Haz que Internet funcione más rápido en Windows con estos consejos

En estos momentos accedemos a Internet desde multitud de dispositivos, sea para una cosa u otra. De ahí que, dependiendo del tipo de uso de un determinado producto, su uso de la conexión varía. Claro está, los ordenadores basados en un sistema operativo Windows no iban a ser menos.

En nuestros equipos en estos momentos podemos llevar a cabo todo tipo de tareas relacionadas con el mundo online. Desde jugar, hasta algo tan simple como visitar webs, hacer videoconferencia, trabajar en la nube, etc. Además debemos tener muy presente que para todo ello las conexiones de las que disponemos van a jugar un papel vital en la mayoría de los sentidos, pero no en todos.

Lo que os queremos decir con esto es que al mismo tiempo, además de la conexión como tal o su tipo, aquí entran en juego otros factores. En primer lugar, como no podía ser de otro modo, debemos tener en cuenta lo que es el equipo como tal, pero no solo eso. Al mismo tiempo debemos saber configurarlo, además de utilizar esa conexión de la que os hablamos de la mejor manera posible. Con todo esto lo que realmente logramos es que podamos acceder a Internet de un modo mucho más fluido y rápido.

Esto es algo que, como no podía ser de otro modo, también podemos aprovechar en el PC con Windows 10, como veremos a continuación. Es por ello que en estas mismas líneas os hablaremos de la manera de hacer que Internet vaya más rápido en nuestro equipo basado en Windows 10.

Utilizar cable en lugar de WiFi

Siempre que sea posible y si el equipo lo permite, la mayoría tienen el pertinente puerto, debemos conectar el PC con Windows al router mediante cable en lugar de vía WiFi. Cierto es que este segundo método es más cómodo, pero notaremos de manera ostensible un aumento de rendimiento al usar el cable a través de un conector Ethernet. Claro está, siempre y cuando esto sea físicamente posible.

Acercar el router al PC con Windows 10 si usamos WiFi

Si no nos queda más remedio que utilizar la conexión inalámbrica WiFi para estas tareas, igualmente os recomendamos que acerquéis el equipo con Windows lo máximo posible al router como tal. Al mismo tiempo lo preferible es que no haya muros o elementos que puedan crear interferencias. Si lo logramos, también notaremos que el rendimiento de Internet en el sistema de los de Redmond es mucho más fluido.

Configurar otros DNS

Hay que tener en cuenta que el servidor DNS que tenemos configurado en Windows lo que hace es traducir los nombres de las webs en el navegador a direcciones IP para conectarnos. De ahí precisamente la importancia de configurar un buen servidor DNS, ya que así ganamos velocidad en cuanto al tiempo de acceso a estos sitios web. Es por ello que podemos cambiar los DNS que se establecen por defecto para elegir otros más rápidos.

DNS seguridad parental

Elegir el mejor navegador web

Otro de los pasos que podemos dar en este mismo sentido, es elegir un navegador más ligero o que al menos se adapte mejor a nuestras necesidades. Por regla general siempre nos decantamos por Chrome, Firefox o Edge, pero hay otras muchas alternativas más ligeras y de carga más fluida.

Cerrar programas que no usamos y consumen ancho de banda

Además, aunque pueda resultar un tanto obvio, es recomendable cerrar todas aquellas aplicaciones que usen ancho de banda pero que no estemos utilizando. De este modo el propio Windows asigna más ancho a lo que realmente nos interesa, ganado así en velocidad de conexión.