Microsoft simplifica Windows Server: todas las ediciones serán LTSC

Windows Server es una edición especial del sistema operativo de Microsoft. Esta edición está especialmente pensada para ejecutarse en todo tipo de servidores, ya que son ediciones pensadas especialmente para controlar dominios y ofrecer ciertos servicios a través de la red. Hasta ahora, el desarrollo de esta edición de Windows ha ido a la par que la de la versión de escritorio. Es decir, recibiendo nuevas versiones cada 6 meses, algo inadmisible dentro de un entorno de servidor. Por suerte, la cosa va a cambiar a partir de la próxima versión.

Junto con Windows 11, Microsoft va a lanzar su nuevo Windows Server 2022. Esta nueva edición del Windows de servidor va a llegar con varias características muy interesantes para estos equipos, como, por ejemplo:

  • Seguridad multi-capa avanzada.
  • Funcionalidades híbridas con Azure.
  • Plataforma de aplicaciones flexibles.

Pero, sin duda, la novedad más interesante que nos vamos a encontrar se encuentra a la hora de analizar el soporte del nuevo Windows Server 2022. Y es que, por suerte, rompe con lo que hemos visto en esta última versión y vuelve a los orígenes.

Panel seguridad Windows Server 2022

El nuevo Windows Server será siempre LTSC

Los últimos Windows Server 2016 y 2019 han ido recibiendo actualizaciones cada 6 meses, igual que la versión de escritorio de Windows 10. Sin embargo, cada una de estas versiones cuenta con una edición especial LTSC, de soporte extendido, que permitirá seguir usando estos sistemas con soporte hasta 2026 y 2029 respectivamente.

Con el lanzamiento de Windows Server 2022, Microsoft quiere simplificar todo esto y ofrecer a los usuarios una única edición de servidor: la LTSC. El nuevo Windows para servidores recibirá actualizaciones de características cada 2 años (también serán LTSC) y cada una de estas versiones contará con 10 años de soporte.

Durante todo el ciclo de soporte de las ediciones LTSC, Windows solo recibe actualizaciones de mantenimiento (corregir errores y parches de seguridad), pero no recibe ninguna característica o funcionalidad adicional.

Este cambio será bien recibido por los administradores de sistemas. Estos no pueden permitirse actualizar los servidores dos veces al año. Y, de esta manera, podrán olvidarse de actualizar sus servidores, sin correr ningún riesgo, durante los próximos 10 años.

Eso sí, Microsoft seguirá ofreciendo una modalidad de actualizaciones semi-anual (es decir, nuevas versiones cada 6 meses) enfocada principalmente a los servidores dedicados a la virtualización por contenedores y a los microservicios. Y esta estará disponible a través de Azure Stack HCI.

¿Cuánto soporte le queda a mi servidor?

Como hemos dicho, Windows Server 2016 (versión 1607) y 2019 (versión 1809) serán versiones de soporte extendido que seguirán recibiendo actualizaciones hasta 2027 y 2029 respectivamente. Sin embargo, ¿qué pasa con el resto de las versiones de servidor que han recibido nuevas versiones cada 6 meses?

Actualmente, Windows Server tiene, dentro de su canal semi-anual, tres versiones en marcha: 1909, 2004 y 20H2. La primera de ellas dejó de tener soporte en mayo, por lo que los servidores que la siga ejecutando estarán en peligro. La segunda, la 2004, dejará de tener soporte el próximo mes de diciembre, mientras que la versión 20H2, la más reciente de servidor, tendrá soporte hasta mayo de 2022.

Un soporte muy caótico, en todos los sentidos, que por suerte se va a solucionar con la llegada del nuevo Windows Server 2022.

Fuente > Microsoft

¡Sé el primero en comentar!