al máximo tu Raspberry Pi con estos sistemas operativos

Exprime al máximo tu Raspberry Pi con estos sistemas operativos

Rubén Velasco

El Raspberry Pi es uno de los micro-ordenadores más populares que podemos encontrar en toda la red. Por menos de 40 euros vamos a poder tener un dispositivo con el que poder hacer cualquier cosa que nos imaginemos, desde convertirlo en un ordenador personal, totalmente funcional, hasta montar una retro-consola o usarlo como un servidor conectado a la red. Las posibilidades del Raspberry Pi son casi infinitas. Y lo único que necesitamos para exprimir su potencial es usar el sistema operativo correspondiente.

Este micro-ordenador utiliza arquitecturas ARM de 64 bits (sus versiones más modernas). Por lo tanto, no vamos a poder instalar en él los mismos sistemas operativos que podemos instalar, por ejemplo, en un PC. Windows 10, por ejemplo, no está disponible (de forma oficial) para estos PCs, igual que tampoco podremos instalar Ubuntu desktop.

Raspberry Pi OS / Raspbian – El sistema operativo principal

Raspbian

Raspberry Pi OS, antes conocido como Raspbian, es el sistema operativo oficial para este micro-ordenador. Esta distro Linux está basada en Debian y trae todo lo necesario para permitirnos sacarle todo el provecho a este micro-PC. Esta distro está optimizada para funcionar en equipos ARM, y viene con una gran cantidad de paquetes y programas previamente instalados. Raspberry Pi OS utiliza un escritorio PIXEL (Pi Improved X-Window Environment, Lightweight) basado en LXDE que es a la vez útil y ligero.

Podemos encontrar 3 ediciones diferentes de esta distro:

  • Completa: viene con el escritorio PIXEL y una gran cantidad de programas recomendados para empezar a usar la distro desde el primer momento.
  • Estándar: viene con el escritorio y los programas básicos, sin software recomendado adicional
  • Lite: la imagen mínima basada en Debian. Esta ocupa 400 MB y trae lo justo para que arranque el dispositivo, pero es el usuario quien tiene que instalar los programas que necesite.

Podemos descargar Raspberry Pi OS gratis desde aquí.

RISC OS Pi, otra alternativa para nuevos usuarios

RISC OS Pi

Si Raspberry Pi OS no acaba de convencer, los usuarios pueden recurrir a otros sistemas operativos alternativos para hacer un uso general del micro-ordenador. Y uno de estos es RISC OS Pi. Este sistema operativo está pensado para un usuario, para abrir las aplicaciones de una en una. Esto puede verse como una limitación, sobre todo si estamos acostumbrados a usar muchos programas a la vez, pero hay que destacar que RISC OS Pi ocupa tan solo 16 MB de memoria y cuenta con una curva de aprendizaje muy sencilla.

RISC OS se puede obtener desde la web de esta distro y como parte del paquete NOOBS.

Usar el Raspberry Pi para jugar

Uno de los usos más comunes del Raspberry Pi es convertirlo en una controla retro. Muchos montan máquinas arcade para jugar usando este micro-ordenador, y otros aprovechan para guardar y gestionar sus bibliotecas de juegos desde él.

Sea como sea, hay una gran cantidad de distros para el RPi que nos van a permitir montar nuestra propia consola retro con emuladores de forma muy sencilla.

Lakka, tu retro-controla ligera y sencilla en el Raspberry Pi

Juegos PlayStation LakkaLakka nos trae una distro Linux muy ligera especialmente diseñada para ejecutar los emuladores de RetroArch. Esta distro nos muestra una interfaz similar al XMB de PlayStation desde la que vamos a poder tener acceso a todos los emuladores de LibRetro para centrar el uso del Raspberry Pi al 100% en el retrogaming. Sin duda, es una de las mejores distros para retrogaming que podemos instalar en este micro-ordenador. Aunque es cierto que no es la distro más intuitiva o la más agradable visualmente.

