Posiblemente no conoces estas versiones de Windows inacabadas

A estas alturas, al menos por el momento, nadie duda de que Windows es el sistema operativo referente en los equipos de sobremesa. Esto no tiene pinta de cambiar, por lo que Microsoft es la encargada de esto siga así por muchos años. Pero hay versiones de Windows que no llegaron a existir, aunque fueron parte de los planes de los de Redmond.

Con Windows 10 a la cabeza en estos instantes en cuanto a uso y penetración de mercado, el gigante del software lleva años ofreciendo sistemas, plataformas y programas para llegar hasta aquí. De hecho desde la primera versión de lo que es hoy día Windows, han pasado décadas, al tiempo que éxitos y rotundos fracasos para esta firma en concreto.

Seguro que la mayoría de vosotros recordáis con afecto versiones como Windows XP y Windows 7 ya prácticamente desaparecidas. Por el contrario, también las hay que no tuvieron ni mucho menos la aceptación esperada entre el gran público. Este es el caso de Vista o ME, entre otros. Eso sí, lo que quizá no todos sabéis, es que al mismo tiempo hubo proyectos o versiones de Windows que finalmente fueron cancelados por los de Redmond.

Nos referimos a sistemas operativos planeados o comenzados por la empresa de software, pero que finalmente se cancelaros. Para los que no los conozcáis, os hablaremos de estas versiones de Windows que no llegaron a existir.

Explorador Archivos Windows 95 Versiones de Windows

Windows Cairo

Esta fue una versión del sistema operativo que Microsoft anunció allá por 1991 y a la que se le dio el nombre en clave de Cairo. Entonces la firma se puso manos a la obra en su desarrollo en 1992, trabajo en el que estuvo involucrada hasta el año 1995. Sin embargo a pesar de todos los esfuerzos que se pusieron en el proyecto el mismo finalmente fue cancelado.

Pero no todo el trabajo fue en vano, ya que parte de sus características pasaron a otros proyectos, como por ejemplo sucedió más tarde con Windows NT 4.0, que se creó sobre esa base.

Windows Nashville

También podemos mencionar a Windows Nashville, un sistema operativo que en un principio se pensó que podría ser un digno sucesor del popular Windows 95. De hecho se planeó que  fuese el segundo sistema de la familia Windows 9x, todo ello basado en un núcleo 4.10. El proyecto como tal dio comienzo a lo largo de 1995 y se quería lanzar al año siguiente. Pero también terminó en el olvido, aunque parte del mismo pasó a formar parte de Windows 98, entre otros proyectos.

Windows Neptune

Seguro que al mismo tiempo muchos de vosotros también echáis de menos Windows NT, otro de los referentes de la marca. Pues bien, al hablar de Neptune, nos referimos a la que iba a ser la primera versión de Windows NT para usuarios doméstico. Su desarrollo se realizó entre los años 1998 y 1999, y su lanzamiento se planeaba para 2001. Pero este fue otro sistema que no acabó bien, ya que a principios de 2000 fue cancelado y se unió al proyecto Odyssey, todo para acabar formando parte del mítico a la vez que querido Windows XP.

Windows Odyssey

Para aquellos que no lo sepáis, este otro amago de software, en un principio se iba a convertir en el sucesor de Windows 2000. Su desarrollo se llevó a cabo de forma paralela a Neptune, del que os hablamos antes, pero este también se canceló. Pero no todo se perdió, ya que al igual que el caso anterior, Odyssey acabó siendo parte de XP. Por tanto, como vemos, aunque algunos de estos proyectos de sistema operativo de Microsoft nunca llegaron a ver la luz, sí que se incluyeron, en parte en proyectos a posteriori de gran importancia.

Windows Longhorn

Este es uno de los proyectos que no acabaron de lanzarse de Microsoft que más sonaron en su momento. Con Longhorn nos referimos a otra de esas versiones del sistema que estaba llamada a formar parte de la familia Windows y que comenzó a desarrollarse en 2002. En principio los planes eran que fuese una actualización menor para Windows XP. Sin embargo con el tiempo el proyecto empezó a crecer y se fueron añadiendo muchas más funciones y características.

Todo ello dio paso a un proyecto repleto de fallos de estabilidad, por lo que las primeras pruebas se volvieron altamente inestables y por tanto, no válidas. Llegó a tal punto que la empresa de software tomó la decisión de dar otro enfoque el desarrollo en 2004 y cancelar Longhorn. Finalmente todos estos esfuerzos acabaron derivando en el controvertido Windows Vista que tan poco gustó a la mayoría.

Windows Blackcomb

Por último os hablaremos de Blackcomb, el sistema operativo que en un principio iba a ser el sucesor de XP) pero con otras muchas funciones nueva que integraría. Pero con el paso de los meses Microsoft tomó la determinación de llevar varias de estas novedades al comentado antes, Longhorn. Esto desembocó en que cuando el desarrollo de Blackcomb cambió en enfoque, acabó en el proyecto Vienna y fue así como finalmente terminó viendo la luz Windows 7, que seguro que muchos aún añoráis.