Conoce KaOS, una distro Linux con escritorio KDE para quienes buscan optimizar recursos y trabajar mejor

Aunque Ubuntu es la distro Linux más conocida y utilizada, los usuarios que llevan ya un tiempo utilizándola empiezan a replantearse otras cosas. Eso les lleva a descubrir y probar una gran variedad de distribuciones Linux de todos los sabores, encontrando algunas enfocadas para usuarios avanzados, otras para imitar y sustituir a Windows y otras que cuidan hasta el más pequeño detalle y ofrecen a los usuarios un excelente entorno para trabajar y optimizar los recursos en el día a día. Este es el caso de KaOS.

KaOS es una distribución Linux que comenzó sus andadas en 2013 y que, a día de hoy, es la preferida por la mayoría de los usuarios que deciden probarla. Como indican sus creadores, esta distro utiliza el Kernel Linux, aunque también se están planteando dar el salto al Kernel illumos (Unix) en un futuro. Lo que no cambiará bajo ningún concepto de esta distro es el escritorio elegido, KDE, así como Qt como toolkit base.

KaOS capturas

Características y requisitos de KaOS

El diseño de esta distro es muy sencillo y se divide principalmente en 3 partes:

  • Core: contiene los paquetes necesarios para que el sistema arranque, se comunique con la BIOS y haga funcionar el hardware.
  • Main: incluye todas las bibliotecas, drivers extra y firmwares necesarios para que pueda funcionar el escritorio y las aplicaciones.
  • Apps: incluye todos los paquetes vistos y usados por los usuarios, desde el escritorio KDE (Frameworks, Plasma y apps) hasta las aplicaciones que se pueden instalar.

Los desarrolladores de KaOS aseguran que su sistema funciona a la perfección con cualquier ordenador de 2007, incluso anterior. Para instalarlo se necesitan 8 GB de espacio en el disco duro (aunque se recomienda tener 25 GB) así como 2 GB de memoria RAM para una mejor experiencia de uso. También se necesita un procesador de 64 bits.

Rolling Release: imprescindible para cualquier distro Linux que se precie

KaOS ha apostado por un modelo de desarrollo Rolling Release. Es decir, no tendremos que descargar e instalar grandes paquetes de actualización para tenerla al día como ocurre en Linux, sino que bastará con descargar las actualizaciones cada vez que se publiquen para tener el sistema y todos los componentes (incluso el Kernel y los controladores) al día.

Por ello, cuando instalemos esta distro en nuestro ordenador ya podremos olvidarnos de su mantenimiento. Con solo utilizar el gestor de actualizaciones incluido podremos estar seguros de tenerla siempre al día.

KaOS Escritorio

KaOS no es para jugar. La falta de soporte para 32 bits lo impide

En los últimos años se ha popularizado bastante el juego en Linux gracias a Steam y a Wine. Estas dos aplicaciones, igual que muchas otras (como Skype) no se pueden instalar y utilizar en este sistema debido principalmente a que sus desarrolladores han decidido que tener que empaquetar 200 paquetes más solo para unas pocas aplicaciones de 32 bits no está justificado.

Si el día de mañana Steam o Wine dan el salto a los 64 bits, entonces sí podrá ser utilizado sin problemas. Sin embargo, hoy por hoy, es algo inviable que debemos tener en cuenta.

KaOS Prueba 2

Cómo descargar e instalar KaOS en nuestro PC

Igual que cualquier otra distro Linux, o sistema operativo, para instalar KaOS en nuestro ordenador, lo primero que debemos hacer es descargar la última versión desde su página web.

Una vez descargada la ISO de esta distro, entonces simplemente nos quedará grabarla a un USB (o a un DVD) y arrancar el ordenador con ella. Completamos el proceso de instalación y ya podremos empezar a disfrutar al máximo de este sistema operativo.