Podemos bajar Lakka gratis desde su página web. También viene incluido en el paquete de distros NOOBS.

RetroPie, la retro-consola más completa

RetropieRetroPie es otro proyecto similar a Lakka que busca convertir nuestro micro-ordenador en una retro-consola. Esta distro es compatible con todas las versiones del Raspberry Pi, además de soportar otros micro-ordenadores similares, como los ODroid. Incluso podemos encontrarlo para PC.

Esta distro ejecuta por debajo una versión completa de Raspbian, por lo que, además de poder usar todos los emuladores de RetroArch, también vamos a poder salir a Raspbian y usar cualquier programa de este Linux. Por encima de RetroArch, esta distro ejecuta EmulationStation. Este frontend nos permite ver mucho mejor las consolas y los juegos que tenemos, pero la experiencia nos ha demostrado que puede darnos problemas con los controles de los juegos. También podemos encontrar otros programas preinstalados, como Kodi.

RetroPie es una distro más completa, y más cuidada, que Lakka, pero también más pesada y redundante. Podemos bajarla gratis desde aquí.

Recalbox, punto medio entre Lakka y RetroPie

RecalboxRecalbox es otra distribución más para el Raspberry Pi pensada para el retrogaming. Esta distro se sitúa en un punto intermedio entre Lakka y RetroPie. Esta distro está basada en Linux, y viene por defecto con los emuladores de Libretro, junto con el frontend de EmulationStation, además de traer otros programas, como Kodi, para darle mayor utilidad.

Entre sus inconvenientes podemos destacar los problemas con el mapeo de mandos de EmulationStation. Siendo sinceros, RetroArch tiene un frontend muy agradable y sencillo que hace que los frontend adicionales, como EmulationStation, sean innecesarios.

Podemos bajar esta distro desde su página web.

Ubuntu Retro Remix, un script para convertir Ubuntu en un sistema retro

La verdad es que Ubuntu Retro Remix no es una distro como tal, sino más bien un script que nos permite convertir fácilmente Ubuntu en una distro gaming para el Raspberry Pi. Ubuntu Desktop no está disponible para este micro-ordenador, pero sí que podemos instalar Ubuntu Server, la edición de servidor de esta distribución.

Podemos descargar este script de forma gratuita desde aquí. Su desarrollo aún está muy verde, pero si queremos una alternativa curiosa, podemos tenerlo en cuenta.

Centro multimedia en el Raspberry Pi

Además de jugar, el Raspberry Pi puede convertirse muy fácilmente en un centro multimedia. De esta manera, por ejemplo, podemos conectarlo a la TV para reproducir cualquier peli o serie que le pasemos por un USB, así como encargarse de la transmisión del contenido a través de la red local.

LibreELEC, la forma más rápida de llevar Kodi al Raspberry Pi

LibreELEC con KODI

Si quieres tener Kodi en el Raspberry Pi, LibreELEC es la mejor distro que encontrarás para este fin. Esta distro utiliza un Linux «Just enough OS» sobre el cual se ejecuta Kodi por defecto. No tiene más. Simplemente un Linux con los componentes necesarios para arrancar y ejecutar Kodi. De esta manera, podemos aprovechar al máximo los recursos y evitar tener funciones y herramientas que no necesitamos dentro de nuestro SO.

Podemos bajar LibreELEC desde aquí. También viene incluido dentro de NOOBS.

Pi MusicBox, tu completo centro de música

Pi MusicBoxPi MusicBox nos permite montar nuestro propio Spotify con las canciones y la música que nos gusta. Esta distro actúa como una jukebox donde centralizar toda la música que tengamos a nuestro alcance. Este sistema puede conectarse a servicios de streaming, como Spotify o YouTube Music, además de permitirnos cargar música en MP3 desde un USB o desde una tarjeta de memoria.

Permite escuchar la música en local, o a través de distintos protocolos, como DLNA, OpenHome o AirPlay.

