Llega Windows 365, y este es su precio: ¿merece la pena comprar un PC?

Hace unas semanas ya os hablamos de Windows 365. Este es el nuevo sistema operativo de Microsoft, un Windows como servicio que nos permite tener nuestro PC en la nube, y acceder a él, y a todos sus datos, desde la nube. Aunque es un servicio pensado, sobre todo, para profesionales, cualquier usuario puede contratarlo si quiere para empezar a trabajar con él. Sin embargo, ¿realmente merece la pena?

¿Cuánto tengo que pagar por Windows 365?

Este nuevo Windows como servicio funciona de forma similar a los servidores que podemos alquilar en Internet. Es decir, pagaremos más o menos en función de la potencia que queramos. Las modalidades más básicas nos permitirán hacer un uso de programas ofimática (en la nube, eso sí) y un uso muy muy sencillo del PC. Por otro lado, las más potentes están pensadas para desarrolladores de software, creadores de contenido y mucho más. Entre estas dos modalidades podemos tener otras 10 configuraciones diferentes.

Precios Windows 365

Entonces, ¿cuánto cuesta? Microsoft, por fin, ha revelado los precios oficiales de su Windows 365. La modalidad más básica, que nos sirve para más bien poco, tiene un coste de 24 dólares al mes. Y la más cara, la más potente, 162 dólares al mes. Desde luego, unos precios que no están al alcance de todos.

Teniendo en cuenta que un ordenador básico (más potente que la versión más sencilla de este Windows 365) tiene un coste de 300 euros, en poco más de un año habremos amortizado la inversión del portátil. Y lo mismo ocurre con la modalidad más cara si tenemos en cuenta que un PC gaming puede rondar los 1500-2000 euros; igualmente, en poco más de un año y medio ya estaremos ahorrando. Incluso aunque tengamos que comprar la licencia de Windows, nos sigue saliendo bastante más barato.

Recordamos que, como Windows como servicio, el pago de Windows 365 es indefinido. Es decir, tendremos que pagar siempre por él cuando queramos usarlo, pero en el momento que dejemos de pagar perderemos el acceso a él, y todo el dinero que hayamos pagado a lo largo del tiempo quedará en nada.

Si quieres darle una oportunidad, puedes hacerlo desde este enlace. Y, tal como reportan algunos usuarios que lo han podido probar, el arranque del PC virtual tarda bastante tiempo y, una vez arranca, nos permite conectarnos a través de Escritorio Remoto desde cualquier dispositivo. Y su funcionamiento es acorde a la potencia que hayamos contratado.

Dos ediciones de Windows 365

Microsoft ofrece a los usuarios dos ediciones diferentes de Windows 365. Por un lado, tenemos la «Business«, la más sencilla. Esta nos permite controlarla con un clic, usar una configuración sin dominio y solucionar problemas automáticamente reiniciando el servidor. También cuenta con Cloud Save, para optimizar el almacenamiento de Azure a favor de OneDrive.

Y la segunda edición es Windows 365 Enterprise. Esta es la más completa, pensada para los clientes más exigentes. La única característica que comparte con la Business es la Cloud Save, añadiendo además actualizaciones auto-servidas, integración con sistemas de impresión universales, integración con APIs, imágenes personalizadas, Microsoft Endpoint Manager, reportes y monitorización de los puntos finales, análisis de salud y acceso a la Advanced Microsoft Endpoint Manager.

Como vemos, Microsoft no nos ofrece una edición Home ni una edición Pro. Está claro que Windows 365 no es un sistema operativo que debamos usar en nuestro día a día en casa, sino que está pensado para empresas, tanto grandes como pequeñas. Su precio no es que sea precisamente barato, pero ahorra gastos de infraestructura y mantenimiento. ¿Tendrá éxito? El tiempo lo dirá.

¡Sé el primero en comentar!