Podemos descargar esta distro desde su web.

OSMC, otra opción para usar Kodi en el RPi

OSMC

Esta distro es similar a LibreELEC, ya que su principal finalidad es permitirnos ejecutar Kodi en el Raspberry Pi. Sin embargo, OSMC no se basa en el concepto JeOS, sino que utiliza como base Debian, lo que permite darle muchos más usos.

OSMC es más compatible con micro-ordenadores y con software que LibreELEC, pero en cambio es bastante más pesada, consume muchos más recursos, por lo que podría ir lenta.

Podemos bajar esta distro gratis desde aquí.

Distros avanzadas para todo tipo de usuarios

Karmbian OS, convierte el Raspberry Pi en una herramienta de hacking

Karmbian OSKarmbian OS es una distro para el Raspberry Pi, y otros micro-ordenaodres, que buscan traer a estos dispositivos la distro de hacking ético Kali Linux, junto con todas sus herramientas. Es cierto que Kali Linux se puede utilizar sin problemas en un Raspberry Pi, pero la verdad es que la usabilidad de esta distro sobre ARM deja mucho que desear. Y esto es lo que soluciona esta alternativa.

Podemos bajar todo lo necesario para poner en marcha esta distro desde su repositorio en GitHub.

Windows 10 IoT Core, Microsoft en el Raspberry Pi

Windows 10 IoT Core

Aunque Windows 10 no se puede instalar oficialmente en el Raspberry Pi, hay una edición de Windows, oficial, que sí se puede instalar aquí: la IoT. Windows 10 IoT es un sistema operativo pensado para automatización, para controlar el Internet de las Cosas. Microsoft ha querido llevar este sistema operativo al Raspberry Pi como parte de su intento de conquista hacia el Internet de las Cosas.

Un sistema operativo poco útil para un usuario medio, pero que puede ser interesante en determinados proyectos. Podemos bajarlo desde aquí.

OpenMediaVault, para montar tu propio NAS

OpenMediaVault

Un NAS es un dispositivo que podemos conectar a la red y que puede habilitar determinados servicios (especialmente de almacenamiento) a todos los equipos de la red. Mientras que los NAS comerciales tienen un precio bastante elevado, si tenemos a mano un Raspberry Pi, vamos a poder convertirlo en un NAS, totalmente funcional, gracias a OpenMediaVault.

Esta distro nos permite habilitar o deshabilitar los procesos y servicios que necesitemos, así como poder hacer uso de determinados protocolos dentro de la red. Toda esta distro se puede administrar fácilmente de forma remota desde su panel web. Además, es compatible con configuraciones RAID. Todo lo que podemos tener en un NAS, pero de forma mucho más económica.

Podemos bajar esta distro gratis desde este enlace.

Alpine Linux, distro centrada en la seguridad

Alpine Linux

Alpine es una distro con un concepto muy interesante. Esta es una distro muy minimalista e independiente centrada especialmente en permitir a los usuarios montar redes e infraestructuras seguras. Es una distro muy pequeña y simple, no ocupa más de 50 MB. Y son los propios usuarios los que deben adaptarla a sus necesidades según el uso que la vayan a dar.

Podemos bajar Alpine Linux para el Raspberry Pi desde aquí.

Ubuntu para Raspberry Pi

Ubuntu es la distro Linux más conocida y usada dentro de los entornos de escritorio. Sin embargo, la edición que vamos a encontrar para el Raspberry Pi no es la misma que podemos encontrar en PC. Para este micro-ordenador, lo que podemos descargar e instalar es Ubuntu Server, la edición de servidor. Esta es una distro minimalista, sin escritorio, pensada para que los usuarios (o mejor dicho, los administradores de sistemas) puedan personalizarla a su gusto.

Podemos convertir Ubuntu Server en una distro con escritorio, sin problemas. Pero no es lo ideal. Aun así, si estamos interesados en esta distro podemos bajarla gratis desde la web de Canonical.